miércoles, 27 de noviembre de 2013

Insidious Capítulo 2

Hacía tanto tiempo que no iba al cine... ¡Tanto! Que ya no recordaba que el asiento lo ponían ellos... Es que, ¡con estos precios no hay quien siquiera se arrime a las taquillas! Que tengamos que esperar esos tres días al mes que el cine cuesta 3€ para disfrutar de la cultura me demuestra que no hay derecho a lo que nos hacen. Bueno, a lo que iba... Tenía tantas pelis para elegir que, al final, me abrumé y opté por Insidious Capítulo 2, más que nada por conocer la continuidad del argumento que dejamos a medias hace un par de semanas. Y me reitero en lo que dije: estas películas dan miedo de verdad y te obligan a mirar bajo la cama antes de dormir, ¿alguien lo duda? 

La cinta comienza justo cuando acaba la otra, es decir, cuando Josh y Renai Lambert deciden mudarse con sus hijos a la casa de Lorraine, la madre de Josh, esperando olvidar el pasado y comenzar una nueva vida después de todos los episodios aterradores que han vivido. Pero pronto la familia empieza a experimentar extrañas visiones y fenómenos amenazantes que les obligarán a desentrañar el oscuro secreto que les ha dejado peligrosamente conectados con el mundo espiritual... Un secreto aterrador, sin duda. 


La secuela en sí no aporta grandes novedades; simplemente, se limita a ofrecer al público lo que pide: efectos sonoros, algún susto de vez en cuando y escenas que dejarán a más de uno blanquecino. A decir verdad, la crítica se ha cebado muy negativamente con ella... No sé si esperaban más o que, simplemente, la primera dejó el listón muy alto. Yo, sin embargo, me uno al grupo que demandará la tercera parte... Pues estas pelis, lo que tienen, es dejar el hilo abierto para futuras conjeturas. Muchas escenas son dignas del recuerdo, muy respetables para los amantes del género y de lo que parece ser una saga de éxito, de modo que no soy capaz de entender las opiniones negativas. 

De una manera muy brillante, la película genera intranquilidad y nerviosismo en el telespectador, sensaciones que se ven incrementadas con cada segundo que pasa o cada escena diferente. Aunque, debo confesarlo, esperaba algo más espectacular para el final y, cómo no, quiero reflejar mis temores de que esto se vuelva Paranormal Activity y empiecen a recrearse historias sin sentido que rodeen la primera, que es donde deberían haberse quedado. 

A pesar de todo, mi puntuación es muy elevada y mi recomendación más todavía... ¿A qué estáis esperando? Bueno, intuyo que al próximo mes en el que el cine esté al alcance de todos los bolsillos.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Las Huellas Imborrables

Como fan incondicional de la escritora sueca Camilla Lackbërg, no podía dejar pasar la oportunidad que me brindaba la vida de adentrarme en una de sus novelas hecha película. Si el argumento era tan bueno como cada uno de sus párrafos, la cosa pintaba no bien... ¡Pintaba estupendamente! Si bien es cierto que ya había leído al respecto y había podido comprobar cómo no iba a guardar una relación fidedigna con ninguna obra en particular (la miniserie que tienen preparada sí), Las Huellas Imborrables prometía regalarnos una noche entretenida de sábado, con suspense, asesinatos y un batiburrillo de los entrañables Erica y Patrick. 

Para los que no conozcáis la saga, la película empieza presentándonos la historia de Erica Falcks, autora de éxito de numerosos libros y cuyos padres morirán en un violento accidente de coche. Meses después, un hombre llegará a casa de Erica (ella ya está con Patrick y ya han tenido a su bebé) alegando que comparten madre y él es su hermanastro; sin embargo, ella no le creerá y le pedirá que se marche. Todo cambiará cuando su supuesto hermanastro sea encontrado asesinado días después y Erica empiece a rebuscar entre las pertenencias de su madre, descubriendo oscuros secretos de su pasado; unos secretos que alguien está tratando de mantener ocultos... Así es como Erica entrará en una red de mentiras y muerte. 


Si uno el fiel seguidor de la novela negra de Lackbërg enseguida podrá encontrar escenas de cada una de sus obras, pequeños resquicios, algunos detalles que enseguida identificará... Sin embargo, he de reconocer que esperaba más: la cinta no es mala (¡ni mucho menos!) pero las novelas originales dejan el listón demasiado alto... Tan alto que uno no puede dejar de lado el libro sin antes acabarlo. La película está muy bien, pero no es recomendable si esperas tanto como de cada uno de sus libros... Cada cual cumpliendo más expectativas que el anterior. 

No he encontrado ninguna crítica previa a esta película, aunque estoy segura de más de uno ya habrá podido hacerse su propia idea de la misma. Lo cierto es que he echado de menos una saga de cintas, una película por novela, empezando por La Princesa de Hielo y siguiendo un orden hasta Los Vigilantes del Faro, ¿por qué no? Si hasta con Crepúsculo lo han hecho, pero claro... No nos hallamos ante una literatura dirigida a un público adolescente donde prima el amor y las caras bonitas. 

No puedo decir que no me haya gustado... De hecho, ¡por fin he aprendido a pronunciar Fjällbacka! Que se pronuncia 'Fielbaca' o algo así... ¿A qué esperas para verla? Mejorarás mucho la idea que tienes del idioma sueco...