sábado, 18 de agosto de 2012

Las Vidas de Celia

He de reconocer que Najwa Nimri es una de mis cantantes favoritas... Su origen jordano y su voz rota la convierten, simplemente, en especial... Todo en ella es personal, desde su sonido hasta su peculiar estilo, el cual nos sorprende con cada nuevo álbum. Su faceta de cantante es perfectamente combinada con la de actriz, regalándonos películas en las que una hora y cuarenta minutos dan lugar a muchas hipótesis, a muchos quebraderos de cabeza que pueden resultar desconcertantes... Tan desconcertantes como la película en sí. Las Vidas de Celia constituye uno de esos argumentos extraños e inquietantes que dejarán a más de uno pensativos acerca de cada uno de sus inteligentes movimientos y giros de guión. 

La película comienza al finalizar una noche de verbena, en la cual Celia fracasa en su intento de suicidio en las vías del tren. Esa misma noche y en un lugar próximo, es violada y asesinada una adolescente. Un policía, Miguel Ángel, empezará a investigar el caso, y la investigación le llevará hasta Celia y Agustín, su marido, y hasta las dos hermanas de Celia, Carmen y Ángela. En sus investigaciones, Miguel Ángel se acerca cada vez más al entorno de Celia, detiene a Pedro, el antiguo novio de Ángela, y se hace amigo de Jaime, el ex marido de Carmen, aunque de quien realmente sospecha es de Agustín, el marido de Celia. Miguel Ángel también está pasando por momentos personales difíciles: canaliza en la investigación su propia frustración y termina por ver reflejada en Celia su propia inestabilidad mental y emocional. Las tensiones que ha despertado el crimen van desvelando el mundo oculto y falseado que se esconde tras la tranquila y anodina vida de Celia. 


Simplemente, original... Describe a un ritmo muy atrevido los entramados de relaciones que se establecen entre sus personajes casi sin notarlo, dando lugar a pérdidas y encontronazos fortuitos, a pensar más allá de lo que la película muestra a través de inteligente uso de los flashback. Es ágil hasta tal punto que consigue crispar los nervios, con unas interpretaciones geniales dentro del marco de lo que sería una extraña familia en la que rigen reglas y comportamientos secretos que todo el mundo conoce y de los que nadie quiere hablar. Por así decirlo, puede venir muy bien para estudiar el comportamiento humano 'desde dentro', que es lo más complicado. 

Luis Tossar, como siempre, genial en el papel de hombre maduro y frustrado... Najwa Nimri, tan buena en su interpretación como cuando nos ofrece su música. Sus dos papeles enmarcan la intriga de un crimen del que todos parecen saber algo y del que nadie quiere ofrecer su versión, dejando al telespectador la sensación de sentirse 'detective' en un conglomerado de lazos emocionales desorientador. 

A pesar de que a muchos les puede parecer aburrida debido a la cantidad de relaciones que se establecen, considero que no hay cabida para la desidia en su desarrollo. Me limitaría a verla antes de juzgar... Yo esperaba algo bien diferente y he encontrado un diamante en bruto, de producción hispano-mexicana, que la mayoría del público, por desgracia, ni conoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario