lunes, 27 de agosto de 2012

The Thinner (El Maleficio)

El filme de hoy ya tiene sus años, pero por más que lo veo, no consigo cansarme... ¿Por qué? El maestro Stephen King volvió a crear un éxito tal con una de sus novelas que en 1996 se decidió llevarla a la gran pantalla, sin demasiados efectos especiales y no siendo algo muy sonado. Sin embargo, The Thinner (El Maleficio) es una de sus novelas más conocidas, y su argumento da mucho que hablar gracias a los importantes giros de guión, que van tomando un cariz donde las maldiciones, la sangre o las mutaciones están a la orden del día. 

En este caso, la historia nos presenta a Billy, un abogado obeso que no muestra demasiados escrúpulos a la hora de aceptar clientes. Un día, mientras vuelve en coche de una fiesta acompañado de su mujer (la cual le está haciendo una felación), atropella a una anciana gitana. Ésta muere y el abogado es absuelto en el juicio gracias a las artimañas de sus compañeros... Sin embargo, la familia gitana no se dará por vencida y comenzará el juego de las maldiciones. 

He de reconocer que la película es buena... Si bien no destacable, los personajes aparecen perfectamente delimitados, al igual que en la novela, y no da lugar a confusión alguna. Además, la adaptación es bastante correcta, llegando incluso a ser entretenida dentro del género del terror de tipo Serie B al que estamos acostumbrados, que desprende cierto olorcillo a terror ochentero a pesar de ser de mediados de los '90, cosa que hace que rememoremos los buenos y grandiosos tiempos de este tipo de cine. 


Reconozco que muchas escenas pueden llegar a ser increíbles o fantasiosas, pero es lo mínimo que podemos esperar de un escritor de este calibre. Ya sabes: si no es ésto lo que buscas, no lo leas ni lo veas. De todos modos, en ocasiones, la historia puede parecer un poco acelerada: de pronto, te presentan a un tipo obeso y, antes de que te des cuenta de que no tiene escrúpulos, su mujer 'le limpia el sable' y atropella a una gitana, y le echan una maldición, y pierde peso al día siguiente, y su mujer le pone los cuernos... ¡Un agobio! Quizá transforma la novela en un conjunto de fracturas para llegar al final cuanto antes sin aburrir... Ese puede ser su gran error. 

Por todo lo demás, es una película decente, que trata temas de actualidad, como el racismo de nuestra sociedad, las desigualdades legales según el nivel adquisitivo, que nunca valoramos lo que tenemos hasta que estamos a punto de perderlo... Además, el final resulta impactante, convincente, necesario... ¿A qué estás esperando para verla?

jueves, 23 de agosto de 2012

El Calentito

Hace ya varios años (en 2005, concretamente) veía la luz una cinta a la que agradezco su existencia: el cine español no es que presuma de haber hecho eco del Golpe de Estado del 23-F y, a pesar de que la película apenas queda en un 'pre-calentamiento', se agradece la valentía de intentar abordar un tema tan complicado como fue la escasa toma del poder por parte de los Guardia Civiles en 1981. El Calentito, además del nombre ficticio de un local de la movida, es el título de una película española repleta de caras conocidas que podría haber dado que hablar si le hubiesen dado más bombo, y eso lo tengo claro.  

La película comienza presentándonos a Sara, una joven tímida y mojigata hija de una familia franquista que espera perder la virginidad esa misma noche, en la que escapará de su convencional y rutinaria vida cuando su destino se cruce con un grupo de chicas, Las Siux, que actúan con su conjunto musical punk en El Calentito, el local de moda de la movida madrileña. El azar la convertirá en la nueva vocalista del grupo en un entramado de personajes liberales (transexuales, lesbianas, tríos, etc.), pero su debut casualmente está previsto para la noche del 23 de Febrero de 1981, día del famoso Golpe de Estado. 

Rigurosos hechos reales rodean una escenografía en la que progresismo y conservadurismo se dan la mano con un insoportable olor a régimen franquista, que todo lo ensuciaba. Se sobreeentiende que la apuesta se encamina a reflejar a esa España democrática y cristiana que estaba empezando a madurar, tomando como referencia la figura de Sara (Verónica Sánchez), una chica tímida que por fin se hace mujer en la noche del 23-F a pesar de la opinión de su facha-familia, o como se diga. Su papel se desenvuelve de una manera bastante correcta, oscilando entre la mojigatería y el liberalismo, aunque mucho mejor interpretados están los de Ruth Díaz (lesbiana declarada) o Macarena Gómez (punkie coreógrafa), todo ello por no hablar de la gran Nuria González como Antonia, transexual con un hijo y dueña del bar. 


Bastante entretenida, aunque ahonda poco en el tema en el que realmente debería adentrarnos... Por decirlo de otro modo, el 23-F apenas ocupa los 20 últimos minutos de una cinta que más bien parece una Gala de Generación OT. Por todo lo demás, nos regala un mensaje bastante claro: LI-BER-TAD... La libertad en todos los sentidos y expresiones tiene cabida en su argumento con alguna otra escenita de contenido sexual, cosa que no podemos pasar por alto teniendo en cuenta que nos encontramos ante una españolada basada, para colmo, en la era de la movida madrileña. 

Si no la habéis visto, pillad un buen bol de palomitas y disfrutadla en compañía... :)

sábado, 18 de agosto de 2012

Las Vidas de Celia

He de reconocer que Najwa Nimri es una de mis cantantes favoritas... Su origen jordano y su voz rota la convierten, simplemente, en especial... Todo en ella es personal, desde su sonido hasta su peculiar estilo, el cual nos sorprende con cada nuevo álbum. Su faceta de cantante es perfectamente combinada con la de actriz, regalándonos películas en las que una hora y cuarenta minutos dan lugar a muchas hipótesis, a muchos quebraderos de cabeza que pueden resultar desconcertantes... Tan desconcertantes como la película en sí. Las Vidas de Celia constituye uno de esos argumentos extraños e inquietantes que dejarán a más de uno pensativos acerca de cada uno de sus inteligentes movimientos y giros de guión. 

La película comienza al finalizar una noche de verbena, en la cual Celia fracasa en su intento de suicidio en las vías del tren. Esa misma noche y en un lugar próximo, es violada y asesinada una adolescente. Un policía, Miguel Ángel, empezará a investigar el caso, y la investigación le llevará hasta Celia y Agustín, su marido, y hasta las dos hermanas de Celia, Carmen y Ángela. En sus investigaciones, Miguel Ángel se acerca cada vez más al entorno de Celia, detiene a Pedro, el antiguo novio de Ángela, y se hace amigo de Jaime, el ex marido de Carmen, aunque de quien realmente sospecha es de Agustín, el marido de Celia. Miguel Ángel también está pasando por momentos personales difíciles: canaliza en la investigación su propia frustración y termina por ver reflejada en Celia su propia inestabilidad mental y emocional. Las tensiones que ha despertado el crimen van desvelando el mundo oculto y falseado que se esconde tras la tranquila y anodina vida de Celia. 


Simplemente, original... Describe a un ritmo muy atrevido los entramados de relaciones que se establecen entre sus personajes casi sin notarlo, dando lugar a pérdidas y encontronazos fortuitos, a pensar más allá de lo que la película muestra a través de inteligente uso de los flashback. Es ágil hasta tal punto que consigue crispar los nervios, con unas interpretaciones geniales dentro del marco de lo que sería una extraña familia en la que rigen reglas y comportamientos secretos que todo el mundo conoce y de los que nadie quiere hablar. Por así decirlo, puede venir muy bien para estudiar el comportamiento humano 'desde dentro', que es lo más complicado. 

Luis Tossar, como siempre, genial en el papel de hombre maduro y frustrado... Najwa Nimri, tan buena en su interpretación como cuando nos ofrece su música. Sus dos papeles enmarcan la intriga de un crimen del que todos parecen saber algo y del que nadie quiere ofrecer su versión, dejando al telespectador la sensación de sentirse 'detective' en un conglomerado de lazos emocionales desorientador. 

A pesar de que a muchos les puede parecer aburrida debido a la cantidad de relaciones que se establecen, considero que no hay cabida para la desidia en su desarrollo. Me limitaría a verla antes de juzgar... Yo esperaba algo bien diferente y he encontrado un diamante en bruto, de producción hispano-mexicana, que la mayoría del público, por desgracia, ni conoce.

domingo, 12 de agosto de 2012

Mi Refugio

Serían las 3 la madrugada cuando acabé de ver esta película... Es decir, hace justo unas horas. Tras divisar el material que tenía pendiente de ver, decidí decantarme por Mi Refugio: el argumento me llamó la atención a pesar de que se tratase de una película francesa, y ya sabéis lo que pienso de este tipo de cine... Sin embargo, y a pesar de su corta duración, esta película es algo así como una introspección a cada uno de los personajes: sin unos diálogos excesivamente fluidos y con una gran sutileza, nos invita a apreciar el interior de cada cual, con una sensibilidad muy notable. 

La película comienza describiéndonos a una muy peculiar pareja: Mousse (Isabelle Carré) y Louis (Melvil Poupaud) son dos jóvenes parisinos guapos, ricos y enamorados, pero las drogas dominan su vida. Un día, Louis muere de una sobredosis, mientras Mousse cae en coma debido a la misma sustancia. Ella sobrevivirá, pero pronto se dará cuenta de que está embarazada. Aturdida, huye y se refugia en una casa lejos de París, en un ambiente tranquilo y de lo más idílico. Unos meses más tarde, cuando su estado de gestación es avanzado, el hermano de Louis se reúne con ella en su refugio para ayudarla y revelarle un secreto... 


Pura lírica convertida en cine, muy estilística y cuidada en todos los aspectos... Tanto que puede, incluso, resultar aburrida. Es por ello por lo que le falta un tanto de emoción: temas tan serios no pueden ser abordados con tanta brillantez... Necesitan un poco de dolor, un poco más de sensibilidad personal. Eso sí, desde luego, recursos no le faltan para hacerlo bonito 'desde fuera': paisajes propios del edén, casas alejadas de toda civilización, tomar un paseo y acabar en una playa casi vacía... El 'envoltorio', por así decirlo, no tiene nada que envidiarle a otro tipo de películas. 

En cuanto al 'secreto revelado por el hermano'... Se intuye, desde la sutileza, cuál puede ser, porque tampoco acaba de revelarlo con exactitud... Ello transforma el argumento en un cúmulo de amores no correspondidos, con personajes que entran y salen de escena sin darse uno cuenta, sin saber cómo acabará el gag en ese momento. Deja mucho a la imaginación, pero con una temática como ésta, se agradece. 

¿El final? Sorprendente... Tan sorprendente que no llega ni a afectar al telespectador emocionalmente... Es como una ráfaga de viento, que llega, sacude el pelo de la frente y se marcha... Ésto, junto con lo anterior, lo transforma en un filme con muchas posibilidades, pero poco explotadas debido a ese afán continuado de crear belleza en todo lo que la rodea. 

Muy buena la idea de utilizar el auténtico embarazo de Isabelle Carré en la filmación, aporta veracidad al argumento y a su personaje... Un guiño, desde aquí, a Ozon, su director. 

¿He conseguido que sea la próxima cinta que veáis? Espero que sí...

miércoles, 8 de agosto de 2012

La Novia del Mar

Dando vueltas por Internet, he comprado que no soy la única persona que, en algún momento, se interesó por una película un tanto mitológica sobre el mar, las perlas negras y los malos augurios. El otro día, la emitieron por televisión y, si bien es cierto que no esperaba mucho más que la típica película de fin de semana por la tarde, La Novia del Mar acabó llamándome la atención, ya no sólo por lo cuidado de su escenografía, sino por el argumento en sí, nada engorroso pero con los tintes de amor necesarios... Suficientes para no empacharse de azúcares. 

La historia comienza en un preciosa aldea marítima, donde el mar devuelve a una niña que sobrevive a un naufragio producido varios días antes: sus padres no han sobrevivido. Un pescador de la zona la recoge de la orilla donde se encuentra sana y salva y la entregará a su abuela (Angélica María): todos los vecinos piensan que el mar la ha rescatado porque la ama. Pero la niña se convierte en Grecia (Sendi Bar), una bella mujer que no puede estar con ningún hombre porque el mar no quiere compartirla: todo aquel que se enamore de ella está destinado a morir. Un día, aparece en el pueblo Marcelo (Johnathon Schaech), un atractivo fotógrafo que quedará maravillado con su belleza. ¿Qué pasará entonces? 


Desde luego, este drama romántico es mucho mejor que determinadas americanadas en las que se gastan millones de euros y cuyo resultado es, de un modo u otro, pésimo. Si la habéis visto, seguramente la recordéis como una telenovela venezolana sin grandes pretensiones, pero es básicamente lo que nos viene a la cabeza cuando vemos tanta cara conocida gracias a las tardes de TVE: los mejores actores latinos que yo recuerdo confluyen en un argumento muy cuidado, como son Angélica María, Sonia Braga o Tina Romero. 

La escenografía es especial... Sus calas, su mar, sus fondos, sus perlas... Simplemente, un deleite para la vista, además del elenco, también de muy buen ver. La historia es típica de la literatura latinoamericana, con su amor y sus tragedias por medio, donde un pueblo pequeño es capaz de creer a la 'bruja' o 'sanadora' acerca de cómo tratar o no a una determinada persona... Muy interesante, desde luego. 

