miércoles, 14 de marzo de 2012

Destino Oculto

Hoy quiero intentar sorprenderos con Gran Hermano 27 + 3... No, perdón, me he confundido. Aunque quizá fue esa la sensación que tuve al ver, de principio a fin y sin interrupciones, Destino Oculto, una cinta que pertenece a lo más reciente que tenemos del guapísimo Matt Damon y con alguna que otra cara conocida nada despreciable. Debo decir que el debut como director del guionista de El Últimatum de Bourne ha resultado algo así como... A ver cómo lo digo... Creo que al chico en cuestión le han dado un ultimatum, eso es lo que pienso. 

En una historia un tanto complicada se nos presenta a David Norris (Matt Damon), un joven y carismático congresista americano, que el día de las elecciones al Senado conoce a Elise Sellas (Emily Blunt), una guapa bailarina de ballet, y este encuentro altera completamente su vida. Cuando Norris empieza a sospechar que ciertas fuerzas sobrenaturales intentan separarlos, tratará de averiguar las causas... Y se pasará toda la película reencontrándose y perdiendo de vista a su amor platónico. 


Una cinta que da que pensar que no podemos hacer lo que queramos con nuestra vida y que estamos siendo observados a cada momento, como si fuésemos el conejillo de indias de un reality show en el que un público que no conocemos controla nuestros actos. Da una cierta sensación de incomodidad, por lo que no podemos dejar de obviar lo original del argumento... Mezcla la ciencia ficción de primaria, el romanticismo adolescentil y la intriga de Hitchcock de una manera muy ingeniosa... Tan ingeniosa que puede resultar un tanto estúpida. "No tenemos libre albedrío, sólo apariencia de libre albedrío" es una de las frases más repetidas a lo largo de los 'tantos' minutos que, de una manera ágil, pasan por delante de nuestras narices dando por hecho que lo hemos entendido todo. 

Con un tráiler que suponía un spoiler en sí mismo (para qué quiero verla, si ya la he visto, y en menos tiempo), se nos muestra una trama de telenovela donde 'chico no puede estar con chica aunque la ame con la locura de un jovenzuelo'... Ni más ni menos que Amar en Tiempos Revueltos llevado a la gran pantalla con unos graciosos personajillos que, a modo de villanos, controlan tus deseos. 

Resulta entretenida, y eso es evidente... Pero está destinada a ser guardada en el cajón de las pelis del montón, por más que Damon la protagonice.

martes, 13 de marzo de 2012

Silent Hill

Pocas son las películas que logran mantenerme pegada a la pantalla sin moverme... Será que soy muy hiperactiva y necesito tener mil cosas entre manos a la vez que contemplo un argumento cualquiera. Sin embargo, Silent Hill lo logró... Esta cinta de 2006, basada en uno de los mejores videojuegos que he tenido oportunidad de trastear, nos muestra una de las partes que componen la típica historia de una pequeña que tiene visiones relacionadas con un antiguo hospital y cuya madre necesita más respuestas al respecto. En principio, tiene una pinta de topicazo que no se la quita nadie, pero tiene sus cosillas especiales... Veamos: 

En todo momento, se nos habla de Rose, una joven madre (Radha Mitchell) que trata de encontrar una cura para su única hija, enferma y con una serie de pesadillas en las que siempre menciona el mismo lugar: el antiguo hospital Silent Hill. Incapaz de resignarse al diagnóstico de los médicos que proponen internarla de forma permanente para su cuidado psiquiátrico, Rose huye con su hija hasta llegar a una ciudad aparentemente desértica, donde parece hallarse la solución a sus problemas... 

Si bien es cierto que el videojuego engancha y que puedes ser capaz de jugar días enteros sin despegarte de la consola, la película igualmente lo consigue... Con unos efectos visuales que son una maravilla, en general es capaz de crear una atmósfera de pesadilla eterna altamente tensa. Aunque bastante tópica en lo que a terror se refiere, el argumento se muestra sólido en todo momento, con unos personajes que conducen la historia de una manera muy clara y casi necesaria, donde cualquier otro ser humano (o sobrenatural) hubiese sobrado. 


Los escenarios son, simplemente, geniales: me recuerdan a mis visitas a lugares como el Preventorio de Aigües, y eso no tiene precio. La recreación, los lamentos que parecen estar escondidos bajo cada fotograma o la agonía final dan a la película ese aire de 'peli de terror' que siempre estamos esperando y el cual echamos de menos la mayoría de las veces. 

A modo de apunte negativo, podría decir que la sensación de estar jugando a un videojuego famoso está patente a cada minuto... De todos modos, es una de las mejores adaptaciones que he tenido la oportunidad de ver. Nada de las 'cagadas' que últimamente han ido sucediendo las novelas de Stephen King o las cintas de zombies...: ¡esto, señores, es una gran película la cual, además, está bien hecha! Aunque con algunas lagunas dignas de mención por los fans de esta saga, no quiero hacer hincapié sobre ellas sólo por el hecho de que consiguió mantenerme pegada a la pantalla y me obligó a mirar bajo la cama... ¡La de años que hacía que no me pasaba algo así! 

Os la recomiendo con ansiedad... Y que la veáis con ansiedad... Si puede ser, de noche, con la luz apagada, y un volumen aceptable (no demasiado, para no molestar a los vecinos). También podéis optar por los auriculares, para que la tensión sea mayor... ¡Y a cambiar de dimensión!

viernes, 9 de marzo de 2012

La Maldición de Dark Lake (Bag of Bones)

El otro día andaba yo tan feliz por la FNAC y encontré algo insólito para mí: tras dos años intentando adquirir 'El Retrato de Rose Madder' (Stephen King) en sus estanterías descubrí un solitario ejemplar que se escondía entre los más grandes... Pues eso, que no dudé en agenciármelo... ¡Quién sabe si tendría que esperar dos años más para volver a tener esta oportunidad! A su lado se hallaban otros tantos que ya conozco: Cujo, Cementerio de Animales, Duma Key, los 7 de La Torre Oscura o Imsomnia, entre muchos otros. Sin embargo, había algo que antes no había divisado: una reedición en DeBolsillo de 'Un Saco de Huesos', con motivo (intuyo) de la reciente emisión en la pantalla casera de La Maldición de Dark Lake, miniserie que extrae sus mejores capítulos para darle imagen y semejanza, aunque lo de la 'semejanza' nos lo podríamos ahorrar... 

Para todos aquellos que no hayan leído la novela del maestro en la que se basa, el argumento nos presenta a Mike Noonan, un escritor que vive en Maine y que sufre un bloqueo total tras la muerte de su mujer a causa de un mortal atropello por un autobús cuando éste firmaba ejemplares de su último libro en una conocida librería (en la novela, el fallecimiento se produce a causa de un aneurisma de cerebro que no le fue diagnosticado precozmente). Entre las cosas que inquietan a Mike está el hecho de que su mujer se había hecho un test de embarazo, pero nunca llegó a revelarle el resultado... Es por ello por lo que, aconsejado por el espíritu de su esposa, traslada su lugar de residencia a Dark Score Lake en busca de respuestas y nuevas ideas. Sin embargo, se trata de un pequeño pueblo donde, en los últimos años, los padres están acabando con sus hijas (mujeres) ahogándolas... ¿Significará algo el hecho de que su mujer lo haya conducido hasta allí? 

El desarrollo de esta miniserie, emitida por Antena 3 en dos capítulos, no tiene desperdicio... Bueno, digamos que no lo tiene hasta el momento de llegar a la publicidad, pues recuerdo más la frase '6 minutos... y volvemos' que cualquier otra cosa, además de las perfectas espaldas de Pierce Brosnan, por supuesto... Este ex-007 se encarga de darnos envidia la mayor parte del tiempo con toda esa musculatura perfectamente torneada que se conserva casi intacta con el paso de los años. 


En general, se podría decir que los lectores del maestro estamos un tanto decepcionados... Muchos han sido los cambios significativos que se han llevado a cabo en esta adaptación, la cual, a pesar de disponer de unos momentos de tensión bastante aceptables y algún que otro intento de 'susto' que puede hacerte brincar del sofá, poco más puedo decir de una cinta cuyo libro es capaz de poner los pelos como escarpias en comparación con esta especie de 'manzana verde' a la que le falta mucho para madurar. Para todos aquellos que no conozcan la novela, pues se habrán encontrado con un argumento interesante, con tintes dramáticos y cierta ambientación a los años 30 que nada tiene que envidar a otras superproducciones. La escenificación paisajística resulta llamativa, pero sigue dejando mucho que desear teniendo en cuenta que argumentos como éste están ya muy vistos, si no ya en televisión, sí en todas aquellas personas aficionadas al cine 'medioqué.' 

Vamos, que sigue sin tener suerte Stephen King con las adaptaciones cinematográficas de sus novelas llevadas a la pantalla por su eterno adaptador Mick Garris... Con lo buenos que son los libros, no lo entiendo.

lunes, 5 de marzo de 2012

Arrástrame al Infierno

Hace unos años que tuve la oportunidad de ver esta película, pero como el Blue-Ray hace milagros... ¿Por qué no repetir? Arrástrame al Infierno es una de esas cintas con argumento terrorífico-ochentero pero en la actualidad, y con unos efectos especiales de esos que eres capaz de decir 'que flipas', como si nos hubiésemos convertido en uno de esis canis del montón. Escenas que sería ideal ver en el cine 3-D y una definición tal que se podrían ver hasta los poros de la nariz de los protagonistas son los aspectos más interesantes que sería capaz de destacar de una peli que consiguió asustarme en su día, y que lo ha conseguido también ahora. Con cintas como ésta, me dejo arrastrar hasta donde quiera el director... 

La peli nos ofrece la vida y obra de la joven Christine Brown (Alison Lohman), ambiciosa apoderada de un banco de Los Ángeles, sale con un hombre encantador, el profesor Clay Dalton (Justin Long). El trabajo de Christine consiste en conceder préstamos hipotecarios. Un día la señora Ganush, una misteriosa anciana (Lorna Raver), va al banco para pedirle una moratoria, pero Christine se la niega, y la señora Ganush pierde su casa. La anciana decide entonces vengarse lanzándole una maldición que convierte su vida en un infierno. Ante la incomprensión de su escéptico novio, Christine busca la ayuda de un vidente (Dileep Rao) para salvar su alma de una condenación eterna. Intentando ayudarla a recobrar una vida normal, el vidente la guía en una frenética carrera para conjurar el hechizo. Pero las fuerzas del mal se acercan y Christine debe enfrentarse a algo impensable. 


Un argumento que puede sonar del montón, pero que se aleja de largo de los tópicos del género para adentrarse en lo que realmente era terrorífico décadas atrás con unos efectos propios de los más grandes. Tiene todos las papeletas para ser una buena peli de miedo (en ocasiones, da asquito; tiene sustos buenos y bichos sobrenaturales; mantiene la tensión; la música y los sonidos acompañan una narración sublime y el giro de guión final deja boquiabierto): nos hallamos ante el verdadero cine de terror sin pretensiones que hace pasarlo como un niño con zapatos nuevos, como si fuese un soplo de aire fresco con todo lo que hay ahora. 

No esperaba algo así... La experiencia de volver a verla ha sido como volver a descubrir cada uno de los rincones del cine de verdad, donde el terror y el humor tienen cabida en el mismo espacio... Donde se puede sorprender al telespectador en apenas 96 minutos con las gamberradas más insólitas. Sam Raimi, su director, ha pasado del gore de serie B a la casquería fina en un plisplas, con puñaladas a gatos y cabras que hablan. 

Mi más sincera felicitación y me apetece repetir, esta vez con las palomitas.

jueves, 1 de marzo de 2012

Promoción: Criando Ratas

Estrenamos hoy una nueva forma de dirigirnos a los lectores... Hasta el momento, habíamos hablado de noticias, estrenos, criticado películas nuevas y no tan nuevas... Ahora, y gracias al compañero Rubén Ferrández, jefe de producción, contamos con información privilegiada de Criando Ratas, un largometraje que muestra las consecuencias de la delincuencia juvenil desde dentro, eliminando la barrera de los convencionalismos de las películas de hoy en día. Según sus propias palabras, esta cinta no imita, sino que refleja: persiguiendo la verosimilitud de la realidad, da como resultado lo que conocemos como cine underground extremadamente natural, llevando a la pantalla la verdadera delincuencia de las barriadas marginales. 

La historia dibuja la vida de 'El Cristo', reputado delincuente juvenil, quien tiene una deuda con uno de los narcotraficantes más poderosos de su barrio. Bajo los efectos del consumo de sustancias estupefacientes e inmerso en un estado de desesperación, roba por medio de la intimidación a quien encuentra por su paso para conseguir un poco de dinero. Poco a poco, irá cometiendo errores que le harán ganarse muchos enemigos. 

Paralelamente, también se nos describe las aventuras y desventuras de tres chavales que están comenzando su carrera delictiva. Juntos, sufrirán las consecuencias del estilo de vida que han elegido y comprenderán cuál es el precio a pagar. 


Desde luego, hay una cosa que tenemos clara desde el tráiler... Nos hallamos ante una experiencia límite, tal y como ellos mismos dicen: las bandas juveniles, el contrabando, las drogas, los robos, las peleas y los ajustes de cuentas cubren los minutos que dura esta producción, rodada con un presupuesto ínfimo (5.000€) y mostrando los ambientes más desfavorecidos. La pobreza, la exclusión, la prostitución, el machismo o la cultura gitana se presentan 'tal y como son', sin tabúes y consiguiendo una credibilidad brutal gracias a ese efecto 'cámara en mano' que tanto nos llama la atención en el cine más actual. 

Elaborada totalmente al margen de la cultura más comercial, esto promete... Los actores no profesionales le dan ese toque 'natural' tan absoluto que deja con la boca abierta. Está claro que Carlos Salado, su director, se ha entregado en cuerpo y alma a este nuevo proyecto, contando con cien actores de la calle que han sido capaces de aprender una profesión ardua, esforzándose en cada secuencia y edificando una gran amistad. Les deseamos toda la suerte del mundo con todo el trabajo que han desarrollado.