jueves, 8 de noviembre de 2012

Detrás de las Paredes

Detrás de las Paredes ha sido una película que me ha sorprendido gratamente: sus increíbles giros de guión nos trasladan a su peculiar mundo... Un descabellado thriller donde los más que conocidos actores rebosan talento y nos invitan a darle una oportunidad a pesar de ser un tanto repetitiva con un argumento fruto de películas como Shutter Island o libros como Los Renglones Torcidos de Dios. ¿Por qué? A continuación lo entenderéis... O no, ¿quién sabe? Creo que tenéis que verla... 

La película, nos centra en un contexto donde Will Atenton (Daniel Craig) deja su brillante carrera de editor en Nueva York y se traslada con su mujer Libby (Rachel Weisz) y sus dos hijas a un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra. Pronto, descubrirá que la casa que habitan fue el escenario de una terrible tragedia: un crimen múltiple donde un tipo mató a su mujer y a sus hijas... Mientras investiga el caso, conoce a Ann Paterson (Naomi Watts), una controvertida vecina que había conocido a los anteriores propietarios y que parece no querer hablar del asunto con nadie... 


La cinta es bastante inesperada... Cada quince minutos de desarrollo da a entender algo que, más tarde, deja de ser así para convertirse en todo lo contrario... Hasta tal punto que convierte lo que parecía una cinta de terror en un thriller del montón, para acabar siendo un drama en toda regla, con escenas de lágrima fácil incluidas. A todo ello podríamos sumarle el hecho de ver a una Naomi Watts en un papel de secundaria bastante bien digerido, aunque he echado de menos algo más por parte de una actriz de su tamaño... Rachel Weisz, como siempre, espectacular: bella y perfecta en su papel de mujer sufrida... De Daniel Craig, poco más se puede esperar... Su inexpresividad en general queda patente, y eso lo sabíamos al leer la ficha de reparto. 

No es precisamente una de esas películas que logran mantener la tensión, pero puedo asegurar que no me ha defraudado. Resulta bastante entretenida y te permite hacer múltiples hipótesis acerca de qué puede estar sucediendo. 

Eso sí... Y por favor: a la próxima, que no la vendan como una película de terror cuando no es más que un poquito de intriga mezclada con el drama de la típica familia idílica destrozada por alguna razón que no voy a desvelar, que si no, os cuento el final.

Es entretenida, así que ya podéis verla.

2 comentarios:

  1. Debo reconocer que no soy muy fanática de las películas de terror pero con sólo escuchar el título Detrás de las paredes. me llama la atención ver el trabajo de Jim Sheridan, se ve interesante, al menos para pasar una buena tarde con los amigos.

    ResponderEliminar
  2. Te la recomiendo, Daniela: como ya he dicho, no es que se trate de una película de terror propiamente dicha... Es un drama familiar bastante intrigante y que vale la pena ver, :) ¡Ya me contarás si es que decides echarle un vistazo!

    ResponderEliminar