Si os gustan las historias de amor, estoy de acuerdo en que veáis Querido John y tonterías varias, pero en el marco del cine de Serie B y poco conocido hay también algunas joyas que vale la pena desenterrar... Esta es una de ellas, y nos demuestra que no siempre es necesario un presupuesto incontable para crear una obra maestra con actores que dan la talla. 

martes, 7 de agosto de 2012

El Triunfo de un Sueño

Volvemos hoy película romanticona... De esas bobas a más no poder. He de reconocer que su estreno hizo furor en América, pero no creo que sucediese lo mismo en España: aquí, los niños prodigio no tienen cabida fuera de programas como 'Tú Sí Que Vales' (cosa que justificamos ahora con los recortes en Educación... Españoles: siempre buscando excusas para todo). El Triunfo de un Sueño es esa típica cinta pringosa a más no poder que, para culminar el pastel, tiene unos tintes de musical de teatro de barrio que quitan el sentido de la respiración... Porque el del ridículo bien que lo deja ahí, patente. 

La película comienza cuando un joven guitarrista irlandés (Jonathan Rhys Meyers) y una violonchelista (Keri Russell) pasan una romántica e inolvidable noche de verano en Nueva York, pero el azar los separa. De su breve encuentro nace August (Freddie Highmore), un niño que, gracias a su abuelo paterno, va a parar a un orfanato, mientras su madre le cree muerto y su padre no tiene constancia de su existencia; allí pasará una dura infancia. Con sólo once años, se escapa de ese lugar y se gana la vida como músico callejero, bajo la tutela de un siniestro y dickensiano personaje (Robin Williams) que trata de explotarlo. El niño pronto se revela como un músico genial, un nuevo Mozart, que se servirá de su talento para encontrar a sus padres. 


Muchos lo han dicho, y quizá lo hayáis leído ya, pero... ¿A que nos recuerda claramente al cuento de Dickens 'Oliver Twist'? Eso sí, con mucha música de fondo... Vamos, una película con la cual emocionarse hasta llorar como una magdalena o, por el contrario, apartar la cara de vergüenza o, simplemente, por aburrimiento. A mí, sencillamente, me abochorna que se rueden películas como ésta, malgastando buenos actores y millones de dolares... ¡Eso sí que da ganas de llorar y no los niños prodigio! Considero que, llegó un punto, que desconecté de la película... Y ya me enganché al final, donde se produce una especie de 'encuentro' que, además de dejarte con la miel en los labios, ni es encuentro ni es nada... 

Les quedó muy gracioso, por cierto, el personaje variopinto interpretado por Robin Williams... Un tipo muy inadvertido y muy simple a la hora de atuendarse... ¡Ya lo creo que sí! Creo que es la primera vez que veo a este actor en un personaje de villano... ¿Robin Williams de malote? Si es que, es tan poco creíble... Sobre todo si hasta aparece con el mismito doblaje de voz al que se nos tiene acostumbrados.  

En fin, voy a tirarme por la ventana después de haber visto semejante truño... O bueno, siempre puedo esperar a morir de sobredosis de azúcar... ¡O de un empacho!

lunes, 6 de agosto de 2012

Fundación Apadrina un Árbol - Iniciativa ProTierra


Hermandad de Sangre

A veces, la televisión cae en el tremendo error de emitir películas como ésta, que dan muchas expectativas y te dejan con una cara de Coitus Interruptus en toda regla (deberían convertir esta expresión en frase hecha). Este es el caso de Hermandad de Sangre, una película que frivoliza con la vida universitaria americana, donde todo son tías buenas, tetas, culos, gallumbos, fiesta por un tubo, cinismo, hipocresía... ¡Con razón todo el mundo quiere irse a estudiar al extranjero! Si es que, mostráis estas cosas y, claro... Los españoles, además de tontos, no somos de piedra... ¡Ah, no! Que 'Yo No Soy Tonto'... Vale, vale (guiño a un spot muy famoso). 

Comenzamos con cinco chicas de una hermandad, las cuales matan a una de sus compañeras durante una macabra broma que sale horriblemente mal. Todavía en estado de shock, las jóvenes deciden ocultar la muerte accidental de su amiga y deshacerse del cadáver lanzándolo a un pozo. Ocho meses después, cuando parecen haber olvidado el suceso y se preparan para su fiesta de graduación, alguien empieza a mandarles imágenes del día en que enterraron a su compañera de la hermandad y, a partir de entonces, son perseguidas por un asesino en serie... 

