domingo, 23 de diciembre de 2012

Las Ruinas

La película de hoy puede resultar un tanto... Controvertida, sobre todo para los que hayan tenido la oportunidad de leer el libro original del que partió la idea. Para ellos, apenas quedará en 'floja' y sin la claustrofobia característica de sus páginas... Sin embargo, para todos aquellos que nos hemos enterado hoy de que había un libro al respecto, Las Ruinas puede resultar bastante desagradable y efectiva... Si bien no es terror en sí mismo, puede contener un poquito de gore del que disfrutarán los amantes del género. 

La cinta se desarrolla cuando cuatro jóvenes amigos norteamericanos que se encuentran de vacaciones en Cancún son convencidos por un turista alemán, Mathias, para ir en busca de su hermano pequeño, Henrich, que ha desaparecido tras ir a ver unas ruinas con su nueva novia. Pero una vez emprendido el viaje se pierden en la selva, y se encontrarán frente a una especie de torre maya que una tribu que no habla su idioma defiende de una manera bastante agresiva... 


Una pesadilla bastante efectiva... Y muy sorprendente a pesar de no ser una de esas de las que la gente habla todo el día (me refiero a [REC], las Paranormal Activity, etc.). No pasa de ser la típica película de extranjeros aterrorizados por un entorno desconocido, con personajes planos y un guión sin personalidad y sin sentido... Aunque, por el contrario, las prácticas de verano de Medicina le dan ese toque 'chic' que no pienso desvelar y que a más de uno le encantará. 

Cuando la vi, no esperaba gran cosa... Apenas un Hostel (3, por supuesto) o algo parecido... Pero fue una pequeña y gratificante sorpresa encontrar que, el malo de la película, en este caso son unas divertidas y monísimas plantitas carnívoras que parecen salidas de un cuento de Lewis Carrol con tanto cántico.

Os la recomiendo... Vale que no es época de ver pelis de terror, pero bueno... Nunca está de más una noche entretenida frente a la tele. 

sábado, 22 de diciembre de 2012

Hostel 3: De Vuelta al Horror

Muchas expectativas tenía yo puestas en Hostel 3... Demasiadas quizá: esta vuelta al horror no ha sido tan horrorosa como imaginaba. De hecho, ¡ésto no es Hostel ni es nada! El título es lo único que nos hace confundirnos a la hora de elegir una película en la que buscas torturas y un buen guión, ¡como mínimo! Pero no: ni un buen guión, ni buenos actores, ni chicas seductoras a tutiplén... Digamos que lo típico de una saga a la que esta cinta no merece pertenecer, al menos bajo mi punto de vista. Cualquiera que haya visto las anteriores sabrá que nada tiene que ver esta tercera parte con la primera. Un cambio de director ha supuesto un radical cambio de torturas... Del dolor más amargo hemos pasado al miedo para adolescentes. 

En esta ocasión, y para seguir la misma línea de las anteriores o, al menos, intentarlo, la historia se desarrolla en Las Vegas y tiene como protagonistas a los miembros de una despedida de soltero que se convertirá en un auténtico matadero. Sin embargo, hay un pequeño juego detrás de esta pesadilla... Uno de los protagonistas no será precisamente un 'protagonista'... ¡Y no digo más! 


No está a la altura de sus predecesoras... En esta ocasión, a la tercera 'ha ido la perdida', y con razón: los diálogos son pésimos, y el gancho de los personajes queda por debajo de lo paupérrimo. No quería hablar de esta cinta... De hecho, me he pensado mucho el hecho de escribir sobre ella o dejarla pasar, como muchas más... Pero no, porque no quiero que os confundáis cuando la agarréis de la estantería de vuestro videoclub... ¡Señores, esto no es Hostel! Apenas queda en Hostal Royal-Manzanares y va que chuta. 

Puedo llegar a entender que, con los cambios acontecidos, han intentando innovar y darle un toque algo diferente a lo que estábamos acostumbrados a ver, pero todo el montaje de las anteriores películas se desmonta con este juego de informática en el que hay más muerte directa que tortura... Y, creo yo, lo que la gente buscaba con estas películas era ver sufrir al personal. 

Al final, va a ser verdad eso de que Crepúsculo entra dentro del género del terror, porque, con estas cosas por ahí sueltas... Una ya no sabe qué pensar.

P. D.: Mil gracias a todos los que hayáis votado el Blog en el concurso 20Blogs... Me hacéis muy feliz, :)

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Amanecer (Parte 2)

El romance más inmortal de la historia del cine toca su fin con la segunda parte de este mundillos blanquinoso: digamos que Amanecer (Parte 2) relaja las ansias de algunos fans de la saga mientras otros lloran desconsolados por el hecho de que ya no habrá más entregas (espero). Debemos darnos cuenta, señores, de que, por más que siempre ando criticando el bombo y platillo que se les da a este tipo de películas, no puedo evitar sentarme delante de la tele (sí, de la tele, es obvio) a verlas... ¿Por qué? Pues no sé, todavía seré uno de esos seres patéticos que creen en el amor de las películas... ¡Pon un lobazo en tu vida, sí señor! 

