domingo, 16 de junio de 2013

Emergo (Apartamento 143)

Regresamos con una de las millones de películas que se amontonan en torno al subgénero de la actividad paranormal 'cámara en mano', el cual intenta sin mucho éxito hacerse un hueco por todos los medios dentro del cine de terror. Emergo empuja y empuja, tratando de llegar hasta donde en su día llegó El Proyecto de la Bruja de Blair o, incluso, la primera de Paranormal Activity... Sin embargo, y a pesar de introducir un elemento tan novedoso como es un grupo de entendidos en el tema con todos sus chismes, este tipo de argumento está tan gastado como la piedra del mechero de Bob Marley. 

Con la anterior descripción, prácticamente lo he dejado claro: la película se centra en cómo un grupo de parapsicólogos que tienen material de alta tecnología se adentran en una casa en la que ocurren sucesos extraños a investigar. Sin embargo, pronto su investigación se convertirá en algo muy peligroso... Sobre todo cuando la hija adolescente comience a demostrar extraños comportamientos. 

Traducida al español como Apartamento 143, lo cierto es que la película, además de parodiar programas como Cazadores de Fantasmas, no aporta nada nuevo o, al menos, nada que no esperásemos encontrar de la mitad en adelante. El comienzo es esperanzador, potencialmente atractivo y creador de una atmósfera que genera expectativas a tutiplén. Sin embargo, el desarrollo posterior nos demuestra que no: hemos confiado sustancialmente en la promesa de un subgénero más que exprimido y nos hemos vuelto a dejar llevar por cuadros que se giran solos y extrañas criaturas que aparecen a su antojo regalando sustos de segunda categoría. 


A pesar de todo, la fórmula continúa funcionando... Nos mantenemos pegado al televisor, que al fin y al cabo es lo que realmente importa, esperando que se produzca 'eso' que tanto nos ofrecen... Y 'eso' que, por cierto, aquí no llega a aparecer. Por este motivo, la recomiendo única y exclusivamente si no tenéis nada mejor que ver... En caso contrario, abandonadla al fondo de la estantería hasta que llegue esa ocasión. 

A pesar de ser una producción española con actores americanos, no... No me ha llegado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario