lunes, 27 de agosto de 2012

The Thinner (El Maleficio)

El filme de hoy ya tiene sus años, pero por más que lo veo, no consigo cansarme... ¿Por qué? El maestro Stephen King volvió a crear un éxito tal con una de sus novelas que en 1996 se decidió llevarla a la gran pantalla, sin demasiados efectos especiales y no siendo algo muy sonado. Sin embargo, The Thinner (El Maleficio) es una de sus novelas más conocidas, y su argumento da mucho que hablar gracias a los importantes giros de guión, que van tomando un cariz donde las maldiciones, la sangre o las mutaciones están a la orden del día. 

En este caso, la historia nos presenta a Billy, un abogado obeso que no muestra demasiados escrúpulos a la hora de aceptar clientes. Un día, mientras vuelve en coche de una fiesta acompañado de su mujer (la cual le está haciendo una felación), atropella a una anciana gitana. Ésta muere y el abogado es absuelto en el juicio gracias a las artimañas de sus compañeros... Sin embargo, la familia gitana no se dará por vencida y comenzará el juego de las maldiciones. 

He de reconocer que la película es buena... Si bien no destacable, los personajes aparecen perfectamente delimitados, al igual que en la novela, y no da lugar a confusión alguna. Además, la adaptación es bastante correcta, llegando incluso a ser entretenida dentro del género del terror de tipo Serie B al que estamos acostumbrados, que desprende cierto olorcillo a terror ochentero a pesar de ser de mediados de los '90, cosa que hace que rememoremos los buenos y grandiosos tiempos de este tipo de cine. 


Reconozco que muchas escenas pueden llegar a ser increíbles o fantasiosas, pero es lo mínimo que podemos esperar de un escritor de este calibre. Ya sabes: si no es ésto lo que buscas, no lo leas ni lo veas. De todos modos, en ocasiones, la historia puede parecer un poco acelerada: de pronto, te presentan a un tipo obeso y, antes de que te des cuenta de que no tiene escrúpulos, su mujer 'le limpia el sable' y atropella a una gitana, y le echan una maldición, y pierde peso al día siguiente, y su mujer le pone los cuernos... ¡Un agobio! Quizá transforma la novela en un conjunto de fracturas para llegar al final cuanto antes sin aburrir... Ese puede ser su gran error. 

Por todo lo demás, es una película decente, que trata temas de actualidad, como el racismo de nuestra sociedad, las desigualdades legales según el nivel adquisitivo, que nunca valoramos lo que tenemos hasta que estamos a punto de perderlo... Además, el final resulta impactante, convincente, necesario... ¿A qué estás esperando para verla?

No hay comentarios:

Publicar un comentario