martes, 22 de febrero de 2011

Al Final de la Escalera

La década de los 80 nos dejaba buenas pelis de terror... He de decir que, durante esos años, alcanzaron su punto álgido las historias de este tipo: ver moverse objetos al compás de sintonías desesperantes iban formalizando la típica conducta de los niños (y no tan niños) de la época, que escondían sus cabezas bajo las sábanas pensando que 'el cuchillo de su asesino' nunca las atravesaría. Al Final de la Escalera es una de las mejores que recuerdo... Tanto que he necesitado volver a verla. Antes no era necesaria la sangre, las vísceras ni el gore: con tan sólo esas composiciones de música tan aguda y la historia de algún niño asesinado que purula por su antigua casa unifamiliar era más que suficiente para no dejarte dormir en un mes. Me encanta 'desenterrar' estas películas: parece que todas y cada una de las cintas del género son hijas de algunas como ésta (en estos años, los libros de Stephen King comenzaban a tomar forma humana, Alfred Hithcock continúa con su 'intrigante labor', etc.).

Al Final de la Escalera comienza cuando un afamado compositor que ha sufrido la trágica pérdida de su esposa e hija se traslada a un antiguo caserón para intentar recuperarse. Apenas llega, comienza a notar extraños sonidos, movimientos de objetos y, en suma, una presencia que intenta llamar su atención hacia un cuarto secreto, tapiado al final de la escalera. Esa presencia tratará de que todos conozcan cuál fue su historia y su trágico final...


Considero que el terror nació y se quedó en las décadas de los 70 a los 90, donde emergió la tipología 'paranormal y de asesinos múltiples' que tanto encantaba. Nos encontramos ante uno de los clásicos del género, una de las más efectivas que se han rodado; después, todo lo consecutivo ha sido repetitivo... Los fantasmas, las casas encantadas, los sucesos extraños... Todo es igual, con la única diferencia en que ahora la sangre está más presente (y si no, ¡veamos The Walking Dead!).

¿Quién no recuerda escenas como la de la pelotita, o la de la silla de ruedas? O la de la cadenita que emerge del pozo... O, simplemente, ese final tan logrado donde hasta utilizan fuego. Resulta impactante volver a contemplar cuáles fueron los inicios de la intriga/terror psicológico, así como saber apreciar los 'comienzos' de los 'efectos especiales' en este campo.

Un 10 para la película... ¡Y porque no tengo un 20!

viernes, 18 de febrero de 2011

Secretos en las Paredes

Miedo 'menos miedo'... Secretos en las Paredes formaría parte del género que en su día bauticé como tal, siendo una de esas películas de las que encuentras doscientas treinta mil en el videoclub y en muy poco se diferencian. De hecho, yo diría que el 'ser sobrenatural' de esta cinta es Samara Morgan, aquel personaje que apareció en la saga de The Ring hace unos cuantos años. ¡Qué verdad esa de que estamos en crisis! Hay que ahorrar ¿no? Y ahorramos hasta en la creatividad... ¡Si hasta la vestimenta es similar! Además, todavía me pregunto por qué la chica en cuestión simula estar mojada (al menos, lo aparenta muy bien) si su muerte no estaba relacionada con agua... ¡Cosas de los directores!

La película comienza como la típica de 'Tardes de Antena 3': tras conseguir un nuevo empleo, Rachel Easton, una madre divorciada, decide mudarse junto a sus dos hijas desde un apartamento en Detroit a una nueva casa en los suburbios. El nuevo inmueble parece ser la casa de sus sueños, hasta que empiezan a tener lugar extraños sucesos. Todo parece estar relacionado con los anteriores propietarios de la vivienda, ya que en los años 50 desapareció la esposa del dueño en extrañas circunstancias. 


Muchos lo han dicho ya, y yo lo reitero: es una película para echar en televisión un sábado o domingo por la tarde, a eso de las 15:30: ayuda a pegarse una buena siesta. Cierto es que tiene algún 'sustillo' destacable, pero nada del otro mundo... A su favor puedo decir que tampoco dura demasiado (apenas 1 hora 20 minutos), y las actuaciones son bastante aceptables (personajes de peli de tarde). No la incluiría en el género 'terror' bajo ningún concepto; si acaso, resulta un tanto intrigante en ocasiones, pero es demasiado predecible. No suceden cosas espectaculares ni da mucho de sí el argumento: apenas suceden cuatro cosas, parece que se solucionan y luego dejan el final abierto con un personaje que va saltando de una peli a otra.

Cumple su cometido y ya está: te hace pegar algún brinco de la silla y eres capaz de redactar el final antes de la mitad de su desarrollo. Buena para un fin de semana por la tarde, de esos que no tienes nada mejor que hacer y pues... Te pones una peli con galletas (o lo que tengas a mano).

Te Doy Mis Ojos

Me quito el sombrero ante Icíar Bollaín, que supo reflejar en su tercer cortometraje la violencia doméstica con un realismo que eriza la piel. Te Doy Mis Ojos, española y protagonizada por Luís Tosar y Laia Marrull, acaparó con una muy buena cantidad de críticas positivas, y no es para menos: aspectos como el machismo, el patriarcado, la masculinidad/feminidad y el sexo aparecen perfectamente reflejados en una cinta que, además de ser muy educativa, es capaz de hacerte sentir la tensión y el miedo de una mujer maltratada que espera ansiosa que su marido cambie de parecer.

La película está ambientada en Toledo, que fue donde Bollaín y la guionista, Alicia Luna, habían conocido a la presidenta de la asociación de mujeres maltratadas. Da comienzo en una noche de invierno, cuando Pilar sale huyendo de su casa llevando consigo apenas cuatro cosas y a su hijo Juan. Pilar escapa de Antonio, un marido que la maltrata y con el que lleva 9 años casada, y se refugiará en casa de su hermana Ana y el novio escocés de ésta. Antonio no tardará en ir a buscarla: ha comenzado a ir a terapia para cambiar, y le dice a Pilar que es su sol. Además, "le ha dado sus ojos"... Pilar volverá con él con la esperanza de que las cosas vuelvan a ser como cuando eran novios; querrá desempeñar un trabajo, pero Antonio no la dejará... Continuará humillándola a toda costa...


Sin duda, es una película que marca al telespectador. No sé qué tiene, pero te hace recordar los diálogos, los bellos parajes o el sonido de los golpes... Te hace abrir los ojos ante una realidad tan evidente como son los malos tratos, evitando la morbosidad y mostrando cuáles son sus consecuencias (lo realmente importante). Es dramática, dura, capaz de hacerte llorar comprobando que es real, que situaciones como esa continúan sucediendo todos los días y que no todas las mujeres tienen el valor de escapar a tiempo de su agresor, perdiendo la vida en sus manos.

Según palabras de Icíar Bollaín:

"Te Doy Mis Ojos cuenta la historia de Pilar y Antonio pero también de quienes los rodean, una madre que consiente, una hermana que no entiende, un hijo que mira y calla, unas amigas, una sociedad y una ciudad como Toledo que añade con su esplendor artísitico y su peso histórico y religioso una dimensión más a esta historia de amor, de miedo, de control y de poder."

No la recomiendo... Simplemente, la considero imprescindible en la videoteca de cualquier persona con un mínimo de conciencia social. Los roles de cada cual están perfectamente representados, tal y como Bollaín expresó en su momento. Espinada y sobrecogedora...

La Máquina de Bailar (2006)

¡La de años queriendo ver esta película! Eso sí, no sabía que, después de verla, iba a suscitarme una pizca de desilusión... ¿Por qué? ¿Qué le ocurre a la cinta? La Máquina de Bailar, aquella peli de Santiago Segura de 2006 calificada de comedia... Pues tan comedia quiso ser que apenas hace reír. Son poco más de las 5 de la tarde, y lo cierto es que el sueño en mí permanece en período de latencia, pero me apetece redactar algo sobre esos gag's que casi me arrancaron una sonrisa (casi..). Además, nos hallamos ante una de esas pelis un tanto... ¿Frikis? No sé si sería el término más adecuado: muchos 'frikis' (realmente, freaks, aunque el término se ha degradado mucho) se sentirían ofendidos si se les comparase con una panda de panolis que no hacen nada en la vida, tan sólo bailar... Porque, eso sí, aunque el protagonista trabaje de reponedor en un supermercado... ¿De dónde saca tanto y tanto tiempo para dedicarse a la danza y, además, ser tan 'buen bailarín'?

El argumento es ramplón de narices: una pandilla de barrio se reúne en un salón recreativo del centro para divertirse con su videojuego favorito: la máquina de bailar. Pero este hobby se convierte en algo más serio cuando se ven obligados a competir por su vida enfrentándose en un delirante torneo a los mejores jugadores del mundo. Y, ¿por qué se ven obligados a competir? Pues porque el protagonista se ha cargado la pedazo de serpiente del guarda de seguridad del súper y debe reunir dinero para conseguir otra antes de que los primos legionarios del primero le hagan una cara nueva. ¿Es o no es... Simple?


Más de uno que ha visto la peli se ha quedado con cara de "pero, ¿qué es esto?", y eso es más que evidente. Sin embargo, no puedo olvidar que tiene escenas buenas... Por un lado, la 'fabulosísima' vida del personaje de Segura, que tanto y tanto fue (sus batallitas son de lo más interesante) que vive solo con maniquíes y perros de peluche. ¿Otra? La de los lunchacos, también de Santiago... También la dislexia de Eduardo García (más que conocido por su papel en la serie de televisión 'Aquí No Hay quien Viva') o los mismísimos legionarios con sus cuchillos.

No sé si recomendarla... Creo que os desilusionaría un poco. Desde luego, Segura hizo un mejor trabajo con 'Pocholo y Borjamari', película que pienso volver a ver este fin de semana... La Máquina de Bailar es una chorrada y no aporta nada nuevo, pero siempre te puedes echar unas risas con los colegas.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Cielo

Quería haber escrito mis impresiones sobre esta película recien hubiese acabado de verla, pero se hizo demasiado tarde. Es que... ¡Vaya! Los casi 110 minutos de película se hacen bastante cortos, sobre todo si eres amante de géneros como éste, donde se mezcla el drama con la cultura propia de un país. Cielo es capaz de trasladarte a otro 'cielo', de hacerte ver cómo la mente humana es capaz de superar obstáculos enmascarándolos, cómo las personas somos capaces de darle forma humana a nuestros deseos más personales. Esta cinta se estrenó con un número bastante reducido de copias, y rebosa sensibilidad en cada una de sus escenas. ¿Su director? Una mujer, de nacionalidad india: Deepa Mehta.

Cielo nos cuenta la historia de Chand, una joven india, con estudios y muy aficionada a la literatura, que viaja a Canadá desde India para casarse con Rocky, un hombre al que no conoce, tan sólo para obtener la documentación. Su sueño de encontrar una nueva vida se vuelve una pesadilla, ya que el matrimonio con Rocky y con su familia se convierte en una auténtica espiral de confusión y dolor.


Chand encuentra un poco de esperanza en su amistad con Rosa, una mujer jamaicana que trabaja con ella. Rosa le da a Chand una raíz mágica y le promete que hará que Rocky caiga rendido a sus pies. El experimento no acabará como Chand tenía previsto, y dará lugar a una irreal vida paralela, a 'otro cielo' que se convertirá en el fiel reflejo de una conocida fábula india.

La película es protagonizada por Preity Zinta (después de graduado con una licenciatura de Psicología Criminal, debutó en Dil Se en 1998 y en Soldier), Balinder Johal, Rajinder Singh Cheema, Gourrav Sihan, Vansh Bhardwaj, Geetika Sharma, Orville Maciel, Ramanjit Kaur, Gick Grewal, Indiana Jagait y Yanna McIntosh. Desde luego, una obra maestra donde se refleja la cultura india y cuál es el papel que ocupa la mujer en la familia (debe cocinar para todos y, si para ello se queda sin comer, pues lo hace; debe aguantar los malos tratos del esposo, etc.).

Opinio que no podéis dejar de verla... Me gustan las películas de terror, lo reconozco, pero al fin y al cabo no dicen nada salvo invitarte a mirar bajo la cama y en el mejor de los casos. Este tipo de cintas te hacen reflexionar sobre el sentido de la vida, sobre las diferencias entre culturas y, sobre todo, en cuánto nos falta todavía para alcanzar una verdadera igualdad. Os dejo con un tráiler subtitulado (lo mejor que he encontrado):

jueves, 3 de febrero de 2011

Isi & Disi: Alto Voltaje

El ciclo de películas de Santiago Segura continúa... Si creíamos haberlo visto todo con El Asombroso Mundo de Pocholo y Borjamari, nos equivocábamos... Cierto es que habíamos depositado nuestros ojos sobre material de lo más reciente, pero no sobre toda la saga humorística de este crack del chiste facilón. Esta vez no hablamos de torrentes, ni de pijos ochenteros... ¡Hablamos de heavys! Si recordáis haber visto la primera parte (Isi & Disi: Amor a lo Bestia), en 2006 se nos regalaba Isi & Disi: Alto Voltaje, una continuación de aquella comedia donde abunda el heavy, los porros y la suciedad.

Y es que, Isi y Disi, los heavys más gamberros de Leganés vuelven a la carga. Esta vez, Disi se enamora de la sexy Angie, ex-cantante de rock del grupo 'Angie y las Anginas' y novia (actual) de un pez gordo discográfico: Berdún. Tras ser reconocidos como la banda más brutal en el no menos brutal concurso presentado por Angie, Disi no sólo tendrá que salvar a su grupo 'Ratamuerta', sino también su amistad con Isi, el templo del rock 'La Kampana del Infierno', y rescatar a la noble Angie de las garras del maquiavélico Berdún. Una vez más, ¡¡el rock triunfará sobre el mal...!!


Sin duda, les salió mucho más absurda e idiota que la primera parte... ¡Y más llena de silicona, vamos! Bajo mi punto de vista, para pelis con personajes 'de plástico' ya existen otros géneros... Aunque supone un puntazo muy importante el hecho de contar con Miriam Sánchez (Lucía Lapiedra) interpretándose... A ella misma, claro está, en una película que parece más 'seria' que su anterior oficio. Además... ¡No se vale decir suena 'buen rock' cuando no se trata apenas de canciones poperas y si acaso!

A su favor menciono las interpretaciones de Kira Miró (he de reconocer que la canción de 'Me Sube La Fiebre' se pega con facilidad y que me gusta su pelo), o el contar con grandes en la escena nacional como El Gran Wyoming o Arévalo. También la canción del final... ¡Tremenda! Podría haberles salido mejor si le hubiesen dedicado un tiempo más, pero... ¿No cantásteis vosotros a la vez lo de 'duro como el hormigón'?

Una película altamente recomendable... Una comedia para reirse, si te gustan las pelis de guarros, :)

Devil: La Trampa del Mal

Devil: La Trampa del Mal... Un título un tanto común ¿no? En las pelis de miedo hay dos palabras que parecen estar siempre presentes: Devil (demonio, diablo, satanás u otro nombrajo parecido) y Mal. Así de primeras, tiene toda la descarada pinta de una peli de Serie 'B', de esas que todavía están por estrenar en el cutre-cine de turno pero que tú ya la has visto... ¡Cosas! Ahora, lo que creo que nadie espera es encontrar una peli de Serie 'A' (¿se podría decir así?), donde el argumento resulta bastante entretenido y los personajes son de lo más pintoresco. Eso sí, y quien avisa no es traidor: no busquéis una cinta de terror tal y como lo tenéis entendido (es decir, con sangre, vísceras y demás cosas raras), ya que os encontraréis un thriller, intrigante, sobrenatural, pero no de aquellos que no te permiten dormir durante semanas.

Devil: La Trampa del Mal, según he estado leyendo, es la primera de una serie de producciones que se estrenarán bajo el lema 'The Night Chronicles', unas aventuras que portan el sello del genio del cine M. Night Shyamalan. En esta ocasión, se nos mete en la historia de un día cualquiera, cuando cinco personas, que no se conocen, se quedan atrapadas en un ascensor de un gran edificio de oficinas ubicado en Philadelphia. Muy pronto comienzan a suceder cosas extrañas y, poco a poco, se dan cuenta de que uno de ellos no es quien dice ser: es el mismísimo Satanás.


Es una película que cumple, sin más, con el objetivo para el que fue creada; es decir, entretiene y, medianamente, logra mantenerte con el gaznate pegado a la pantalla haciendo hipótesis de quién será o no el malote de la película. Logra confundir en muchas ocasiones, pero los diálogos no están demasiado logrados, desgraciadamente... Es por ello por lo que te limitas a hacerte una idea de algo que se haya podido decir previamente, pero que realmente no se ha dicho, para tratar de desentramar algo que, a lo mejor, ni siquiera entra en juego en el guión.

Es por ello por lo que la defino como una cinta tremendamente desaprovechada. Muchas escenas, para mí, se quedan incompletas... Además, por no hablar de los momentos de las muertes (¡sí señores, hay muertes!), que como siempre se producen a oscuras, pues te dejan con las ganas de ver sangre y visceras... Un poco de gore, vamos.

(SPOILER)

Incluso, habría que mencionar el principio de la película, donde se produce el suicidio de un desconocido... Como telespectadores, debemos intuir que este personaje presentía la presencia del diablo en el edificio, pero ni siquiera llegamos a verle la cara en ningún momento... No se vuelve a hablar del tema y no aparece más ya que todo se centra en los 'don-nadie' del ascensor. ¿Qué papel juega entonces un suicida en todo esto? ¿Por qué incluir un suicida?

(FIN SPOILER)

De todos modos, una buena recomendación para un viernes o un domingo por la tarde... Para verla en pareja, porque si os quedáis en casa sin salir un sábado para echarle un vistazo apenas al tráiler... ¡No tenéis perdón!

Espero vuestros comentarios... A mí me gustó.