lunes, 29 de octubre de 2012

El Internado

Lo tengo claro: no he entendido esta película. Además de tremendamente complicada y misteriosa, es imposible que El Internado sea la predecesora de El Orfanato, una obra maestra del cine español, al menos desde mi punto de vista. Os informo previamente de que no me apetece destrozar una película porque sí, y ni mucho menos por no haberla entendido... Sin embargo, pienso que se le concede mucha más importancia a la escenografía y al contexto en general, y se acaba olvidando la verdadera historia, que realmente me dejó perpleja o con cara de incomprensión. 

La película se desarrolla en la preciosa ubicación de los Alpes franceses, durante los años 60. Saint Ange es un internado de Francia y Anna, una joven asistenta, llega a este lugar, no como huérfana, sino para cerrar esta mansión desierta. La joven Judith es la única persona que queda en este hogar. Pero Anna pronto tiene razones para pensar que no es así; oye ruidos (risas espeluznantes, susurros, pasos) y ve visiones sobrecogedoras habitación tras habitación, noche tras noche. 

La película se presenta con una astucia increíble, pero apenas se queda ahí: en los primeros minutos ofrece muchas cosas de las que parece que luego se olvida, dando lugar a malentendidos y tensiones innecesarias, con una incomprensión en el final bastante incómoda. ¿Qué les sucede a los niños? ¿Hay en realidad niños o son ilusiones ópticas frente a un espejo? ¿Qué significado tienen los primeros fotogramas de la cinta? 


Los chirridos de puertas ya no asustan... Ni siquiera los reflejos de caras en espejos sucios: demasiados tópicos en apenas 98 minutos que he de reconocer que se hacen eternos, sobre todo si le sumamos el guión absurdo e incoherente que nos aporta. ¿El final? Simplemente... Raro e incomprensible. Por decirlo de otro modo, me deja igual que si no la hubiese visto... En definitiva, la trama no tiene ni pies ni cabeza, pero el que la ve, tiene que disponer de mucho tiempo... Porque vamos, siento que he perdido mis horas delante del televisor ante semejante... Rareza. 

Una problemática, una perturbada y la cocinera convierten lo que podría haber sido un rato agradable en un cúmulo de incomprensiones... Eso sí, con unos escenarios que son la leche.

domingo, 28 de octubre de 2012

School Killer (El Vigilante)

Hace más de 10 años veía la luz una ridiculez de calibre 'puf'... Y esa expresión pienso patentarla, porque 'puf' significa mucho y mi palabra tiene validez. Vamos, que si esta película es de terror, mi palabra es la ley... Aunque he de reconocer que me encanta ver películas de terror malas a dolor sólo por el hecho de criticarlas, School Killer (El Vigilante) se lleva el trofeo semanal: el público del año 2001 se veía 'atemorizado' debido al sexo descontrolado entre un grupo de chavales... ¡Perdón! No, en absoluto... Quería decir un vigilante loco de atar que no se llega a saber a ciencia cierta si está vivo o muerto. 

Aunque la película no comienza en ese punto, debo decir que la historia se centra a finales de marzo de 1973, cuando un grupo de estudiantes del elitista colegio Internacional Montealto celebró una guateque en sus instalaciones, cerradas años atrás a causa de su deterioro. Sin embargo, la diversión se cortó súbitamente gracias a un asesino que se encontraba en el mismo lugar... Ahora, veintisiete años después, otro grupo de jóvenes decide organizar allí otra fiesta, desconocedores de lo que sucedió en el lugar. Desde su llegada, comienzan a sucederse extraños acontecimientos, y tras discusiones entre ellos, descubren que no pueden huir: alguien les ha pinchado las ruedas del coche y están demasiado lejos del pueblo para ir a pie... 

A pesar de que el argumento tiende a parecer algo 'del otro mundo'... La verdad es que no: además de aportar un doblaje patético de algunos personajes (unos están doblados y otros no, y las voces se superponen), las interpretaciones son más propias de series tipo Al Salir de Clase, donde gente de 40 años interpreta a jovenzuelos de 15. Actuaciones desastrosas por parte de actores de renombre hace que todavía hoy me duelan los ojos a rabiar... Me hace gracia el personaje de Manuela Velasco... Su interpretación en [REC] hizo que cambiara mi opinión positivamente hacia ella... Sin embargo, su papel en Aída me devuelve a su 'época dorada.' 


