miércoles, 5 de septiembre de 2012

El Resplandor

1980... Daba comienzo la década dorada en el cine de terror... Y, con ella, comenzaban a aparecer espectaculares películas del género, sobre todo, las basadas en el típico best-seller que generaba la locura social. Hoy, seguimos con Stephen King y, con él, traemos El Resplandor, adaptación de la novela a manos de Stanley Kubrick. Una película esquizofrénica, inquietante y agonizante, de atmósfera envolvente y angustiosa... Una cinta larga, pero sorprendente. De hecho, seguramente sea una de las películas más emitidas a lo largo de la historia cinéfila, pero por más que uno la ve, más le gusta. 

La 'larga' historia comienza cuando Jack Torrance se traslada con su mujer y su hijo de siete años al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento de las instalaciones durante la temporada invernal, época en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. ¿Su objetivo? Encontrar paz y sosiego para escribir una novela. Sin embargo, poco después de su llegada al hotel, al mismo tiempo que Jack empieza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, se suceden extraños y espeluznantes fenómenos paranormales. 

Típico argumento de Stephen King, donde lo paranormal está a la orden del día, y que Kubrick ha sabido llevar a la pantalla de una forma impactante, con unas escenas que constituyen un verdadero '¡ZAS! En toda la boca' para los sentidos. Digamos que su director se propuso rodar esquizofrenia y lo logró con creces: sus síntomas más claros aparecen reflejados en un personaje, y ya no sólo eso, sino el miedo en las caras y los actos de aquellos que les rodean. Además, el papel de Nicholson no tiene precio: su peculiar forma de actuar, su peinado, su mirada... ¡Todo él es esencial! 


Una de las mejores películas de terror de la historia, donde el director no se refugia en la oscuridad para provocar miedo o tensión (de hecho, el uso de la luz es verdaderamente importante). Como muestra tenemos el simple hecho de no encontrarnos los sobresaltos tan típicos, sino simples escenas inquietantes que son capaces de sobrecoger al personal, de inquietarlo hasta revolverse en su sillón, hasta acercarse al televisor para comprobar que lo que está viendo es cierto. 

El Resplandor conserva su 'resplandor' a pesar del paso del tiempo... Una obra irrepetible, clásica como la pieza de un museo, pero tan esencial como el respirar. Sus casi dos horas se hacen verdaderamente cortas... 

¿Cuándo piensas volver a verla?

4 comentarios:

  1. EN ESTA DIRECCIÓN PODÉIS VER QUE QUERÍA DECIR STANLEY KUBRICK EN LA PELÍCULA…
    http://www.youtube.com/watch?v=zeoBDsphDiY&hd=1

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que esta película tiene mucha luz y que eso la hace especial, no había pensado que en la mayoría de las pelis de terror usan la oscuridad, esta la vi en hbo go y es verdad que se ve la imagen perfecta todo el tiempo y aún así logra crear miedo, incomodidad, confusión, es tremenda película.

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo, Dulce... De hecho, tus palabras me sirven para recordar las ganas que tengo de volver a verla... En estos días va a caer seguro, sobre todo ahora que Stephen King acaba de publicar su novela 'Doctor Sueño', la segunda parte de 'El Resplandor', :)

    ResponderEliminar