martes, 2 de abril de 2013

Los Ojos del Mal

Cuando escogí entre mis películas disponibles Los Ojos del Mal, esperaba un verdadero bodrio... De hecho, cualquier cosa podría parecerme un bodrio teniendo en cuenta la iba a ver justo después la genial escenografía de Atrapados en Chernóbil (que no digo el argumento). Sin embargo, la cinta me sorprendió bastante... A ver, no quiero que penséis que es la nueva Ben Hur y que es digna del triple de Óscars que ésta última; sin embargo, y a pesar de lo extraño de su desarrollo, cuenta con algunos momentos 'estelares' que te dejan buen sabor de boca, sobre todo cuando una busca una peli de terror del tipo 'huevo Kinder', quiero decir, con sorpresa (predecible) al final. 

Aunque la película da comienzo con una escena en la que un policía pierde su brazo en su lucha por matar a un asesino en serie que colecciona los ojos de su víctimas, enseguida continúa con un grupo de jóvenes de un correcional que son enviados a un hotel para trabajar en su restauración durante el fin de semana. Irán a pasarlo lo mejor posible, pero lo que no sospechan es que allí vive un asesino en serie que hará de su estancia un infierno... El mismo asesino que en su día dejó manco al policía que será una parte importante del argumento. 


Como ya he dicho, el argumento es un tanto... Complicado: varios saltos temporales e interpretaciones juveniles que rozan el patetismo y dejan bastante que desear. Es una película cargada de tópicos, hija de un género muy gastado y que a más de uno le dan ganas de 'arrancarse los ojos' para no seguir viéndola... ¡La crítica es bastante negativa! ¿Qué más podemos esperar de la productora de 'Pressing Catch' y que coloca a Kane como el malo malísimo? Sin embargo, los escenarios son quizá los más acertados, no como la mayoría de las chapuzas que se crean para una peli cualquiera. Todo ello sumado a que el asesino es uno de los tíos que hacen lucha libre, enorme y forzudo, pues le da un toque 'diferente y realista.' 

Los efectos especiales son bastante creíbles, y la ambientación lúgubre, con la iluminación en su justa medida, hacen que el malo en cuestión, con sus tropecientos kilos de músculo, dé aún más miedo. De todos modos, el guión absurdo hace que pierda bastante interés, por desgracia. Aún así, recomiendo verla sentado delante de la tele, sin distracciones y con un buen bol de palomitas... A pesar de ser un refrito de muchas de las ya conocidísimas Psicosis o La Matanza de Texas, con un bastante de sangre y una pizca de originalidad, no quiero 'chafaros' el final. 

¡Ale, a disfrutar!

2 comentarios:

  1. Buena página la tuya. Mi blog es: http://todocinemaniacos.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, compañero! Me paso por tu página... :)

    ResponderEliminar