La última entrega, a pesar de incluirse en el mismo libro de la Meyer, comienza tras la conversión de Bella en vampiro y cómo debe adaptarse a su nueva naturaleza. Cuando nace Renesmee, la familia Cullen tendrá que protegerse de la amenaza de los Volturi, pues existe una ley que prohíbe transformar a los niños en vampiros, ya que son difíciles de controlar y pueden provocar desastres que pongan en peligro la secreta existencia de los vampiros. Es ahora cuando la familia Cullen deberá reunir a todos sus familiares vampiros de cualquier parte del mundo para demostrar que Renesmee no es una niña inmortal... 


Nos hayamos ante la entrega más emocionante, en la que se juega con el telespectador de una forma increíble... Sobre todo si uno no se ha leído los libros, claro está. Los efectos especiales de las batallas son, quizá, los más logrados de todas las entregas, y los que sin duda provocarán más tensión entre la población adolescente. 

Un verdadero espectáculo que les da a los fans lo que se esperaba, con un guión no muy acertado, bajo mi criterio: con la cantidad de personajes nuevos que tenían para exprimir, han vuelto a centrarse en lo que yo llamo 'porno de la SuperPop': noches de pasión entre vampiros, culitos, pectorales, lobos desnudos... En fin, lo que pide el público, no vamos a engañarnos. He de reconocer, además, que si no fuese por el cacho que se enseña, iba a ver las Twilight sus respectivas 'pu...' calaveras. 

En fin, nos tocará ahora buscar cacho en otro sitio, porque el argumento me ha suscitado, de interés, más bien poco... O nada. Anuncios de maquillaje y lentillas me aportan lo mismo que la última cinta de la saga más pegajosa de la historia de las sagas (no quiero ni imaginarme qué pasará con Las 50 Sombras de Grey...). Más de uno dice por ahí que se trata de una reconstrucción de Los Serrano... ¿Estarán en lo cierto? (Cara de sospecha seguida de una de infinito desprecio...).

martes, 11 de diciembre de 2012

Devil Inside

Si metemos en un robot de cocina la saga de [REC], las Paranormal Activity y, para colmo, lo sazonamos con un poco de El Proyecto de la Bruja de Blair podremos degustar algo así como Devil Inside, una de esas cintas que optan por el formato de 'falso-documental' para 'enamorar' a la cámara y al telespectador con unas formas no del todo explotadas. Podría concluir desde un principio que la película resulta del todo prescindible desde los primeros fotogramas, pero es necesario justificarlo como se merece. ¿O no? 

Como ya he dicho, este 'falso-documental' nos presenta (o, más bien, se presenta ella sola) a Isabel Torelli, cuya madre asesinó brutalmente a tres personas porque estaba clínicamente loca. Después de haber declarado que los asesinatos se produjeron durante un exorcismo, será la propia Isabel quien se disponga a investigar lo que realmente ha ocurrido... De ese modo, y en compañía de dos sacerdotes especializados en exorcismos, ahondará en un mundo desconocido para ella... Y no del todo agradable.


Esta cinta vio la luz en la primera semana del año que acabamos... Y, desde luego, apuntaba maneras a ser de lo peor que a nacer en 2012... ¡Empezaba bien el año! Me había hecho unas ilusiones bastante profundas acerca de lo que iba a ver... Para empezar, dura mucho menos que cualquiera, cosa que me hizo imaginar que todo lo bueno se sirve en frasco pequeño... ¡Pero no! Para todo aquel que lo piense... ¡Maaaaal!

En fin... Otra de exorcismos y niñas feas retorcidas en camas. La rodea un aura de 'qué visto está ésto' desde el principio... Recuerda a nuestras pesadillas de niños, a las sagas ya mencionadas, a El Exorcismo de Emily Rose, a El Exorcista original y a todas esas cintas que son calcadas la una sobre la otra, cuyos argumentos podrían superponerse entre sí y ni siquiera nos enteraríamos si es que acaso Emily Rose fue poseída por algún tipo de demonio de Cuarto Milenio y mató a algún cura o algún otro ser del Vaticano en presencia de la Niña del Exorcista. 

