martes, 8 de abril de 2014

Acoso del Más Allá (Arresto Domiciliario)

Al traductor español de películas americanas como Acoso del Más Allá habría que darle una muy merecida colleja... ¿En qué quedamos? ¿Acoso del Más Allá o Arresto Domiciliario? No es que sea relevante, pero de uno u otro título depende la acogida entre un determinado público, quien puede decidir optar entre un película de fenómenos paranormales frente a un thriller del montón, con sus tiros y sus polis... Sin embargo, y a pesar de semejante metida de pata, he de reconocer que la película me gustó bastante y responde perfectamente a lo que esperaba de ella... Es de esas de las que te sirve un argumento que, previamente, te ha vendido... Ni más, ni menos. 

El argumento sobre el que tanto hago hincapié nos presenta a Marnie Watson (Famke Janssen), quien sale de la cárcel en libertad condicional tras haber sido condenada por haber matado a su marido, un violento policía de Nueva York que la había maltratado durante años. Debe permanecer un año en arresto domiciliario con un localizador electrónico atado a su tobillo. El antiguo compañero de su marido la somete a una estricta vigilancia, esperando que viole la condena y que vuelva a prisión, pero lo peor no será eso: ahora su marido se ha convertido en un fantasma que habita la casa y quiere vengarse de ella. 


Lo cierto es que la película tarda un rato en arrancar y, cuando lo hace, tampoco es que lo haga de la forma más adecuada... Se nos presenta a una mujer que acepta desde el primer momento la presencia de un marido fantasma que va a fastidiarle la vida, lo que se convierte en un error de guión tan considerable que transforma la película en el colmo de la previsibilidad. No hay sustos ni sorpresas, pero sí algunas escenas interesantes y que merecería la pena recordar, como a Michael Pare de galán de los 80 a fantasma desdibujado... ¡Y no digo más! 


La ambientación es digna de mención, al igual que la atmósfera claustrofóbica... La crítica en general no es buena, pero yo no soy capaz de destriparla: me ha mantenido delante del televisor, las interpretaciones son bastante aceptables y hay alguna que otra escena que sí, que me ha gustado, con sus efectos digitales y todo. Y no puedo hacer otra cosa que recomendarla... No la ubicaría en el género del terror, aunque sí del suspense.

2 comentarios:

  1. Otra que me llevo apuntada. jejeje. Ya te contaré cuando la vea.

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura de que te va a gustar... Es un poco predecible, pero tiene sus escenas molonas, :D

    ResponderEliminar