domingo, 7 de octubre de 2012

Ovejas Asesinas

Necesitaba algo de gore para comenzar la semana... Algo que me diese un poco de vidilla. Paseando por Internet vi un título bastante interesante y extraño a la vez: Ovejas Asesinas, una película de 2006 que versaba sobre ovejas mutantes sedientas de carne fresca... A priori, el título resultaba demasiado cómico, fruto de una experiencia de Marvel cuando pensó en Spiderman y... ¿Ovejas Asesinas? Sin embargo, e indagando un poco en la experiencia de los que ya habían tenido el placer de verla, los resultados no fueron tan catastróficos: a pesar de lo curioso de esta película de título básico, el argumento parecía prometer, al menos, para pasar una tarde entretenida. 

Para comenzar, y tras unos sucesos determinantes para un futuro, se nos ubica en una remota granja de Nueva Zelanda, donde un científico está realizando un irresponsable programa de ingeniería genética que intenta crear la 'oveja perfecta.' Cuando un grupo de ineptos activistas medioambientales deja en libertad a un cordero mutante, miles de ovejas se convierten en depredadoras, todas ellas sedientas de sangre cuyo objetivo es acabar con la raza humana... Una vez te ha mordido una de ellas, olvídate de vivir como un humano. 

Jonathan King, director de esta especie de 'comedia terrorífica', parece querer aprovechar lo famoso de su apellido para adentrarse en una serie de ridículas premisas, pero organizadas con seriedad, introduciendo a 'los verdes' con ese puntito humorístico que hace que, mientras ves ovejas destrozar humanos, tú sólo pienses en mantener en orden el karma... Un simpático guiño por su parte. 


Una película refrescante, con mucho gore y poco terror, pero necesaria para limpiar la mente después de ver bazofias... Repleta de dulces animalitos de pelo blanco y mirada simplona que hacen que, a partir de ahora, nos olvidemos de contar ovejas para preferir contar al mismísimo satanás para poder dormir. No puedo, en ese sentido, dejar de alabar las tremendas escenas donde estos 'graciosos' borreguitos arrancan brazos, piernas y cabezas a tutiplén, dejando todo como un completo cocido madrileño, lleno de chorizo y longaniza. 

Por lo que veo, ahora dejaremos de estar como una cabra para estar como una oveja... Una película de verdadera 'Serie Beeeee', pero con gracia y dispuesta a entretener al personal. ¿A qué estáis esperando para verla?

2 comentarios:

  1. Disfruté de esta película en una sesión doble homenaje a Grindhouse que hicieron en un cine, con esta y Desmembrados. La recuerdo como una de las sesiones de cine más divertidas y me gustaría que se volviera a hacer algo así. Con esta película me lo pasé pipa, algunos diálogos son geniales (yo me quedo con la descripción de la ovinofobia "El miedo irracional y totalmente infundado a que esto algún día pasaría" XD XD XD) y la historia en sí es de tan absurdo que no puedes evitar disfrutarla.

    ResponderEliminar
  2. Veo que eres de los míos: en serio, esta película es, simplemente, genial... Tremenda para pasar un rato entretenido entre risas y buen rollo, :)

    ResponderEliminar