domingo, 21 de julio de 2013

Stoker

Por fin he visto esta película y, sinceramente, tenía muchísimas ganas de que mi televisor la reproduciese. Stoker es una de esas cintas que se venden bien... ¿Que podrían ser mejores? También, todo es mejorable, pero sus brillantes actores y esa atmósfera inquietante la convierten en una producción elegante, tan sobria como las vestimentas de sus protagonistas y tan ejemplar como sus giros de guión, recubiertos por una capa de tensión erótica que la convierten en un pastel de chocolate crujiente listo para llevárselo a la boca. 

La película comienza con un suceso verdaderamente trágico: cuando India Stoker (Mia Wasikowska) pierde a su padre (Dermot Mulroney) en un trágico accidente de coche el día en que cumple 18 años, por lo que su vida se hace añicos; su impasible comportamiento oculta profundos sentimientos que sólo su padre comprendía. Cuando su tío Charlie (Matthew Goode), hermano de su padre del que desconocía su existencia, aparece por sorpresa en el funeral, éste decide quedarse una temporada en casa de India y de su inestable madre (Nicole Kidman). Aunque al principio desconfía de su encantador y misterioso tío, pronto se da cuenta de que tienen mucho en común... Más cosas de las que ella imaginaba. 


Mia Vasikowska se muestra implacable, fría y espeluznante en esta mezcla exquisita de thriller, terror y drama, donde cada mínimo detalle es importante para un buen curso del argumento. Una atmósfera tan siniestra perfectamente completada por Matthew Goode y su profunda mirada, esos ojos suyos con esa peculiar forma de dirigirse a la cámara. Es, simplemente, perversa, erótica y sellada por la pulcritud de la imagen y el sonido, con un despliegue narrativo nada despreciable y unos diálogos resultones. 


Cinta muy detallista e inteligente, apta para los telespectadores más selectos... Con un final un tanto desconcertante y poco realista, pero acertado para el curso que se había seguido hasta el momento. No podría decir si es predecible o no, porque eso no es lo importante: lo verdaderamente relevante es ver... Contemplar cómo se desarrollan los hechos, verlos, escucharlos y disfrutarlos, regocijándose entre tanta buena selección.

Si con tan buena crítica no te animas a verla... Algo falla. 

2 comentarios:

  1. En esta ocasión si que disfruté la peli pero al igual que te pasó a ti, el final es lo que menos. Pero en general está bastante bien. El ambiente parece que traspasa la pantalla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Una película con la que disfruté, y de las pocas que recuerdo 'decentes' y que hayan visto la luz este año... ¡Estamos totalmente de acuerdo! El ambiente parece que te envuelve hasta hacerte formar parte esencial del argumento, :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar