miércoles, 2 de octubre de 2013

Después de la Vida

No esperaba gran cosa cuando vi esta película... De hecho, la carátula de Más Allá de la Vida me pareció más bien cutre y no me decía nada... Pero, a falta de género de 'calidad', le di una oportunidad... Además, reconozco que el protagonismo de Liam Neeson y Christina Ricci me llamó bastante la atención y consideré que podía ser un buen partido, sobre todo si de muertos iba la cosa... A Neeson le va la intriga, y a la Ricci no le queda nada mal el maquillaje putrefacto (¿quién no recuerda Los Adams o Casper?), así que de aquello podría salir un batiburrillo bastante interesante. Cosa que, después de verla, no dudo en absoluto... 

La película comienza cuando, tras un horrible accidente de tráfico, la joven Anna (Christina Ricci), a la que dan por muerta, despierta y se encuentra a Eliot Deacon (Liam Neeson), el director de la funeraria, preparándola para ser enterrada. Confusa y aterrorizada, Anna descubre que Eliot puede comunicarse con los difuntos. Atrapada en la funeraria y condenada a aceptar su propia muerte, intentará escapar de semejante pesadilla con la ayuda de su novio Paul (Justin Long). 


Lo que más me gusta de la película ya no son sólo sus giros de guión, que te hacen dudar de si la protagonista está viva o muerta de verdad, sino su enjundia... Su mensaje final: por más que tu vida sea monótona y aburrida, sólo tienes una... Disfrútala al máximo porque, cuando la pierdas, ya no habrá vuelta atrás... El tiempo perdido no vuelve y la vida es justo eso: vida, un preciado tesoro del que muchos no pueden disfrutar. Todo ello junto a un uso muy inteligente del color rojo, resaltado exageradamente de cualquier otro color, la convierten en un producto original, más dramático que terrorífico y que dan ganas de volver a verla. 

No es una película redonda, pero lo que sí tengo claro es que es verdaderamente original, dando un enfoque al tema de la muerte que podría desembocar en numerosos debates: ¿está Ricci verdaderamente muerta, o es Neeson un psicópata sin escrúpulos? ¿Necrofilia o verdaderas conversaciones con los muertos? Personajes muy bien construidos y maquillados, creíbles y en unos escenarios perfectamente ambientados, así como la fotografía... Además, con un buen mensaje que aportar al mundo. 

Lo de si la Ricci está muerta o no, eso ya lo dejo a vuestro criterio...

2 comentarios:

  1. No la conocía de nada, pero suena bien. Le echaré un vistazo

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que te va a encantar... Ya no sólo por el argumento en sí, el cual te mantendrá bastante liado: es ese mensaje final... Esa enjundia... ¡Recomendadísima!

    ResponderEliminar