Por lo visto, nos hallamos ante un remake del terror ochentero de The House on Sorority Row (1983), pero realizada en la era de los dos miles. Es cierto que nos sumerge en una atmósfera tensa, pero no más que películas que podrían ser sus primas hermanas: no acaba de definirse entre el gore y el humor amarillo, y la incredulidad se palpa desde muy al principio. Es algo así como la versión grotesca de Sé lo que Hicisteis el Último Verano... Bueno, más bien una patada en el culo a una obra maestra como esa (refiriéndome, pues, a la primera parte). Entiendo que, en su época, debía resultar un exitazo... Pero ahora ya está muy visto. 


Hay primeros planos muy buenos (estilo cine japonés), y asesinatos todavía mejores y muy seguidos en el tiempo, aunque el argumento que los rodea no resulta del todo palpable. De hecho, es una buena idea que se sucedan los asesinatos tan rápido: así no da tiempo a 'disfrutar' de las pésimas actuaciones de todas esas 'Barbie Beberly Hills.' Digamos que, al igual que el resto de películas 'bazofia' de este tipo tienen la misma ventaja o problema, según se mire: las acciones que en ellas se suceden carecen por completo de sentido, pero... ¿Para qué darle sentido si la única finalidad es divertir? Yo que pensaba que sería asustar... 

Podría recomendarla, la he visto ya en numerosas ocasiones, pero debe ser que la olvidaba tan rápido que nunca había dicho nada sobre ella... Ahora, ésto es todo lo que puedo decir. ¡Que la disfrutéis!

sábado, 4 de agosto de 2012

Los Falsificadores

A estas horas y dadas las circunstancias, quiero sorprenderos (o, al menos, intentarlo) con una película dramática ambientada en la Alemania Nazi de la década de los '30. En un principio, he de reconocer que  Los Falsificadores no me pareció gran cosa pero, para ser una cinta de 2007, la ambientación es tan real que la película parece muchísimo más anticuada, punto que destaco a su favor. ¿El argumento? Muy social, centrado en las diferencias que los alemanes establecían entre las personas que podían serles de utilidad y las que no les servían para absolutamente nada. 

La película comienza en Berlín, en el año 1936. Sorowitsch (Karl Markovics), el rey de los falsificadores de moneda, además de judío sin escrúpulos que cree que "la manera más rápida de ganar dinero es fabricar dinero." De hecho, nada le importa lo que está sucediendo a su alrededor, ni siquiera la situación de los judíos. Sin embargo, cuando estalla la guerra, es arrestado y llevado a un campo de concentración nazi, Auschwitz, donde se ve obligado a trabajar con otros falsificadores. ¿Su misión? Fabricar libras esterlinas y dólares americanos a cambio de unas condiciones de vida mejores que las de los demás prisioneros. Sin embargo, esta situación les plantea a algunos un dilema moral: ¿Cooperar con sus verdugos equivale prolongar la guerra y facilitar la victoria de la Alemania nazi? 

Una película muy social, histórica y bélica, que puede llamar la atención de los amantes del género... Si bien es cierto que no es ninguna obra maestra, es diferente al resto de películas de este tipo, donde apenas comprenden la desgraciada vida de los judíos a manos de los alemanes, que acaban muriendo quieran o no por razón de religión y de una serie de aspectos 'relevantes' de la raza aria que nunca he comprendido. Resulta atrevida al incidir en un aspecto que, aunque conocido por todos, negamos su existencia como buenos hipócritas: todos los judíos morían excepto aquellos a los que se les podía utilizar. 


Bastante pulcra, eso sí, por lo que podrían haberse exprimido muchísimo más las emociones de los personajes principales... En ocasiones, aparecen fríos y no consiguen hacernos llegar al verdadero drama histórico que supuso el genocidio nazi. Sin embargo, lo considero digno de ser visto, ya no sólo por lo que pueda o no merecer la pena como película, sino porque es una más en la que se refleja las diferencias entre pueblos y cómo los que se consideran 'superiores' son capaces de imponer sus normas y acabar con todo aquello que no les interesa, no sin antes seleccionar aquello que pueda serles de utilidad. Me reitero en mis palabras: panda de hipócritas... Parte de nuestra humanidad pisoteada en manos de unos desgraciados sin que la otra parte del mundo metiese la mano. ¡Bien la metemos ahora en guerras que tienen que ver con nosotros! Muy mala forma de limpiar nuestra sucia conciencia... 

No le daría un 10, pero tampoco sería capaz de darle menos... Valoradla a vuestro gusto. Sólo puedo limitarme a recomendarla.