jueves, 14 de marzo de 2013

Elsewhere (Desaparecida)

Hace unos días y echando mano de la filmoteca, alcancé esta cinta... Elsewhere o Desaparecida, según quien la traduzca, peculiar thriller de asesinatos que me lleva a concluir que todavía podría haber sido peor. Con la guapísima Anna Kendrick como una de las protagonistas, se nos introduce en una trama bastante predecible desde el principio y con poco que exprimir, si bien es cierto que consigue entretener durante su larguísimo metraje (¡107 minutos, ni más ni menos!) y que... Bueno, eso, que podría haber sido mucho peor teniendo a un personaje 'crepusculero' en el elenco y, peor aún, como protagonista. 

La cinta comienza en una ciudad pequeña, donde mujeres desaparecen misteriosamente y a nadie parece importarle. Después de contarle a su mejor amiga Sarah que ella ha estado conociendo hombres online, Jillian desaparece. Ahora, las únicas pistas son su diario y un mensaje encriptado enviado de a su móvil... Al que le seguirán muchos más mensajes que no parecen estar escritos por la propia Jillian. 

El argumento es un tópico de películas de este tipo: amiga indecente desaparece tras exhibirse en bragas por Internet, mientras su pulcra y virginal amiga tiene que verlas y desearlas para encontrarla... Todo ello con la ayuda del friki baboso que pierde los gallumbos por la primera, aunque tiene toda la pinta de quedarse con la segunda porque ambos cuentan con la misma actividad sexual. A esta trama, se suman los chulitos de la edad que se acostaban con la primera, y la típica amiga extraña y retraída que aparece y desaparece para dar algún susto... El resumen digamos que me ha quedado bastante bien, y todo ello sin spoilear demasiado... Es una película de la que apenas se puede spoilear porque parece que todo está dicho desde el primer momento. 


Un telefilm de sábado por la tarde que poco tiene que envidiar a cualquiera de las emitidas por Antena 3. Un argumento preferiblemente para adolescentes, con la moraleja de "cuidado con las redes sociales" grabada a fuego y apenas se sale de ese estadio... Poco profunda y con una diversión justita o nula (se echa en falta algo más de humor amarillo para compensar). De todos modos, resulta digerible... Un poco interminable, pero suficientemente entretenida como para no hacer leña de ella. 

Deberíais verla... ¿Por qué no?

martes, 5 de marzo de 2013

Atrapados en Chernóbil

Del 1 al 10, le doy un 25 a este director por atreverse a cruzar 'la línea' de una zona radioactiva para regalarnos semejante escenario... Todos los días de mi vida me dedico a buscar lugares con unas características similares, con una soledad y un silencio difíciles de soportar y que, para coLmo, hayan sido escasamente 'violados' por la mano humana... Quiero decir, que todo siga tal y como quedó en un determinado año: sin pintadas, sin saqueos... Sin derribo intencionado. Atrapados en Chernóbil puede que no tenga un argumento demasiado atractivo... De hecho, no es una gran película de terror... Ni siquiera sería capaz de encuadrarla dentro del género, pero el lugar de rodaje resulta increíblemente adecuado: Prypiat. Alguna vez habréis oído decir que un suceso catastrófico es capaz de dejar su huella... Y, por mucho que pasen los años, esa huella continuará marcada como si hubiese sido ayer. 

Sin embargo, el argumento es verdaderamente simple y repetitivo: un grupo de amigos que están pasando las vacaciones en Europa van a a parar a Prypiat, una ciudad abandonada en Ucrania tras el accidente de la central nuclear de Chernóbil. Pronto, y a través de diversos sucesos, se darán cuenta de que no están solos... Alguien habita en lo que creían solitario y abandonado.


Lo cierto cierto es que la película está falta de suspense en general y, además, juega con un aspecto en su contra: en ocasiones, frivoliza o, incluso, juega a la comedia con un tema tan serio como fue el accidente de Chernóbil, que se cobró la vida de cientos de personas, maquinando hacia el hecho de que la radiactividad sigue viva en los cuerpos de ser nos identificados que han mutado o yo qué sé.

A pesar de ello, la imagen es poderosa... Esa feria abandonada... Ese edificio en el que todavía parece que quedan restos de vida... Lugares poco explorados y con mucho sustrato que han dado lugar a una película carente de tacto... Podría haberse exprimido más la posibilidad de Prypiat, dejándose de tópicos y optando por algo más de suspense... Provocando saltos imprevistos en la butaca o quién sabe si incluyendo algún tipo de fenómeno paranormal.


El argumento no me ha dicho nada (podréis comprobar que poquito he hablado de él), pero volvería a verla una y otra vez sólo por el hecho de perderme en Prypiat, de sentirme una más en la noria, en esa especie de discoteca de techo acristalado... Increíble, de verdad... Para verla en HD y no perderse ni un detalle. 

domingo, 3 de marzo de 2013

Mamá

Guillermo del Toro ha regresado, una vez más, a lo grande... Fantasía y terror se conjugan en una experiencia emocionante con Mamá, una película para pasar miedo, reír y sufrir algún que otro susto, sobre todo aquellos amantes del terror selecto, y quienes no necesiten pasar un rato repugnados con sangre y vísceras. Una verdadera delicia, con un argumento perfectamente orientado a un fin, un material prometedor y dispuesto a meterse al público en el bolsillo... Y vaya que lo consigue: está siendo un completo éxito en los cines. 

La película comienza hace cinco años: el mismo día en que su madre fue asesinada, las pequeñas Victoria y Lilly desaparecieron en el bosque. Buscadas incansablemente por su tío Lucas (Nikolai Coster-Waldau) y su novia Annabel (Jessica Chastain), son encontradas unos años más tarde. Las pequeñas se han adaptado a la vida en el bosque: caminan a cuatro patas, comen con las manos y se comportan de una forma verdaderamente salvaje. Comenzarán, entonces, una nueva vida de la mano de Annabel, pero pronto descubren que alguien o algo misterioso las sigue arropando por las noches... 


Una película que me ha sorprendido muy gratamente... No me confieso fan de Del Toro, la fantasía no es mi fuerte y uno sabe a qué atenerse cuando se planta delante de una de sus cintas, pero Mamá me ha gustado... Un argumento bastante creativo... Si bien no innovador, vuelve a hacer un batiburrillo de terror, fantasía y drama muy a su estilo, con elementos digitales escalofriantes y un ambiente creado con destreza y buena práctica. Sin embargo, echo de menos algún que otro sobresalto entre tanta belleza: la ausencia de momentos para el recuerdo y mirar debajo de la cama brillan por su ausencia. Aunque, como no, pueden verse bien sustituidos por las escenas tan simpáticas que provocan este par de niñas salvajes mientras caminan a cuatro patas o comen con las manos... Todo es valorable.  

De todos modos, lo cierto es que la película no ha triunfado de la manera tan 'positiva' que se esperaba... Muchas son las personas que hablan bien de ella, pero el terror tan selecto se transforma en drama desde el comienzo, para luego complicarlo con las pinceladas de fantasía tan típicas de este director. Lo que sí puedo afirmar es que, a pesar de lo negativo que uno puede leer, la película obliga a mantenerse activo en todo momento, expectante y tenso, a la espera de decisiones, sustos, sucesos... 

Totalmente recomendada, sobre todo para los fans de Guillermo del Toro. Muy en la línea de todo aquello a lo que nos tiene acostumbrados después de que (al menos yo) le conociera con El Laberinto del Fauno.