miércoles, 26 de enero de 2011

Elisa K

Me quito el sombrero ante esta cinta... Me hace recordar que el cine español todavía tiene algo que decir en la sociedad fuera de alguna de sus 'cagadas' monumentales. No sé si calificar a Elisa K de una película, de un documental, de un corto con pinta de 'largo', de un relato con narrador... Es un tanto difícil de explicar la sensación que otorga una producción de este tipo donde poco te deja para adivinar ya que, una tercera persona con voz en off se encarga de, de alguna manera, 'chafarte' el final con espectacular frialdad. Sin embargo, y a pesar de este 'gran desliz', Elisa K tiene mi más sincero aplauso, sobre todo por la delicadeza y sutilidad con la que trata un tema tan grave y actual como es la pederastia o los abusos sexuales a menores.

Si recurrimos a una descripción de su argumento, encontraremos algo así como que a Elisa, que hará once años en verano, le gusta su nuevo vestido blanco con lazos azules, pero faltará muy poco para que todo deje de tener importancia. El amigo del padre ha hecho llorar a Elisa (si vemos el filme entenderemos por qué gracias a su narrador) y después le ha dicho: "si dejas de llorar te regalaré una pulsera de plata." Nadie se dará cuenta de lo que ha pasado: Elisa está 'sólo' un poco extraña y parece que ha olvidado lo ocurrido para sólo repetir el tema de la pulsera de plata. 


Elisa se hará mayor, rehará su vida y todo parece haber quedado en el olvido... Hasta que un día llama a su madre y le pide, asustada: "ayúdame, acabo de recordar una cosa horrible", después de catorce años, cuatro meses y algunos días.

Una película poco amiga del entretenimiento y la diversión... Filmada fuera de toda convención, taquillazo o designios de algún tipo. Más de uno dirá que es una locura salirse de los estereotipos hoy en día, teniendo en cuenta que lo que triunfa son las historias de amor entre vampiros, pero yo opinio que sus directores, los catalanes Judith Colell Jordi Cadena, han sido muy valientes y osados con esta película que debería constituir una nueva tipología cinematográfica.

Es evidente que me ha gustado, aunque nos os recomiendo que la veáis si no sois fans de las 'películas sociales' o aquellas donde risa y la sonrisa brillan por su ausencia. Sin duda, lo mejor de todo ha sido dividir las dos épocas de Elisa: una niña 'muy niña' en blanco y negro, y una mujer que ha logrado recordar un suceso horrible a pleno color.

Un aplauso para los directores... Mis más sinceras felicitaciones.

domingo, 23 de enero de 2011

Exam

Fin de semana movido, en cuanto a cine se refiere... Los últimos dos días han quedado destinados a la visualización detenida de algunas películas realizadas con bajos recursos, pero de los cuales el argumento resultaba bastante... ¿Interesante? Así es, y Exam, en concreto, no me decepcionó... Muy muy asemejable con la españolada El Método Gronhölm, el trailer (en inglés, por cierto) puede hacernos denotar algún tinte terrorífico tipo 'Saw', pero spoileando un poco, puedo aseguraros que no es así: la película no pasa de thriller que es capaz de mantenerte enganchado a la pantalla de principio a fin sin parar de hacer conjeturas en cuanto a su argumento.

La trama es sencilla y típica: en principio, se nos presenta a ocho candidatos han alcanzado la fase final de selección para entrar a formar parte de una misteriosa y poderosa empresa. Entrarán en un cuarto sin ventanas, y el encargado de la prueba les dará 80 minutos para responder a una sencilla pregunta. Les da también 3 reglas que ellos deben obedecer si no quieren ser descalificados: no hablar con él o con el guardia armado de la puerta, no estropear sus papeles y no salir de la habitación. 


El tiempo empieza, pero cuando los candidatos dan la vuelta a su papel en busca de la pregunta, sólo hallaran una hoja en blanco. Poco a poco irán siendo descalificados gracias a las trampas y rencillas que van tendiéndose entre ellos con la única finalidad de ganar un puesto de trabajo tan extraño que, aún caundo acaba la película, te preguntas cuál sería su cometido en una empresa rodeada de utopías y vida eterna.

Sin duda, lo mejor de todo son los estereotipos: personajes de distintas razas, con características tremendamente peculiares y tópicas, comportamientos muy característicos y remarcados, así como respuestas de lo más variopinto. Repite de manera descarada la conocida fórmula de otras películas de encerrar a un número de personas en una habitación (tipo Gran Hermano), y quizás el final es de lo más sorprendente e inesperado... Tanto que, aún viendo el tráiler, eres capaz de pasar esa escena por alto.

No puedo dejar de obviar el hecho de que, en alguna ocasión, se pierda el hilo argumental: algunas escenas te obligan a volver atrás en tu memoria a corto plazo para tratar de averiguar cuál era la justificación de 'x' movimiento, pero, áun así, se trata de una cinta que no tiene desperdicio. Sin duda, debe formar parte de la videoteca de una persona medianamente aficionada al cine: tremenda y buenas críticas, ¿qué más se puede pedir?

jueves, 13 de enero de 2011

Despierto (Awake)

Un thriller rodeado de misterio y repleto de caras bonitas... Quizá esa es la definición corta que podríamos dar de Despierto (Awake), una película de 2007 que ya he tenido oportunidad de ver en más de una ocasión. El argumento de este filme, donde Hayden Christensen y Jessica Alba tienen todo el protagonismo, es bastante interesante, y he de reconocer que tiene giros de guión bastante buenos, ya que logra manterte pegado a la pantalla desde los primeros indicios; es decir te mantiene 'despierto', como bien su nombre indica.

La historia es bastante fácil de entender: Clay Beresford (Hayden Christensen) es un joven multimillonario que debe someterse a un transplante de corazón. Para ello, deja que su mejor amigo, el doctor Jack Harper (Terrence Howard), sea el encargado de realizar la operación. Durante la intervención, Clay experimenta un extraño fenómeno que le hace estar consciente y completamente paralizado mientras le operan.

Mientras tanto, su novia, Sam (Jessica Alba) debe hacer frente a una serie de decisiones que serán determinantes para el futuro de Clay. Según transcurre la acción, todo dará un vuelco, haciendo que nada sea lo que en principio parecía... 


Una película donde hemos de reconocer que los protagonistas destacan por su belleza, pero apenas por eso, ya que el carisma parecen haberlo olvidado: sus interpretaciones pasan por correctas sin más, su papel no va mucho más allá y no logra conectar en profundidad con el telespectador. En otras palabras, son muy sosos y apenas se dan cuenta de ello en el interior de esta trama que quiere acercarse al terror psicológico americano, pero se queda en el camino. Sin embargo, Terrence Howard como médico me sorprende bastante; bajo mi punto de vista, es el personaje que realmente consigue hacernos creer su papel... Como ya he dicho previamente, tiene giros de guión bastante interesantes, aunque en ocasiones roza lo fantástico y este hecho hace que su género pase del thriller a la ciencia ficción en unos segundos.

Sin más, procedo a recomendaros la película... Sobre todo si sois morbosos y el sufrimiento ajeno os llama la atención... Si sois un poco sensibles, supongo que le daréis al STOP a partir de la primera mitad.

¡Disfrutadla!

miércoles, 12 de enero de 2011

El Asombroso Mundo de Pocholo y Borjamari

Que levante la mano quien no haya visto esta película un mínimo de dos veces... Yo creo que ya llevo 3... ¡Quizás 4! Y no me canso... El Asombroso Mundo de Pocholo y Borjamari, con su absurdo argumento y sus pintorescos personajes nos da mucho juego, sobre todo a la hora de estar, durante más de dos semanas, repitiendo una y otra vez los diálogos, así como continuando con las carcajadas como la primera vez que los escuchaste. Es una película idiota, donde se pretende exagerar al 200% el 'osea... ¿No?' de los pijos, porque señores... ¡Los pijos existen! Son como la inteligencia de más de uno... No se ve... ¡Pero está ahí!

Esta comedia española comienza ambientada en las noches de los años 80, donde Borjamari y Pocholo se mueven a sus anchas en la discoteca 'Aguacates.' Son expertos en hacer las bromas más 'canallas' a las 'niñas' más cool, convirtiéndose los reyes del local. Veinte años después, las cosas han cambiado para todos... Pero ellos no: ahora, los dos hermanos ya no son nada en 'Aguacates' ni en el nuevo mundo, tan sólo objeto de burla. Son repetidores continuos en la Facultad de Derecho pretenden seguir 'con papá y mamá'... Su primo Pelayo, de quien ellos solían reirse y abusar en la adolescencia, reaparece en sus vidas: ahora es un moderno esquiador, ligón y popular. 


Pelayo no ha dejado pasar el tren y se vengará de las antiguas crueldades de Borjamari y Pocholo anunciándoles que Mecano va a reunirse en un concierto sorpresa. Borjamari y Pocholo se lo tragan y se lanzan a la aventura en compañía de Paloma, una chica romanticona, emocionalmente compleja, que está pasando 'de niña a mujer' (con más de 30 años) y que entra en la historia como un ciclón. Paloma tiene las llaves del coche 'de papá' (amante de los coches antiguos con más de 2 años) y también las llaves de la felicidad de Borjamari y Pocholo. Son el trío perfecto... ¿Eres capaz de no soltar una carcajada?

Uno de los mejores aspectos que destacaría es el logrado vestuario: las mejores marcas son vestidas, calzadas y mencionadas a lo largo del guión, seguidas de las típicas conversaciones 'de ricos' que giran en torno a bodegas, operaciones de estética o cocodrilos de Lacoste. Desde luego, se trata de otro espectáculo del humor para todos los seguidores del gran Santiago Segura (nuestro Torrente o Máquina de Bailar), acompañado del gran Javier Gutiérrez, y donde los papeles de Guillermo Toledo o Pilar Castro destacan porque encajan, perfectamente, en los papeles de 'antagonista malote' (Guillermo) y de 'enamorada de un antagonista malote' (Pilar). Además, la banda sonora... ¿Cómo no hablar de la banda sonora? ¿A quién no le trae dulces recuerdos de su juventud ochentera, con lunares y pantalones ajustados de campana? Una renovadísima Devuelveme a Mi Chica por David Summers o la conocidísima Me Muero Por Conocerte de Álex Ubago son capaces de trasladarnos a una época que todos, en mayor o menor medida, hemos vivido... ¡Porque todos somos 'canallas'!

Una película para ver acompañado... Porque... ¿Qué gracia tendría si no hacer las bromas a alguien? Os dará mucho juego...