sábado, 6 de octubre de 2012

El Sótano del Miedo

Hay películas que estás deseando que acaben, a pesar de que duran lo justo y de que el argumento sonaba bastante bien antes de dignarse uno a reproducirla... El Sótano del Miedo la coloco justo en esa estantería: además de centrarse en lo que yo llamo 'terror para niños de parvulario', se hace realmente eterna y repetitiva, otorgándole al asunto una tonalidad de comedia americana sin demasiado sentido donde los huesos de calaveras de clase de anatomía aparecen a diestro y siniestro creyendo ellos mismos que nos dan miedo. Y sí, nos da miedo que el cine de los '90 decayera de esta manera... 

La película comienza con un pobre muchacho que, con la idea de robar para sobrevivir, queda atrapado en el interior de una casa fortificada que pertenece a una misteriosa pareja, de modo que se verá inmerso en una pesadilla. Tras percatarse de inmediato de la verdadera naturaleza de los macabros habitantes de la casa, el chico se enfrenta a sádicos dispositivos de seguridad, se hace amigo de una chica esquiva y maltratada, y tratará de descubrir el secreto de las criaturas ocultas en las profundidades de la casa. 


La descripción de lo que en la película sucede es bastante original... Y, si ya no 'exclusivo', al menos, mucho más exprimible que las típicas de 'casa encantada donde chico conoce chica y tienen que acompañarse hasta la salvación.' Sin embargo, no cesa en recalcar que los efectos especiales son extremadamente rudimentarios, lo que transforma la historia en absurda... Todo ello por no hablar de las pésimas interpretaciones (vale, los niños son niños... Pero, ¿y los adultos?) y de algunas escenas sin sentido... En conclusión, digamos que es una cinta aburrida... Que se queda a medio plazo entre las aventuras de Indiana Jones y su primo, el tal Tadeo. 

Todo ello es la muerte y destrucción de una película de terror... Aquello que la convierte en una bazofia más en el rincón de los 'no pienso volver a verte.' Digamos que, cuando llevas media hora de peli y estás tan aburrido que empiezas a trastear cualquier otra cosa mientras estás deseando que a los protagonistas les parta un rayo... Se acabó el terror, se acabó la película y se acabó cualquier expectativa buena o regular que pudiese tener uno. 

Finalizo con mi reflexión personal: se trata de una dolorosa historia de malos tratos que no llega para nada... No sé si es que intenta frivolizar tanto que uno se convierte en un pasota cuando ve a una panda de mutantes bajo un sótano que han perdido por completo la educación. 

No pienso repetir... Lo siento.

2 comentarios:

  1. Recuerdo haberla visto hace siglos y que me pareció HORRENDA. Ni me pienso volver a verla.

    ResponderEliminar
  2. Qué cosa más mala y más irracional... No entiendo cómo pueden dejar perder así un argumento sin más... Me alegro de que no quieras repetir, :)

    ResponderEliminar