sábado, 1 de diciembre de 2012

El Mundo es Nuestro

La situación socio-económica en España va de mal en peor: familias enteras con la mayoría de sus miembros en paro, desahucios y enormes diferencias entre clases están a la orden del día en una coyuntura donde, mientras 'los unos' se suicidan al perder todo lo que tienen, 'los otros' se lamentan de lo 'penoso' de su propia situación tomando unas tapas en la terraza de algún bar de re-nombre. ¿Qué nos queda sino echarnos unas risas dentro de la más cruda realidad? El Mundo es Nuestro es la comedia de la crisis, la que está hecha para ser entendida por el pueblo llano... Por los parados, la generación ni-ni y aquellos empresarios que han perdido todo. 

La película comienza al más puro estilo 'Pocholo y Borjamari': en moto. El ‘Cabesa’ y el ‘Culebra’, siguiendo los pasos del Dioni, deciden dar un gran golpe: atracar una sucursal bancaria y huir a Brasil. Lo que parecía que iba a ser un trabajo sencillo, se complica debido a la irrupción repentina en el banco de Fermín, un empresario cincuentón cargado de explosivos, que amenaza con inmolarse y exige la presencia de la televisión para llamar la atención sobre su precaria situación económica. Así pues, un simple atraco, se convierte en un secuestro en toda regla con rehenes de todos los tipos y explosivos de por medio. 


La película es pura energía, una denuncia social en toda regla que rebosa energía por sus poros, con un ritmo perfectamente marcado por los diálogos de besugo casi incomprensibles que hacen que el telespectador suelte una carcajada cuando escucha gilipolleces del calibre de '¿A sellar la cartilla del paro, con el mono de trabajo?' o 'Semos la degeneración paque...' Dicen que en Sevilla, concretamente, en el Barrio de Triana, todo el mundo tiene duende... Con esta película lo corroboran. 

Por lo visto, la pareja ya era famosa en las redes sociales gracias a algunos cortos que habían rodado, pero esta película ha sido su verdadero salto a la fama. Una hilarante y magnífica comedia que hace reír con las cosas mientras asentimos con la cabeza a cualquiera de la situaciones que ahí aparecen. 

No podéis dejar de verla si sufrís las consecuencias de la crisis... Tarde o temprano, ¡el mundo volverá a ser nuestro! Y esta es la prueba...

No hay comentarios:

Publicar un comentario