viernes, 18 de abril de 2014

Psychophony

Psychophony es una de esas películas paranormalmente aburridas... Sí, justamente una de esas en la que no paras de bostezar y en la que lo primero que te viene a la cabeza es que el director se está quedando contigo. Se trata de una presunta reproducción de un experimento realizado con pacientes esquizofrénicos y que, sinceramente, vi porque me esperaba algo más grande o más efectivo. Vale que el experimento fue un completo fracaso, pero las interpretaciones dejan mucho que desear... Además del doblaje: nos hallamos ante la típica película rodada en catalán cerrado y doblada con las voces de los mismos actores, lo que convierte el sonido en una especie de broma en la que gestos y palabras no coincidirán nunca ni por casualidad. 

La película nos presenta al Dr. Bleuler, quien estudia si las esquizofrenias pueden tener un origen paranormal. La doctora Helena Jara, a partir de las anotaciones del Dr. Bleuler, intenta responder a la teoría, creando el experimento "Children’s Corner" en 2005. Para ello, encerrará a un grupo de pacientes en una casa con fama de sucesos paranormales, pero el experimento resultó ser un completo fracaso, tal y como se muestra en los archivos audiovisuales descubiertos un año después. Sin embargo, se registraron multitud de fenómenos paranormales y psicofonías, que es lo que se trata de demostrar en esta película.


Tal y como ya hemos comentado, esta película es la recreación de un experimento... Una especie de thriller independiente rodado en tan sólo diez días y protagonizado por la actriz de doblaje de (entre otras) Julia Roberts, Sharon Stone, Catherine Zeta-Jones y Michelle Pfeiffer. De hecho, es lo único agradable de la película: escuchar la contundente voz de Mercedes Montalá, sin altos ni bajos y con ese ligero acento catalán que la caracteriza, hace que la película valga la pena en el sentido de ser escuchada. 

Sin embargo, y bajo mi punto de vista, la escasez de medios les juega y mala pasada: el terror es totalmente ausente y, si realmente aguantas delante del televisor, es porque esperas que algo suceda... Algo que, por supuesto, no sucede. Es cierto que hay cine independiente que te deja con la boca abierta, pero no es este el caso... Ya que se trataba de la recreación de un experimento que calificaban de espeluznante, qué menos que poner todo de su parte para que sea así. 

¿Conclusión? Escoge otra película...

2 comentarios:

  1. No me llama nada. Así que... una menos. jejeje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que no te llame nada... En el cine catalán hay cosas mucho mejores (véase las de la saga de [REC]), :)

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar