jueves, 3 de mayo de 2012

Eden Lake


Qué pocas películas hacen en televisión que merezca la pena recordar... ¿No creéis? La llamada 'caja tonta' nos devuelve, cada vez más a menudo, programas del corazón que nos deleitan con la vida y obra de personajes mundanos que poco nos dan de comer en tiempos de crisis. Sin embargo, en ocasiones nos regala algo 'agradable'... Con independencia del cine 'de tarde' (que suele ser mejor que muchas pelis del 'nocturno'). Y lo de 'agradable' se dice por decir algo... Porque Eden Lake no es muy agradable que digamos: la típica cinta de secuestros y torturas que convierte en agonía un rato delante del televisor no puede merecer palabras de lo más maravillosas de no ser por el hecho de que nos gusta sufrir y pasarlo mal ¿sí o no? 

La historia de hoy nos presenta a una pareja adulta, Steve y Jenny, que se escapa de fin de semana romántico a una especie de lugar abandonado llamado 'Eden Lake.' Sin embargo, su tranquilidad se verá interrumpida cuando una banda de chicos jóvenes aparezca por el lugar. Estos, como acto de rebeldía, robarán las cosas a la pareja y destrozarán su coche. Steve intentará hacerles frente, pero sufre un violento ataque por parte de un grupo al que parece no importarles el sufrimiento ajeno. A partir de ese momento, Jenny tratará de escapar a través del bosque, y los jóvenes no se darán por vencidos tan fácil... No sabe lo que le espera. 


Y, realmente, nosotros tampoco sabemos la que les espera... La película logra mantenerte en vilo hasta la última escena, y lo digo sin exagerar: con un estilo muy conocido ya gracias a La Última Casa a la Izquierda (gran película, por cierto), este 'lago del Edén' nos demuestra que nadie está seguro en ninguna parte, y de verdad que logra hacerlo creer hasta la saciedad. La peli hace pasarlo mal, invita a sufrir y casi que obliga a morderse a más de uno los labios de impotencia... Resulta increíble que emitan algo así por televisión (yo misma no me lo creo), pero ahora está en vuestras manos conseguir la cinta y dejarse llevar por lo que podría considerarse algo así como 'gore de calle.' 

Es una película excelente, con acción, tensión, dramatismo y terror... Considero que no le falta de nada. Además, podría traducirse en una especie de cuento pedagógico con moraleja que dejo que cada cual vea por sí mismo y sin ayuda de terceros. Un thriller imprescindible en la filmoteca de un aficionado al género que rebosa talento por los cuatro costados. Todas las interpretaciones, pese a ser poco conocidas, están bordadas, simplemente geniales en un contexto donde la violencia genera más y más violencia, siendo ésta la mejor prueba. Tremendamente real, horriblemente dolorosa y amargamente violenta. 

 Os invito a verla... A reverla y a disfrutarla... Como yo lo hice. A poneros en la piel de los protagonistas y a sufrir con ellos... ¡No olvidéis las palomitas! La cosa da para largo y no apetece levantarse del sillón.

2 comentarios:

  1. La he visto recientemente... y no recuerdo haberlo pasado tan mal viendo una película desde hace mucho tiempo. No es buena, es lo siguiente!!! Ha hecho que quiera ver más películas de este tipo, terror de supervivencia lo llaman por ahí.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué casualidad! El otro día quería volver a verla... Me impactó mucho, es de lo mejor que he visto en ese género de 'terror de supervivencia' que relatas. Lástima que no sea tan conocida y que haya llegado a la pantalla grande... Porque verla a lo bestia hubiese sido tremendo, :)

    ResponderEliminar