Además, no puedo dejar de mencionar el hecho de que, como buena película española (aunque mal doblada), incluya las típicas escenas de sexo sin venir a cuento entre adolescentes faltos de brillantez en, para colmo, una Iglesia. No es que yo me considere un fruto de la 'beatificación', pero me parece una completa falta de respeto. 

Pero bueno... No van a ser todo cosas malas: hay algunas escenas de muertes y asesinatos que destacaría... Algún reguero de sangre para no olvidar, aunque los he visto mejores. De todos modos, creo que mi televisor todavía no se ha recuperado después de reproducir semejante... Pues eso, 'peliculón.' Además, el maquillaje del malote parece salido de un concurso de Halloween de un pub heavy.  

 Si sois fans de las películas malas de terror... ¡Esta es la vuestra!

sábado, 27 de octubre de 2012

La Matanza de Texas

Hace ya mucho más de un año os 'regalábamos' la crítica de una de las películas más realistas que había visto... No destacaba por sus efectos especiales y no regalaba algo más que una historia de asesinatos de lo más común para los acostumbrados a estos géneros. Sin embargo, Ed. Gein tenía la peculiaridad de describir una historia real: la historia de un asesino y ladrón de tumbas estadounidense que inspiró películas como La Matanza de Texas, cuya primera versión vio la luz en 1974. Esta cinta nos trae esta noche por aquí, ahora que estamos en los días previos a Halloween y que necesitamos grandes dosis de angustia. 

Inspirada en un personaje verídico que se dedicaba a la colección de restos humanos, nos describe la historia de cinco adolescentes que visitan la tumba, supuestamente profanada, del abuelo de uno de ellos. Cuando llegan al lugar, donde hay un siniestro matadero, toman una deliciosa carne en una gasolinera. A partir de ese momento, los jóvenes vivirán la peor pesadilla de toda su vida: uno a uno, morirán como ratas de cloaca en manos de una sanguinaria familia con una sierra eléctrica como animal de compañía. 


Hoy en día, sigue siendo un clásico en el cine de terror, y no es para menos... Por muchas versiones y remakes que tengan lugar, como la primera, ninguna: inimaginable ópera prima de un director que nos marcó profundamente, que supo encontrar las escenas perfectas en las que el telespectador se siente parte del filme, parte de esos cinco amigos y con la necesidad potencial de huir del asesino. 

Un argumento que se dedica, fundamentalmente, a aquello para lo que fue creado... Prescinde de las escenas de sexo (a pesar de rodarse en plena etapa del destape) para centrarse en lo que verdaderamente importa: la carne humana en un contexto donde el hecho de jugar con jovenzuelos provocó crear escuela en las películas de terror. Es por ello por lo que poca cosa mala se puede sacar de ella: es original, toma como referencia unos hechos que verdaderamente sucedieron y, para colmo, regaló un personaje esencial en la historia de los carnavales más macabros: el señor 'cara de cuero', o como se le llama entre los entendidos. 

Como seguro la has visto una y mil veces... ¿Por qué no otra vez? ¡Que se note que estamos en una semana 'negra'!

lunes, 22 de octubre de 2012

Pánico (Hush)

La ultimísima película que he visto... Y, desde luego, de las que mejor sabor de boca me han dejado en los últimos tiempos. Aunque pueda parecer un tanto exagerada en algunas escenas y el final pueda resultar bastante increíble, el desarrollo la convierte en una película tensa, aceptable, entretenida... Una verdadera ópera prima en el género: entretenimiento y angustia se unen en este thriller de terror del año 2009: Pánico (Hush) es la película que hoy me trae hasta el Blog para ofrecer algo que vale la pena, un argumento de esos que yo califico de 'resultones.' 

La película comienza con un cansado e irritable Zakes Abbott, quien conduce por la autopista con su novia, Beth, durmiendo a su lado. Entre ellos tienen sus desavenencias, y su vida transcurre con normalidad mientras trabaja colocando carteles en las áreas de servicio, pero la película dará un giro inesperado cuando Zakes tenga un incidente con una camioneta blanca: creerá haber visto en la caja de la camioneta mujeres desnudas y atadas. Las autoridades no le creerán, pero pronto, su novia será secuestrada por estos sujetos y será cuando él deba entrar en acción. 


