sábado, 17 de agosto de 2013

Apartamento 1303: La Maldición

Tras buscar y rebuscar un argumento que ya no sólo llamase mi atención, sino que consiguiese crispar mis nervios... No tuve éxito (como de costumbre), así que me decanté por Apartamento 1303: la descripción tenía buena pinta, había fenómenos paranormales por medio y la crítica no la recibía, precisamente, con los brazos abiertos... Por tanto, ¿por qué no darle una oportunidad? Pero claro, ¿acaso soy un justiciero como para andar perdonando vidas? Encontrar semejantes castañas no es más que la recompensa por ser tan confiada... Un remake de una película japonesa de 2007... La cosa aparentaba bien, hasta que dejó de aparentarlo. 

La cinta comienza dando sus peculiares explicaciones al hecho de que, aunque el apartamento 1303 sea céntrico y bonito, todas las chicas que entran a vivir en él acaban saltando al vacío desde sus ventanas. La última en suicidarse ha sido una joven que desconocía la historia, y su hermana no logra comprender qué ha podido ocurrir; sólo piensa en la extraña expresión que tenía su hermana momentos antes de saltar. En su intento por encontrar una explicación, se mudará al apartamento 1303 y descubrirá que, entre las paredes del apartamento, hay mucho más horror del que se puede ver, incluido el fantasma de su hermana, que lucha por descansar en paz. 


Así, aparentemente, el argumento está bastante visto: terror y casas encantadas; pero, si a todo ello sumamos que nos hallamos ante el remake americano de una cinta ya poco exprimible, el resultado puede ser... Pues lo que hoy os traigo: incomprensión, escasos efectos y una Rebecca de Mornay a la que le cuesta mucho hacer de borracha. Si ya la historia es monótona de por sí, los personajes sobreactuados y la escasez de terror en sí mismo la convierten en un suplicio insoslayable, el cual acaba cuando eres capaz de darle al Stop del mando a distancia. 

A todos aquellos que hayáis intentado verla o, simplemente, hayáis dudado, os pido por favor que os decantéis por la versión japonesa de la cinta... Yo lo tengo pendiente, ya no sólo por quitarme este extraño sabor de boca, sino por el hecho de ver el argumento original de la mano de (espero) un director que se decante por los planos fijos y el terror inesperado. La crítica le dedica palabras mucho mejores así que, para mí, está claro.

4 comentarios:

  1. Yo la vi la semana pasada y es verdad que es mala. Y eso que yo con el terror no soy muy exquisita. jejeje.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La cinta tiene muchas carencias... Esperaba más, sinceramente... Porque, además de que el argumento está muy visto, no se lo curran, jejeje.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. es muuuuyyy malaaa!! quedaron muchos vacios!! e incognitas , como por ejemplo : ¿ Por qué carajos la poseta se ve desde dos puntos distintos? Acaso era "la poseta maldita" :D o habian dos? o tal vez los fantasmas la corrian?
    P.d Poseta= Inodoro
    p.d 2 : Esa peli debiíó llamarse la poseta maldita del apartamento 1303 :d jjjjjj

    ResponderEliminar
  4. Estoy contigo, Elisabeth: la película es muy mala y está muy mal realizada... Además, lo del inodoro es muy llamativo: en aquel momento no me di cuenta, pero ahora que lo dices... ¡Es bastante curioso! :D

    ResponderEliminar