viernes, 18 de mayo de 2012

Mi Segunda Vez

Hace unos dos o tres años veía la luz Mi Segunda Vez con una audiencia, sino ínfima, bastante decadente... Y, después de vista, me sumaría al grupo de detractores de esta película, que nos muestra a una Catherine Zeta-Jones que poco tiene que ver con la que recordaba: de hecho, podría afirmar que las comedias románticas no están hechas para ella... Aunque también tendría mis serias dudas de si calificar o no esta película dentro del género, pues a mí entender se ve atentado por una afirmación como esta. Lo cierto es que el tráiler nos mostraba algo que, realmente, la película no ofrece... Además de estar llena de tópicos, los personajes están muy poco elaborados y el argumento muy poco explorado. Podría haber dado lugar a un producto mucho más potente... Tanto como para que las distribuidoras se pegasen por estrenarla.  

La película, en un principio, puede parecer atractiva... Empieza cuando Sandy (Catherine Zeta-Jones), una sexy madre de 40 años, descubre que su marido la engaña, así que su mundo aparentemente perfecto se viene abajo. Sin pensárselo dos veces, se traslada a Nueva York con sus dos hijos con ánimo de rehacer su vida. Allí, conoce a Aram (Justin Bartha), un encantador licenciado universitario de 24 años que trabaja en la cafetería bajo el apartamento que alquila Sandy. Cuando Sandy encuentra trabajo, le pide a Aram que haga de canguro de sus hijos. La carrera de Sandy empieza a despegar y Aram se va convirtiendo en una parte cada vez más importante de su vida. Es divertido y sus hijos lo adoran. Muy pronto, esta improvisada familia va tomando forma y, aunque hay una larga lista de razones por las que no deberían estar juntos, se enamoran. Sandy y Aram se topan con la resistencia de familiares y amigos a su nueva relación y ambos tendrán que decidir si lo que tienen es algo simplemente divertido y temporal o puede tratarse de algo realmente duradero... 


Escrito así... ¿No suena bonito? De hecho, hasta cursi... Pero no se puede esperar más de lo que hay. Sinceramente, he de reconocer que la vi por Catherine, una actriz fascinante cada vez que interpreta... Sin embargo, las comedias románticas (o lo que sea) no son lo suyo: es una mujer de thrillers más movidos, con tiros y tensión... Incluso despertando sensualidad con un cierto toque de villana, y no de papeles de mujer que intente despertar lástima. Es demasiado fría para atraernos con una dulzura de la que carece. 

Con respecto al resto de la película... Resulta sosa e insípida... Demasiado básica. Falta claramente ese toque de pasión entre los personajes y le sobra titubeo, sobre todo por parte de Bartha, que ni es un galán ni lo intenta ser: lo vemos casi totalmente falto de carisma en todo el desarrollo. De vez en cuando se intenta salvar estos 'ligeros defectos' con algo de humor (hasta un tanto grosero), pero tampoco que lo intenten en exceso... 

Concluiría en que no tiene gracia ni romanticismo... Me ha decepcionado notablemente. Si queréis ver cine de relaciones entre mayores y jóvenes, optad por An Education... No os defraudará.

5 comentarios:

  1. No está mal, la vi en su momento en el cine y me dejó buena impresión.

    ResponderEliminar
  2. Vale... blogger me ha vacilado... este comentario iba en El efecto mariposa, no sé por qué lo ha puesto aquí... o yo estoy tan tonto que he comentado donde no era XD XD XD

    ResponderEliminar
  3. He leído el título de la peli, he visto tu nombre... He vuelto a leer el título de la peli... He abierto más los ojos para leer tu nombre... ¡Ya pensaba que te habían cambiado! Qué susto más malo... Peor que el de cualquier peli de terror de los dos miles... Jajaja.

    ResponderEliminar
  4. Yo también me asustaría XD XD XD pero no, de momento no me han sustituído por ningún tipo de ladrones de cuerpos.

    ResponderEliminar
  5. Menos mal... Esta noche podré dormir tranquila al saber que sigues entre nosotros, xD

    ResponderEliminar