Hacía tiempo que no me sentía tan 'enganchada' por una película, y aún así, debo decir que no es gran cosa: el escaso presupuesto se hace notar en que, por ejemplo, el elenco apenas queda conformado por un par de personajes, algún que otro coche chatarrero, un poco de gasolina y muchas carreteras... Todo ello y un poco de angustia dan un resultado bastante aceptable. Quizá no sea tan buena como Lo Imposible, pero con un poco de publicidad, todo se hubiese andado... Además, se organiza en torno a un tema tan interesante como es la trata de mujeres, y podría haberse sacado un poco más de partido al mismo. 

Nos hallamos ante una película que fluye... Sean cuales sean sus defectos, se limita a avanzar... No se atasca y no resulta repetitiva, aunque quizá un tanto dramática de más. ¿Su problema principal? Se centra en el final.. Ese final tan increíble, tan complicado de entender... Y es que, ver como un chico con las manos clavadas como Jesucristo es capaz de manejar una grúa sin dificultades a pesar de no haberlo hecho antes nos deja con una cara de seta inimaginable. 

De todos modos, adelante... Es bastante divertida.

domingo, 7 de octubre de 2012

Ovejas Asesinas

Necesitaba algo de gore para comenzar la semana... Algo que me diese un poco de vidilla. Paseando por Internet vi un título bastante interesante y extraño a la vez: Ovejas Asesinas, una película de 2006 que versaba sobre ovejas mutantes sedientas de carne fresca... A priori, el título resultaba demasiado cómico, fruto de una experiencia de Marvel cuando pensó en Spiderman y... ¿Ovejas Asesinas? Sin embargo, e indagando un poco en la experiencia de los que ya habían tenido el placer de verla, los resultados no fueron tan catastróficos: a pesar de lo curioso de esta película de título básico, el argumento parecía prometer, al menos, para pasar una tarde entretenida. 

Para comenzar, y tras unos sucesos determinantes para un futuro, se nos ubica en una remota granja de Nueva Zelanda, donde un científico está realizando un irresponsable programa de ingeniería genética que intenta crear la 'oveja perfecta.' Cuando un grupo de ineptos activistas medioambientales deja en libertad a un cordero mutante, miles de ovejas se convierten en depredadoras, todas ellas sedientas de sangre cuyo objetivo es acabar con la raza humana... Una vez te ha mordido una de ellas, olvídate de vivir como un humano. 

Jonathan King, director de esta especie de 'comedia terrorífica', parece querer aprovechar lo famoso de su apellido para adentrarse en una serie de ridículas premisas, pero organizadas con seriedad, introduciendo a 'los verdes' con ese puntito humorístico que hace que, mientras ves ovejas destrozar humanos, tú sólo pienses en mantener en orden el karma... Un simpático guiño por su parte. 


Una película refrescante, con mucho gore y poco terror, pero necesaria para limpiar la mente después de ver bazofias... Repleta de dulces animalitos de pelo blanco y mirada simplona que hacen que, a partir de ahora, nos olvidemos de contar ovejas para preferir contar al mismísimo satanás para poder dormir. No puedo, en ese sentido, dejar de alabar las tremendas escenas donde estos 'graciosos' borreguitos arrancan brazos, piernas y cabezas a tutiplén, dejando todo como un completo cocido madrileño, lleno de chorizo y longaniza. 

Por lo que veo, ahora dejaremos de estar como una cabra para estar como una oveja... Una película de verdadera 'Serie Beeeee', pero con gracia y dispuesta a entretener al personal. ¿A qué estáis esperando para verla?

sábado, 6 de octubre de 2012

El Sótano del Miedo

Hay películas que estás deseando que acaben, a pesar de que duran lo justo y de que el argumento sonaba bastante bien antes de dignarse uno a reproducirla... El Sótano del Miedo la coloco justo en esa estantería: además de centrarse en lo que yo llamo 'terror para niños de parvulario', se hace realmente eterna y repetitiva, otorgándole al asunto una tonalidad de comedia americana sin demasiado sentido donde los huesos de calaveras de clase de anatomía aparecen a diestro y siniestro creyendo ellos mismos que nos dan miedo. Y sí, nos da miedo que el cine de los '90 decayera de esta manera... 

La película comienza con un pobre muchacho que, con la idea de robar para sobrevivir, queda atrapado en el interior de una casa fortificada que pertenece a una misteriosa pareja, de modo que se verá inmerso en una pesadilla. Tras percatarse de inmediato de la verdadera naturaleza de los macabros habitantes de la casa, el chico se enfrenta a sádicos dispositivos de seguridad, se hace amigo de una chica esquiva y maltratada, y tratará de descubrir el secreto de las criaturas ocultas en las profundidades de la casa. 


La descripción de lo que en la película sucede es bastante original... Y, si ya no 'exclusivo', al menos, mucho más exprimible que las típicas de 'casa encantada donde chico conoce chica y tienen que acompañarse hasta la salvación.' Sin embargo, no cesa en recalcar que los efectos especiales son extremadamente rudimentarios, lo que transforma la historia en absurda... Todo ello por no hablar de las pésimas interpretaciones (vale, los niños son niños... Pero, ¿y los adultos?) y de algunas escenas sin sentido... En conclusión, digamos que es una cinta aburrida... Que se queda a medio plazo entre las aventuras de Indiana Jones y su primo, el tal Tadeo. 

Todo ello es la muerte y destrucción de una película de terror... Aquello que la convierte en una bazofia más en el rincón de los 'no pienso volver a verte.' Digamos que, cuando llevas media hora de peli y estás tan aburrido que empiezas a trastear cualquier otra cosa mientras estás deseando que a los protagonistas les parta un rayo... Se acabó el terror, se acabó la película y se acabó cualquier expectativa buena o regular que pudiese tener uno. 

Finalizo con mi reflexión personal: se trata de una dolorosa historia de malos tratos que no llega para nada... No sé si es que intenta frivolizar tanto que uno se convierte en un pasota cuando ve a una panda de mutantes bajo un sótano que han perdido por completo la educación. 

No pienso repetir... Lo siento.

jueves, 4 de octubre de 2012

El Hombre Lobo

Disculpad mis ausencias en las últimas semanas... No significa que no hayamos visto buen cine (o algo que se le parezca), pero las obligaciones son las obligaciones... Sin embargo, y en este pequeño rato libre, os traigo una leyenda urbana, un personaje fruto de múltiples remakes e historias paralelas... Intuyo que esta nueva versión de El Hombre Lobo no intenta sino salvarle el culo al denigrado personaje por la Saga Crepúsculo, y no es para menos después de darnos a entender que todos los hombres-lobo pertenecen a una tribu india donde el cuerpo de escándalo es requisito esencial. 

La película, de unas dos horas de duración, comienza con el fin de la infancia de Lawrence Talbot la noche en que murió su madre. Abandonó entonces su pueblo (Blackmoor), pero tardó muchos años en recuperarse y olvidar. Un día, Gwen Conliffe, la prometida de su hermano, le encuentra y le pide que le ayude a buscarlo, pues ha desaparecido. Talbot regresará entonces a casa y se enterará de que un ser brutal y sediento de sangre ha matado a muchos campesinos: una antigua maldición que convierte a las víctimas en hombres lobo las noches de luna llena. Para acabar con la matanza y proteger a la mujer de la que se ha enamorado, Talbot debe destruir a la temible criatura que se esconde en los bosques cercanos al pueblo. Cuando, finalmente, sale en busca de la bestia, descubre que él también tiene un lado oscuro y primitivo que no podía ni siquiera imaginar. 


Remake del genial clásico de 1941, intenta a toda cosa recuperar ese estilo gótico-romántico de la original, y lo consigue, pero sin mucho éxito: los arreglos informáticos lo cubren todo hasta dejarte a expensas de terror de verdad, de ese que te mantiene en vilo o te obliga a mirar debajo de la cama. Vamos, que hay demasiado romanticismo y faltan lobos o un poco más de carne empanada... 

Es evidente el despliegue técnico, de escenografía y de calidad en los actores seleccionados (Anthony Hopkins es el ejemplo, y varios Óscars le avalan)... Sin embargo, el resultado no ha sido del todo el esperado: a pesar de que se mueve por el terror a la antigua usanza, esa nebulosa, esa casa polvorienta, esa sensación de 'casa olvidada y terrorífica' no aparece del todo explotada, y tampoco tengo claro por qué. 

Concluyo diciendo que es una película que va de guay, como un cani con un Ibiza del rastro recien tuneado... Sin embargo, no alcanza lo previsto... Nada como la original de la década de los 40, lo siento.