domingo, 9 de septiembre de 2012

Pulse (Conexión)


La película de hoy es un remake... No muy acertado, lo reconozco, pero seguro que peores los he visto. Pulse (Conexión) está basada en la original de terror japonesa de 2001 Kairo, que cuenta una historia bastante interesante y que, a su vez, cuenta con todos los ingredientes más terroríficos que podrían conseguir que el telespectador se vaya 'pantalones abajo.' ¿Qué pasaría si las tecnologías inalámbricas se conectaran a otro mundo? ¿Y si ese otro mundo utilizara la tecnología para colarse en el nuestro? ¿Y si la conexión no pudiera interrumpirse? Esas son las típicas preguntas que invita a formular un argumento como éste, donde el terror se va actualizando al nivel de las nuevas tecnologías.  

En general, la cinta nos cuenta la historia de un grupo de adolescentes japoneses que investiga una serie de suicidios relacionados con una webcam que ofrece a todo aquel que se conecte a ella la posibilidad de interactuar con los muertos. Todo apunta a que los espíritus podrían meterse en nuestro mundo cada vez que encendiéramos el móvil o nos conectáramos al e-mail. Podrían contaminar todos nuestros aparatos... Y podrían llevarse lo que ellos ya no tienen: la vida.


Típica nueva versión americana, falta de sutileza y donde todo lo que sale (sombras, escenarios tétricos y trama principal) ya la hemos visto y revisto. Sin embargo, el hecho de que se pueda establecer conexión entre las energías del inframundo y los seres humanos a través de las tecnologías más actuales (el Motorola V3, tampoco os penséis que aparecen los IPhone) puede resultar novedoso en el mundo del cine, al menos, en el momento en el Kairo vio la luz... Es lo que tiene los japoneses son más adelantados que nosotros en todos los aspectos. 

Como película, podría calificarla por encima de la media del reciente terror americano, aunque su esfuerzo por ser fiel a la original no termina de tener cabida: el terror americano de remake no aparece lo suficientemente esforzado a la hora de mejorar la historia original, algo bastante imposible teniendo en cuenta el nivelazo de los asiáticos. Lo mejor quizá sea esa tonalidad sucia, mugrienta, inspirada en los suburbios japoneses que mantiene, la cual nos incita a mantenernos en tensión desde sus primeros planos, aunque he de reconocer que 'fantasmas', o espíritus en sí mismos, aparecen bastante pocos. 

Os invitaría a verla, pero tened en cuenta que os decepcionará si tenéis en buen lugar el argumento original. Por todo lo demás, ¿por qué no darle una oportunidad?

2 comentarios:

  1. A mi me encanta Kairo, me parece un ejemplo de terror distinto, que muestra el pesimismo y el horror al que conllevaria una situacion como esta. Lo malo es que la version americana esta como edulcorada, centrandose mas en dar sustos con los F/X que en lo otro... y el final SPOILERcon el ejercito salvando el mundo ¬¬SPOILER me parece cutrisimo.

    Para mi fue una decepcion, pero claro, es que Kairo me parece una obra maestra.

    ResponderEliminar
  2. Estamos de acuerdo: teniendo en cuenta el nivelazo de Kairo, poco podíamos esperar de un remake americano, sobre todo cuando se nos tiene acostumbrados a resultados como éste... De todos modos, la dejo en la estantería de las 'películas pasables', :)

    ResponderEliminar