Seguramente la hayáis visto y, para colmo, la habréis olvidado ya... ¿A que sí?

lunes, 3 de diciembre de 2012

El Sexo de los Ángeles

La elección de la película de hoy la he hecho basándome, única y exclusivamente, en la descripción que ofrecían de ella las distintas páginas en las que le han dado cabida. Una temática social y bastante a la orden del día: la promiscuidad sexual, la infidelidad, los roles sexuales... Un batiburrillo en las relaciones de pareja que tenía mejor pinta de lo que finalmente deja ver. Interpretaciones mediocres y un doblaje bastante incompetente es lo que ofrece El Sexo de los Ángeles, película catalana muy reciente y con la que hoy estreno la página del blog. 

La historia de Bruno y Carla es la que nos da la bienvenida: son una pareja bastante aburrida, que se quieren y eso... Pero a su manera, respetando la libertad (sexual) de cada cual y que llevan juntos desde los 15 años. Por accidente, Bruno conocerá al sexy Rai, un breaker, con el que comenzará a mantener una relación destrangis de su novia... Cuando ésta les pille juntos, decidirá enfrentarse con valentía a esa libertad que se concedieron desde un primer momento... Y, más aún, cuando Carla también caiga en las redes de Rai... Sin tabúes y con sus propias normas sobre el amor, la infidelidad y los roles sexuales, deberán plantearse cómo continuar con su 'peculiar' relación. 


No es una gran película... Además, con tanto sexo, hubiese escandalizado a cualquiera en las eras de Franco, mientras algunos hubiesen entreabierto los ojos para contemplar cuerpos desnudos y cosas que, incluso hoy en día, no se consideran más que una perversión prohibida y, por tanto, apetecible. La descripción de este triángulo amoroso tiene sus escenas 'blanditas', con un guión bastante poco creíble a pesar del esfuerzo y las ganas puestas en recrear semejantes y atrevidas escenas. 

Describe las travesuras más cotidianas, aquellas que pensamos que ni existen cuando, realmente, más de uno estaría deseando probarlas... Aquellas de las que no se habla con naturalidad y, por tanto, se convierten en infidelidades durante toda una vida. Saca a relucir que nadie está a salvo de que una cara bonita se entrecruce en una relación... Sólo que los personajes la salvan 'a su manera'... Una manera tan válida como cualquier otra siempre que todas las partes estén de acuerdo. 

Como ya os he dicho previamente, no es de mis favoritas... Imaginaba algo más romántico y no tan erótico... Que ni siquiera es erótico: simplemente, travieso... Dentro de esa travesura que más de uno consideraría perverso. 

Lo que no puedo evitar es felicitar al director por intentar trabajar una trama tan presente en nuestros días... Aunque no de una manera acertada.

sábado, 1 de diciembre de 2012

El Mundo es Nuestro

La situación socio-económica en España va de mal en peor: familias enteras con la mayoría de sus miembros en paro, desahucios y enormes diferencias entre clases están a la orden del día en una coyuntura donde, mientras 'los unos' se suicidan al perder todo lo que tienen, 'los otros' se lamentan de lo 'penoso' de su propia situación tomando unas tapas en la terraza de algún bar de re-nombre. ¿Qué nos queda sino echarnos unas risas dentro de la más cruda realidad? El Mundo es Nuestro es la comedia de la crisis, la que está hecha para ser entendida por el pueblo llano... Por los parados, la generación ni-ni y aquellos empresarios que han perdido todo. 

La película comienza al más puro estilo 'Pocholo y Borjamari': en moto. El ‘Cabesa’ y el ‘Culebra’, siguiendo los pasos del Dioni, deciden dar un gran golpe: atracar una sucursal bancaria y huir a Brasil. Lo que parecía que iba a ser un trabajo sencillo, se complica debido a la irrupción repentina en el banco de Fermín, un empresario cincuentón cargado de explosivos, que amenaza con inmolarse y exige la presencia de la televisión para llamar la atención sobre su precaria situación económica. Así pues, un simple atraco, se convierte en un secuestro en toda regla con rehenes de todos los tipos y explosivos de por medio. 


La película es pura energía, una denuncia social en toda regla que rebosa energía por sus poros, con un ritmo perfectamente marcado por los diálogos de besugo casi incomprensibles que hacen que el telespectador suelte una carcajada cuando escucha gilipolleces del calibre de '¿A sellar la cartilla del paro, con el mono de trabajo?' o 'Semos la degeneración paque...' Dicen que en Sevilla, concretamente, en el Barrio de Triana, todo el mundo tiene duende... Con esta película lo corroboran. 

Por lo visto, la pareja ya era famosa en las redes sociales gracias a algunos cortos que habían rodado, pero esta película ha sido su verdadero salto a la fama. Una hilarante y magnífica comedia que hace reír con las cosas mientras asentimos con la cabeza a cualquiera de la situaciones que ahí aparecen. 

No podéis dejar de verla si sufrís las consecuencias de la crisis... Tarde o temprano, ¡el mundo volverá a ser nuestro! Y esta es la prueba...