viernes, 11 de mayo de 2012

El Diario de Noah

Como habréis podido comprobar la mayoría de los que pasáis por aquí, las películas románticas no son mi fuerte. Seguramente haya visto miles a lo largo de mi vida, pero acaban por no decirme nada y, simplemente, las olvido... Supongo que TITANIC debió traumatizarme al 'deshechar' a Leonardo Di Caprio en las profundidades del océano... Tan adelantada la película, claro. Sin embargo, guardo un buen recuerdo de El Diario de Noah pues, a pesar de ser la típica/tópica historia de amor entre diferentes clases sociales, demuestra una serie de valores que pocas veces pueden verse en el cine, y por eso la tengo en un lugar especial de mi corazón. 

La historia comienza en una residencia de ancianos, donde un hombre (James Garner) lee a una mujer (Gena Rowlands) una historia de amor escrita en su viejo cuaderno de notas. Es la historia de Noah Calhoun (Ryan Gosling) y Allie Nelson (Rachel McAdams), dos jóvenes adolescentes de Carolina del Norte que, a pesar de vivir en dos ambientes sociales muy diferentes, se enamoraron profundamente y pasaron juntos un verano inolvidable, antes de ser separados, primero por sus padres, y más tarde por la guerra. Cuando vuelvan a reencontrase, sus vidas habrán cambiado notablemente... 


De título original The Notebook, nos hallamos ante una verdadera obra maestra, la primera que me vendría a la cabeza si pensase en el amor. Es justa, exacta, comedida, dramática... Todo equilibrado para tocar las fibras sensibles en el momento adecuado y no antes. Considero que nadie que la haya visto habrá podido resistirse a sus encantos, ya no sólo idílicos y románticos, sino a los propios de los actores principales: McAdams está arrebatadora, tan guapa, tan natural... Mejor que nunca. Además, Gosling fue un gran descubrimiento: atractivo, seguro y enamorado, un verdadero galán con dotes de los grandes. 


La típica película para ver junto a la persona a la que amas, para disfrutarla en compañía y, por qué no, para desprender alguna lagrimita con la escena del embarcadero... Cualquier persona normal ve esta cinta y vuelve a enamorarse perdidamente, como el primer día, de ese ser que tiene al lado, con el que ha pasado tanto buenos como malos momentos, pero de quien tiene la certeza de que va a permanecer ahí 'hasta que la muerte los separe', como reza una de las frases de la cinta. 



Este fin de semana ya tenéis plan: Agarrad un buen bol de palomitas con una mano, al chico/a que os guste con la otra... ¡Y que surja el amor! 

Te dedico esta película... Ya no sólo por aguantarla a mi lado sino porque cada una de las palabras que escribo aquí las siento contigo, :)

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta película, pero es que el libro le da mil vueltas. Yo no sé qué tiene Sparks, que consigue engancharte cosa mala. ¿Lo mejor? Que la historia es real, son los suegros de Sparks los que vivieron esta historia de amor tan bonita.

    ResponderEliminar
  2. Estamos de acuerdo: la película (o más bien el argumento que dio lugar a ella) es simplemente genial. Tengo pendiente leer el libro, hace mucho que no leo nada romanticón... :)

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar