miércoles, 8 de enero de 2014

Carrie

¡Oh, vaya! Un fenómeno de masas parece que ha hecho acto de presencia en nuestras salas de cine... Más de dos años vendiendo el producto con escenas fugaces de sangre y unos increíbles efectos especiales para que, finalmente, el resultado fuese éste... No es una película para desmerecer, ni mucho menos, pero... ¿Era necesaria? Esa es la pregunta que nos hacemos tras habernos dejado caer en el sofá para 'disfrutar' la versión 2013 de Carrie, basada en la novela original de Stephen King y que pretende 'mejorar' la película original de los 70 de Brian De Palma. ¿Problema? Que el verbo 'mejorar' aquí no pinta absolutamente nada... Sobre todo si habéis visto la primera. 

Para los que no conozcáis ni la cinta ni el libro original, el argumento nos presenta a Carrie White, una adolescente que convive con una madre dominadora, a la que sus compañeros humillan constantemente y que posee poderes psíquicos que se manifiestan cuando se siente dominada por la ira. Tras sufrir la peor de las humillaciones el día del baile de graduación, la situación se le hará insoportable y arremeterá contra todo aquello que le rodea de la forma más cruel... 


El principal problema de la cinta lo tuvo el que realizó el casting de actores... Si Stephen King nos define al más borriquero de los cardos para protagonizar su novela, una chica que, además de poco agraciada, no era precisamente la simpatía personificada... ¿A quién narices se le ocurre buscar a Chloe Grace Moretz? Vamos, es exactamente igual a lo que el maestro describe... Si ya Sissy Spacek era demasiado guapa como para hacer de Carrie (sin embargo, era alta y huesuda, además de poseer un físico bastante masculino), Moretz se convierte en el colmo de la belleza y, la película, en un remake muy poco fiel al libro. 


El papel de Julianne Moore es, sin duda, lo mejor de una película que trata de calcar plano a plano y frase a frase, las ideas de De Palma... Eso sí, con la posibilidad de grabar en HD y con la última tecnología de móviles y tablets cada una de las humillaciones. El papel de la actriz, sin embargo, parece no haberse exprimido al máximo... ¿Quién no recuerda a aquella madre aterradora que dominaba a su hija bajo los presupuestos de la Iglesia Católica en su vertiente más conservadora? Y ¿quién no recuerda aquel crucifijo al que se le iluminaban los ojos? 

Por todo lo demás, destacar sus efectos especiales y lo actualizada que aparece a todos los niveles... A veces, demasiado para un libro que cumple este año de cuatro décadas. También, por qué no, lo aparatoso de sus muertes... Os recomiendo verla, simplemente, por pasar un rato agradable recordando un clásico totalmente renovado... 

2 comentarios:

  1. Muy triste lo que hicieron con esta película... por si no lo sabías, te lo cuento: El guionista Robert Aguirre Sacasa es MUY fan de Stephen King, por lo que escribió un guión totalmente fiel al original. Y eso es lo que se rodó, pero en el último momento alguien decidió hacer un montaje nuevo cortando un montón de cosas y dejando esta película como una especie de remake de la original... que evidentemente no la supera. En USA están pidiendo que en el Blu-Ray introduzcan el montaje original... que es el que yo quiero ver, pues cuando vi este montaje me pareció decepcionante.

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece muy triste que se hayan perdido montones de escenas para acabar quedando una copia barata de la cinta de De Palma... Si llega a ver la luz ese montaje original, ten por seguro que lo primero que haga será verlo, :)

    ResponderEliminar