martes, 30 de diciembre de 2014

Ouija

No es la primera vez que has visto una película debido a que el tráiler te ha impactado y, después, en la película faltan imágenes... ¿No os ha pasado nunca? Porque a mí me ha sucedido tantas veces... Montones y montones de chascos, uno de ellas, con Ouija, esa peli de difuntos tan reciente que vio la luz por Halloween de 2014. Que si una boca cosida, que si una especie de agujero en la espalda, que si buenos sustos... Así, de apariencia, las pelis de miedo nunca pintan mal: sólo te queda arriesgarte y saber si te equivocabas o era una verdadera piltrafa. 

En este caso, podría decir que la película también tiene sus cosas positivas... Ésta nos cuenta la historia de un grupo de jóvenes que utiliza una Ouija para contactar con una amiga que ha muerto recientemente en muy extrañas circunstancias. Los problemas surgirán cuando, sin querer, invoquen a una presencia oscura... La misma que invocase su amiga fallecida pocos días antes de morir. 


Siempre me había creado curiosidad averiguar cuál era la procedencia de la Ouija y, para ello, me puse a investigar... Descubriendo que se trata de una adaptación de un juego de tablero de Häsbro... ¿Cómo? ¿Un juego para niños? Efectivamente: se trata de un juego de tablero pregunta-respuesta para comunicarse con los espíritus y que realmente, tiene poco de juego de mesas; la diversión consiste en mover el indicador por la tabla mientras se hacen preguntas en voz alta para irlas auto-respondiéndolas con las letras del tablero, con el sí, con el no, o con los números. No sé realmente qué pensar acerca de si el indicador se mueve solo o es movido por espíritus cuando hay unas cuantas personas tocándolo continuamente con sus manazas encima... Pero tampoco quiero comprobarlo. 


Por su parte, el inicio de esta película es prometedor... Si bien es cierto que el género está verdaderamente explotado (junto con el de exorcismos, casas encantadas y asesinos en serie), cuenta con numerosos viejos trucos de los de siempre, de los que todavía funcionan: planos fijos, fotografía oscura, subidas y bajadas de volumen o apariciones realmente aterradoras de las que te hacen saltar de golpe. Sin embargo, ese grupo de actores jóvenes e inexpertos le dan el típico aire de "película repleta de descerebrados que van a caer todos, empezando por la rubia." El resto, pues ya se puede prever... 

La película queda en eso: mucho ruido y pocas nueces... Otro intento insatisfactorio de resucitar el género ouija sin demasiado éxito. Las he visto mejores... Pero también las he visto peores, ¡y mucho peores! Ésta, al menos, entretiene a través de un polémico juego con algún que otro susto digno de mención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario