jueves, 3 de octubre de 2013

La Casa al Final de la Calle

Hace ya un par de semanas que vi La Casa al Final de la Calle: me pareció la típica película de casas oscuras y asesinos en serie, dispuesta a hacerme pasar un buen rato sin levantarme del sofá... O esa era mi intención. Además, después de haberme quedado tan satisfecha con Más Allá de la Muerte, la peli de hoy lo tenía ya un poco perdido antes de empezar... Debía superarla con creces y, aunque no lo consiguió, reconozco que me dejó un buen sabor de boca gracias a una serie de giros de guión que me hicieron comprenderla bastante después de haberla visto. Sin embargo, y por desgracia, le falta chispa a la hora de desarrollar la historia... Con un argumento tan bueno como el que nos quieren mostrar, sobra carnaza y falta sal, pues al final pasa lo pasa: "Venga, vale... Ya que estoy, la termino de ver."

De buenas a primeras, el argumento parece bastante simple: todo comienza cuando una chica adolescente se muda junto a su madre a un nuevo pueblo, descubriendo que su casa esta frente a otra en la que tuvo lugar un doble asesinato. Según cuentan la hija, que padecía algún tipo de trastorno mental, mató a sus padres a cuchilladas... Las cosas comenzarán a complicarse cuando la joven se hace amiga de un chico que sobrevivió a la masacre, el hijo mayor que, por aquellos entonces, no vivía en la casa.


Destacaría de la película a Jennifer Lawrence... Lástima que pase tan desapercibida. Por lo demás, lo que aparentemente podría ser una película de casas encantadas y fenómenos paranormales, no es ni por asomo nada de eso: ni asesinos en serie, ni fenómenos paranormales... ¡Ni ná de ná! Al fin y al cabo, es una película más de suspense, con una fotografía muy muy decente (eso sí) y alguna escena digna de mención y que logra confundir al telespectador. Pero, por todo lo demás, apenas pasaría el cinco, y sólo porque me ha pillado en un buen día...

Este tipo de historias están ultra agotadas y extra exprimidas... No hay nada de nuevo en ellas, excepto algo en alguna que pueda escaparse... En ésta, destacaría ya no sólo su comienzo, en el que una serie de asesinatos se desarrollan en una atmósfera terrorífica y te llenan de expectativas, sino también las últimas escenas, las que de verdad nos dan a entender el verdadero sentido del a película. Todo lo demás lo considero normal, de película de casas baratas del montón.

Aún así, y como en esta vida he visto cosas muchísimo peores, os animo a verla para que os quitéis la espinita de no haberla visto (si queréis, claro).

2 comentarios:

  1. Está entretenidilla, a mí todas las de este estilo me gustan. jejeje. No soy muy exigente con el género.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me entretuvo bastante... Ya te digo que podría haber sido peor. ¿Lo mejor? Para mí, el principio, con la escena 'asesinato-atroz y a lo bestia', y ese final tan extraño que tiene... Que no deja claro nada, y lo deja todo, :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar