lunes, 24 de septiembre de 2012

La Víctima Perfecta

En estos casos me pregunto qué fue antes, si el huevo o la gallina... Pero creo que está claro: el huevo de La Víctima Perfecta pudo 'nacer' un poco antes que el de Mientras Duermes y apenas nos hemos dado cuenta del engaño... Un guión prácticamente idéntico y un argumento con muy pocas diferencias (al menos, los nombres no son los mismos... ¡Por Dios!) nos deja con la boca abierta tras comprobar que Jaume Balagueró no fue del todo original al regalarnos ese peliculón hace apenas unos meses. 

La cinta nos presenta a Juliet (Hilary Swank), una joven médico que, tras separarse de su marido, se instala en un cómodo apartamento en el barrio de Brooklyn, Nueva York. Pero pronto descubre que no está sola en su amplia vivienda, y que está siendo víctima de un obseso que la asedia... No tiene constancia de quien puede ser, pero cada día aparecen muestras de que no está sola en su apartamento.   Además, siempre llega tarde al trabajo porque se queda dormida. 

La crítica la sitúa dentro del género de las cintas de terror, aunque puede resultar demasiado rutinaria y monótona, además de que los sustos que aparecen no son muy elaborados. Para mí, es un simple thriller que no logra su objetivo: a pesar de recrearnos en situaciones inquietantes a tutiplén, de ruidos extraños y cosas que no cuadran, falla en el momento en que se vuelve tan predecible que no es necesario llegar hasta el final. Y lo peor no es porque sea predecible en sí, sino por el hecho de que ya hemos visto previamente su hermana gemela, que nos ha desvelado la mayoría de sus secretos... 


Destacar al incombustible Christopher Lee en un papel escaso pero redundante... ¡La de años que hacía que no sabía de este hombre! Y ahí está, para despistarnos en una película que, a diferencia de la española, posee mucha más acción... Luis Tossar es mucho más pasivo en su papel que el maestro Dean Morgan, y todo ello por no hablar de Hilary Swank, mucho más activa, volátil y con una expresión más dura y agresiva que la protagonista de la 'obra' de Jaume Balagueró. 

Un verdadero estreno en televisión que consigue mantener el interés, el suspense, a lo largo del recorrido y sin prácticamente desfallecer, pero con la desilusión de haberla visto anteriormente de manos de un español. Me considero fan de Jaume Balagueró hasta la médula (sus cintas de [REC] son la originalidad llevada al cine), pero esta patada no la voy a olvidar tan fácilmente... 

Tenéis que verla, pero sin ver Mientras Duermes, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario