miércoles, 24 de abril de 2013

Evil Dead (Posesión Infernal 2013)

Tan esperado momento ha llegado... ¡Por fin! Y qué ganas tenía después de que los diversos tráiler nos refregaran por los morros el terror y el gore en estado puro: los fans de Sam Raimi tenemos la oportunidad de disfrutar del remake de Evil Dead, aquella película ochentera que nos llegó bajo el título de Posesión Infernal, llena de caspa pero con encanto... Una obra de culto para los amantes del género: un verdadero espectáculo de sangre a porrillo, vísceras y estomacalmente incompatible. ¡Justo lo que esperábamos todos! Pero todo quedó en una espera, al menos para mí... Muchas de mis expectativas se fueron por el desagüe, y no fruto del TScreener... Mí crítica va un poco más allá. 

El argumento, frente al inicial, y a pesar de contar con un guión del propio Sam Raimi, deriva en algo un poco más actual: cinco amigos se alojan en una cabaña de Tenessee para así poder ayudar a una de los jóvenes, que se encuentra en rehabilitación por drogas. Estar sin sus drogas convierte a la chica en una persona agresiva, lo que llevará a sus amigos a no darse cuenta de que en realidad esta poseída por demonios que fueron desatados al leer, uno de los compañeros, el Necromicon, el cual ha encontrado en el sótano junto a una barbaridad de animales muertos. 


A pesar de contar con una multitud de escenas potentes, aterrorizantes y epilépticas (Justo lo que se lleva en el Siglo XIX), ¿no habéis echado de menos algo? No sé, pese haber retratado con esmero y sinonimia multitud de diálogos, ahora mejorados por el paso del tiempo, he echado de menos un poco más de sangre... Y no me refiero a la de cabezas decapitadas, brazos seccionados y cortes varios (de eso ya tenemos bastante)... Me refiero a sangre en las venas de los actores. Si tanta sangre tienen para derramar... ¡Considero necesario ser un poco menos rancio! Que hasta los primeros personajes, pantalones de campana y faldas largas incluidos, tenían más gracia. 

El final, tan inesperado como absurdo, le da a la cinta un toque de 'drama romántico' no demasiado acertado... De hecho, me hizo recordar a la tierna Frankenwinie. Sinceramente, y a pesar de mi enhorabuena (dicen que segundas partes nunca fueron buenas y esta podría salvarse), me decanto por la versión original sin lugar a dudas... No puedo negar que la atmósfera es, simplemente genial, con unos efectos muy propios, acertados con respecto a lo que el público pedía... Contundentes, mostrando una sucesión de posesiones y desmembramientos puros, sin recurrir a fantasmas volátiles. Un cóctel explosivo falto de un guión mucho más trabajado, acorde con esa atmósfera tan tensa, capaz de resaltar la salpicadura de la sangre. 

Un producto para fans... ¿Te apetece pasar un rato entretenido? Pues esta es tu peli.

2 comentarios:

  1. La verdad es que prefiero con creces la original. Y puestos a elegir me quedó con la tercera "El ejército de las tinieblas", ya que tiene un toque medieval muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Me llevé una gran desilusión con esta película... Aunque era de esperar: además de eliminar muchas escenas de la original, no es precisamente lo que esperaba, :(

    ResponderEliminar