lunes, 12 de mayo de 2014

Ocho Apellidos Vascos

Ganas no... ¡Lo siguiente! Ocho Apellidos Vascos se había transformado en mi deseo cinematográfico actual... ¡Y no es para menos! Con tan buena crítica y tal recaudación en taquilla, no podía esperar más a verla... Y, visto el panorama y habiendo echado las risas pertinentes, no tengo para esta película más que palabras de elogio. Esta comedia española ha logrado calar en mi subconciente dejando una cosa clara: que los chistes de vascos siempre han hecho gracia. Los tópicos se amontonan en el argumento como pelusas en los rincones de una habitación, provocando la mayor de las alegrías o el peor de los odios entre los dos polos opuestos de la geografía española. 

La película se centra en el personaje de Rafa (Dani Rovira), un joven señorito andaluz que no ha tenido que salir jamás de su Sevilla natal para conseguir lo único que le importa en la vida: el fino, la gomina, el Betis y las mujeres. Todo cambia cuando conoce una mujer que se resiste a sus encantos: es Amaia (Clara Lago), una chica vasca con sentido nacionalista. Decidido a conquistarla, se traslada a un pueblo de las Vascongadas, donde se hace pasar por vasco para vencer su resistencia. Para ello, adpotará el nombre de Antxon y varios apellidos vascos: Arguiñano, Igartiburu, Erentxun, Gabilondo, Urdangarín, Otegi, Zubizarreta e, incluso, Clemente. 


El monologuista Dani Rovira nos descubre una faceta desconocida hasta la fecha como actor de un largo metraje, rodeado por dos personajes que salieron a la luz gracias a El Mundo es Nuestro (¡gran comedia también!): Alfonso Sánchez y Alberto López, dos especialistas en hacer reír al público con chistes de actualidad española, además del personaje de Carmen Machi. Todo se conjuga a la percepción en esta oda al País Vasco visto desde la óptica del desconocimiento: terrorismo, bombas y secuestros se mezclan y dan lugar a una comedia de humor muy destacable, energético y básico... No es necesario tener conocimientos de ingeniería para entenderlo y es para todos los públicos. 


Muy entretenida y alocada, al estilo americano pero con chistes nacionales, dispuesta a hacerte pasar un buen rato en tiempos de crisis. Si ya no reímos... ¿Qué nos queda? Y si para ello podemos apostar por las diferencias regionales tan cómicas de nuestro país, ¿no es genial? Es como si el año que viene deciden contrastar a los 'achos murcianos' con los 'paelleros valencianos'... ¿Y qué más da? ¿Por qué vamos a molestarnos? Hay peores cosas, tanto en el mundo con en España. 

Si todavía no has ido a verla... ¡No esperes más!

4 comentarios:

  1. Yo la he visto este fin de semana y está entretenida. Quizás me esperaba un poquillo más de ella por todas las buenas críticas que ha tenido pero bueno, me gustó igualmente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que está un poco sobrevalorada, pero cumple su objetivo: te hace reír a base de topicazos con actores de la comedia actual, :)

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Saliendo Dani Rovira...¡no la veo! soy una prejuiciosa, lo sé

    ResponderEliminar
  4. Si no te gusta Dani Rovira, lo entiendo... En esta película, tiene el típico papel en el que estamos acostumbrados verlo: humor basado en los topicazos, :)

    ResponderEliminar