miércoles, 8 de febrero de 2012

The Crazies

De oca a oca... Y tiro porque me toca... Y ahora me toca una de infectados... Nada de zombies: volvemos con ese grupo de seres sedientos de venganza que corren que se las pelan y resucitan de la muerte mientras expulsan babillas verdes por la boca. The Crazies no se corresponde exactamente con esa descripción, dado que los seres de hoy están afectados por la típica toxina que el ejército crea y que los convierte en asesinos en serie, brutales y sin control, pero sin babillas... O sí que tenían babillas, la verdad es que no lo recuerdo con claridad. Lo cierto es utilicé esta película como el que pone música de fondo para hacer otras tareas y, mientras mi marido se volvía loco cuando salía el ejército en escena (tiros y más tiros... Y parece una canción de Estopa), yo me aburrí como una ostra ante una de esas pelis que tienen más copias que la película de 'la niña de La Señal.' Sin embargo, hay alguna cosilla que... Bueno, puede llamarnos la atención. 

Desde el principio, la cinta nos muestra cómo una misteriosa toxina en el agua convierte a cualquiera que esté expuesto a ella en un asesino sin escrúpulos. Los residentes de una idílica ciudad empiezan a sucumbir a un desenfreno incontrolable de violencia y la escalofriante masacre acaba en una sanguinaria anarquía. En un intento por controlar la epidemia, el ejército envía una fuerza de élite a bloquear los accesos a la ciudad, aislando a los pocos ciudadanos no infectados que quedan y dejándolos a merced de los despiadados asesinos que acechan en la oscuridad. 


Sinceramente, puse esta película porque las demás me daban 'error de reproducción'... Además, el argumento no me dijo mucho desde el primer momento, pero como las críticas lo definían como un 'buen producto de gore en el año 2011', no dudé en darle al PLAY... El chasco podía haber sido monumental, pero bueno... Tampoco me dejó tan mal saber de boca. Para ser la típica película que llevan, fundamentalmente, el sheriff, su mujer y su ayudante, podría haber sido peor... Además, con un hilo argumental muy próximo a lo que hoy en día son algunos videojuegos (no, chavales... Esta vez no me recuerda al L4D) y alguna salpicadilla sanguinaria por ahí aislada hacen que, al menos, la tarde no estuviese perdida del todo. 

Según las críticas más selectas, nos hallamos ante un remake... Además, un remake bastante bueno, que supera a la original. Sinceramente, no lo sé, porque no había oído hablar de su predecesora ni tampoco la he visto (¿alguno de vosotros sí?). Hoy en día, quizá tengamos estos conjuntos argumentales más que vistos y no nos enseñan nada nuevo... Sin embargo, en su día, ¡este trasto tuvo que dar el golpe! ¿O no? Toxinas del ejército, gente infectada balbuceando, un sheriff al que nunca le pasa nada porque es de hierro y no bebe agua... 

A todos los que les apasione el género, supongo que les encantará.

2 comentarios:

  1. Pues a mí me decepcionó mucho, podía haber dado más de sí y es sosa y llena de momentos tensos surrealistas o sustos tontos.

    La peli original es del '79 y está escrita y dirigida por el maestro George A. Romero. Sólo por eso le echaré un vistazo a ver si vale la pena.

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente, yo también esperaba algo más... Como habrás podido denotar, había un tanto de ironía en mis palabras... Jajaja.

    Por cierto, habrá que echarle un vistazo a la original... :)

    ResponderEliminar