viernes, 15 de abril de 2011

Todo Sobre Mi Madre

Siempre he tenido mi visión particular del cine español: como el 90% de la población, he acabando identificando esta tipología con el los vestidos de lunares, el flamenco, los toros, el sexo explícito o las palabras malsonantes. ¿Y quién no? Muchos son los ejemplos que nos avalan: los americanos pegan tiros, mientras los españoles... En fin, me callo. Justamente fue eso lo que esperaba de Todo Sobre Mi Madre, una película a la que, desafortunadamente, incluí en ese 'cajón de sastre' que la sociedad se ha limitado a crear y, simplemente, la olvidé... La olvidé hasta que, más de una década después, he decidido rescatarla de ese 'baúl de las películas olvidadas' para, finalmente, verla. Cuál ha sido mi sorpresa cuando, a pesar de incluir buena parte de todo lo citado al principio, Pedro Almodóvar saber hacerlo con la sutileza de un maestro.

La historia comienza cuando una madre soltera (Cecilia Roth) ve cómo su hijo muere el día en que cumple 17 años, por correr para conseguir el autógrafo de su actriz favorita. Decidirá entonces viajar a Barcelona en busca del padre de su hijo, un transexual llamado Lola, que ignoraba que tenía un hijo. En su viaje encontrará también a su amiga Agrado, otro transexual, y, a través de ella, conoce a Rosa, una monja de El Salvador, casualmente también embarazada de "la desaparecida Lola." Además, por pura coincidiencia, terminará convirtiéndose en la asistente de Huma Rojo, la actriz que admiraba su hijo, y la hija de ésta, metida en el mundo de las drogas. La película se desarrollará narrando la vida y obra de cada uno de estos personajes, que luchan día a día por sobrevivir, cada uno a su manera.


Bajo mi punto de vista, se trata de una película donde resulta complicadísimo identificar el inicio, nudo y desenlace, porque simplemente se limita a narrar las diferentes historias de vida de madres e hijos, con sus más y sus menos. Una de las cosas que más me ha sorprendido ha sido que me ha atraído mucho la forma de actuar de Penélope Cruz en este filme, cosa nunca vista en mí: me parece sencilla y natural; Almodóvar supo cómo relatar éstos rasgos en el personaje de una pobre monja enferma y embarazada de un indeseable (un aplauso en ese sentido). Además, perfectísima la actuación de Cecilia Roth como madre protagonista... Su acento argentino aporta muchísimo al personaje en cuanto a su cultura y, desde luego, su interpretación como "madre coraje" resulta magistral.

Desde luego, todos los actores son de primera... Cecilia Roth, Marisa Paredes, Penélope Cruz, Candela Peña, Antonia San Juan, Rosa María Sardá, Fernando Fernán-Gómez, Fernando Guillén, Toni Cantó, Eloy Azorín, Carlos Lozano, Cayetana Guillén Cuervo... Caras importantísimas en el cine español, con renombre desde siempre y cuyas interpretaciones son capaces de dejar huella... Sin duda, el papel de Toni Cantó dentro de una vestimenta femenina resulta espectacular.

Una película para no olvidar, simplemente... Un aplauso a Almodóvar y al cine español.