lunes, 31 de marzo de 2014

La Casa de Rosewood Lane

Confieso que la primera vez que puse esta película acabé por quitarla... No sé si fue por su mediocre comienzo o por su lento desarrollo, pero no aguanté más de 40 minutos delante del televisor... Si la pregunta es si me dormí, os respondo que no, pero por muy poco (mi acompañante sí lo consiguió). Hace un par de días, buscando algún título interesante, apareció La Casa De Rosewood Lane como por arte de magia, como esperando ansiosamente ser vista, por lo que decidí darle una oportunidad... Luego me entero de que la echaron por televisión hace un par de días, pero ya era demasiado tarde: el daño ya estaba hecho. 

La película, así en materia argumentativa, no pinta mal si le damos la vuelta a la carátula... De hecho, hasta uno mismo puede pensar que se trata de una elección memorable: "Una terapeuta que trabaja en un programa de radio regresa a su pueblo natal tras la muerte de su padre alcohólico. Al llegar allí, descubrirá que todo el vecindario está aterrorizado por un joven repartidor de periódicos." 


¿Quién puede decir nada de esta película con una descripción así? Sólo lo podemos decir aquellos que hemos tenido lo que hay que tener para verla hasta el final... Confieso que la escogí por Rose McGowan, la chica eternamente joven que nunca me desagradó cómo actuaba (¿la recordáis la famosa serie Embrujadas? Aunque digáis que no, todos la seguíamos cuando éramos adolescentes). Sin embargo, esa lentitud en el desarrollo no había cambiado a pesar del tiempo que la había tenido haciendo polvo en la estantería... De hecho, no hubiese pasado nada porque hubiese pasado allí más tiempo. 


No es que la película no tenga originalidad... Porque tampoco sabría definir 'originalidad' en estos parámetros. La idea no es mala, pero está muy mal explotada: no se crea una atmósfera oscura y el guión apenas consigue llegar al telespectador. De hecho, éste es tan mediocre como el terror que se quiere transmitir... Si es que es terror y no un remix al más puro estilo 'Tracatrá Movie.' Sinceramente, me ha decepcionado bastante: tarda en arrancar y, cuando lo hace, coge 20 kilómetros por hora... Después, y cuando parece que por fin va a cobrar forma y se da lugar a alguna escena potente, te das cuenta de lo predecible que es todo y de que te vas a quedar igual que si no lo hubieses visto. 

¿Conclusión? Todavía estás a tiempo... Escoge otra cosa y hazte un favor.

2 comentarios:

  1. La dejaré pasar, aunque es verdad que al principio no parece que pinte mal.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es cuestión de gustos... Bajo mi punto de vista, su desarrollo es demasiado lento... Digamos que tarda mucho en suceder algo brillante.

    ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar