jueves, 26 de enero de 2012

Hostel

Vi esta saga de películas hace unos años y realmente debieron traumatizarme (tanto como el hecho de que Cuatro emita Saw I, II... Saw 25... Saw en la playa...), porque no volví a retomarlas. Pero, hace unos días, estuve fisgoneando entre los títulos que mi marido guardaba celosamente en varios DVD (¡Oh, vaya! Alto a la piratería...) y, tras encontrar verdaderos pasteles de Julia Roberts y otras que consideraba de terror máximo (Matrix o Sargento de Hierro, entre otras) topé, bajo el Home Cinema que no funciona, con unas cuantas grabadas en DVDrip... Entre ellas vi el título de Hostel y no dudé: ¡sangre, torturas y tiros! Ya era hora de ver... De ver... ¡De ver la flácida piel de una banana caducada! No recordaba que la cinta, además de un argumento tan insípido, tuviese unos efectos especiales tan blandos. 

El argumento comienza describiéndonos a Paxton y Josh, dos amigos norteamericanos, ambos universitarios, recorren Europa con sus mochilas y con Oli, un islandés que se les une por el camino, con la única finalidad de buscar buen sexo, y drogas y alcohol legales. En Eslovaquia conocen a Natalya y Svetlan, dos exóticas bellezas por las que se dejan atraer para acabar atrapados en un siniestro y tenebroso lugar. Su situación es tan angustiosa como el más oscuro e insano recoveco del alma humana... Todo apunta a que se acaban de convertir en los conejillos de india de una mafia sin escrúpulos que los vende para que otros satisfagan sus fantasías de tortura. 


Para empezar, la cinta no consigue mantenerte con los ojos pegados a la pantalla... Además: tanta oscuridad hace que se pierda una cantidad enorme de sangre entre las sombras, dando lugar a la ambigüedad y, acto seguido, al aburrimiento... Pero, ¿qué narices es ésto? ¿Uno de los trabajos de Tarantino? Se nota... Nunca he fan de sus argumentos, y creo que con esta película, para mí, se lleva el número 1 entre los directores que cubren el trasfondo de mi armario... He de reconocer que resulta ideal para los amantes de la violencia gratuita... ¡Y tanto que gratuita! Esperaba, al menos, algún tipo de explicación a lo que ahí dentro sucede, pero tengo tan pocas como en cintas del calibre de Invitation Only (grandiosa y mucho más sangrienta, basada en las tramas de Tarantino). 

En conclusión, no volvería a verla... De hecho, hasta destruiría el DVD donde la encontré, porque no me dice nada... Lástima que no pueda (cuando venga mi marido y no la encuentre puede sorprenderme con una sesión de Pretty Woman/Nothing Hill). Actores jóvenes y pésimos (alguno que otro muere antes de lo que esperaba) y una escenografía patética, donde lo único interesante es el momento en el que, de un modo muy muy irreal, se le corta el nervio óptico a una chica que ha sufrido un taladro en una de las cuencas de los ojos... Y digo irreal porque lo sé, que para algo valen los estudios, jajaja.

5 comentarios:

  1. Me aburrió mucho. Muchísimo. Tanto que no la terminé de ver. Yo esperaba una película sangrienta, gore y tal, poco más. Pero hasta donde vi (y vi bastante, eh!) era mucho sexo y poca sangre. Y para eso, qué quieres que te diga, me pondría una porno y a tomar por...

    Tarantino me gusta, le adoro, me encanta. Excepto su soporífera Death Proof, pero esta película (Hostel, digo) realmente no es suya, sino que es productor o algo así... ¿no?

    ¡Besines!

    ResponderEliminar
  2. Pensaba, sinceramente, que los que la hubieran visto tendrían buenas palabras para dedicarle... Veo que no y que todos pensáis igual que yo... ¡Siiii! En cuanto a lo del sexo, lo mismo dije yo cuando me planté delante del televisor... En plan: "Pero... ¿Esto no era de miedo?"

    Ahora que lo dices, tengo mis dudas en cuanto a qué pinta Tarantino en esta cinta... He comprobado que no es el director, pero no sé qué narices hizo en este bodrio.

    ¡Besitos! :)

    ResponderEliminar
  3. Me apunto al club de los que no gustó esta peli, es sosa a más no poder... si no fuese porque aparece el nombre de Quentin T. en los créditos, no la hubiese visto nadie.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. IGUALMENTE!!! no es ni la mitad de bruta de lo que debería ser, a veces aburre y casi no se ve nada... pufff, decepción. Tarantino es co-productor o algo así, el director es Eli Roth, que también hizo Cabin Fever. Sinceramente, para estas cosas prefiero a Alexandre Aja, que no se corta un pelo y además sus pelis son buenas.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ahí estamos! El club de los detractores de las películas sin sangre vendidas como tal... :)

    ResponderEliminar