domingo, 28 de octubre de 2012

School Killer (El Vigilante)

Hace más de 10 años veía la luz una ridiculez de calibre 'puf'... Y esa expresión pienso patentarla, porque 'puf' significa mucho y mi palabra tiene validez. Vamos, que si esta película es de terror, mi palabra es la ley... Aunque he de reconocer que me encanta ver películas de terror malas a dolor sólo por el hecho de criticarlas, School Killer (El Vigilante) se lleva el trofeo semanal: el público del año 2001 se veía 'atemorizado' debido al sexo descontrolado entre un grupo de chavales... ¡Perdón! No, en absoluto... Quería decir un vigilante loco de atar que no se llega a saber a ciencia cierta si está vivo o muerto. 

Aunque la película no comienza en ese punto, debo decir que la historia se centra a finales de marzo de 1973, cuando un grupo de estudiantes del elitista colegio Internacional Montealto celebró una guateque en sus instalaciones, cerradas años atrás a causa de su deterioro. Sin embargo, la diversión se cortó súbitamente gracias a un asesino que se encontraba en el mismo lugar... Ahora, veintisiete años después, otro grupo de jóvenes decide organizar allí otra fiesta, desconocedores de lo que sucedió en el lugar. Desde su llegada, comienzan a sucederse extraños acontecimientos, y tras discusiones entre ellos, descubren que no pueden huir: alguien les ha pinchado las ruedas del coche y están demasiado lejos del pueblo para ir a pie... 

A pesar de que el argumento tiende a parecer algo 'del otro mundo'... La verdad es que no: además de aportar un doblaje patético de algunos personajes (unos están doblados y otros no, y las voces se superponen), las interpretaciones son más propias de series tipo Al Salir de Clase, donde gente de 40 años interpreta a jovenzuelos de 15. Actuaciones desastrosas por parte de actores de renombre hace que todavía hoy me duelan los ojos a rabiar... Me hace gracia el personaje de Manuela Velasco... Su interpretación en [REC] hizo que cambiara mi opinión positivamente hacia ella... Sin embargo, su papel en Aída me devuelve a su 'época dorada.' 


Además, no puedo dejar de mencionar el hecho de que, como buena película española (aunque mal doblada), incluya las típicas escenas de sexo sin venir a cuento entre adolescentes faltos de brillantez en, para colmo, una Iglesia. No es que yo me considere un fruto de la 'beatificación', pero me parece una completa falta de respeto. 

Pero bueno... No van a ser todo cosas malas: hay algunas escenas de muertes y asesinatos que destacaría... Algún reguero de sangre para no olvidar, aunque los he visto mejores. De todos modos, creo que mi televisor todavía no se ha recuperado después de reproducir semejante... Pues eso, 'peliculón.' Además, el maquillaje del malote parece salido de un concurso de Halloween de un pub heavy.  

 Si sois fans de las películas malas de terror... ¡Esta es la vuestra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario