viernes, 23 de diciembre de 2011

Destino Final 5

La popular saga de terror 'Destino Final' regresa a la gran pantalla en su quinta y, lo más probable, final entrega de lo que ya resultaba repetitivo y poco original. Destino Final 5 es algo así como la competencia a las 'Scream', pero con más curiosidades en lo que a las muertes se refiere (tan curiosas son que rezuman poca creibilidad) y algunos guiños a anteriores películas de la saga, lo que la convierte en un producto comercial donde los haya y en el foco de todos los dedos acusadores. Para unos será ideal, mejorada e irresistible; para otros, igual de irresistible simplemente por el hecho de que parece que ha acabado por fin... ¡Para gustos, los colores! 

La cinta comienza como cualquier otra de las que ya hayamos visto: Sam Lawton (Nicholas D'Agosto) tiene una premonición sobre la destrucción de un puente colgante que causaría su muerte y la de otras personas. La visión se hace realidad, pero Sam se las arregla para salvarse a sí mismo y a algunos otros de la catastrófica tragedia, evitando destrozas corporales, sangre repartida y tripas colgando. Sin embargo, Sam y su novia Molly (Emma Bell) descubren que no están realmente a salvo: la muerte los persigue a ellos y a los que sobrevivieron al horrible accidente... Y acabará con ellos uno por uno... A no ser que encuentren una solución... O lo crean así.


Más de uno se pregunta lo que yo... ¿Cinco partes ya? Ninguna saga de cinco partes merece, bajo mi punto de vista, ya mención alguna... Todo está exprimido, todo está visto, todo está enseñado. ¿Qué nos queda? ¿Queda algo? ¿Acaso las pelis de Saw resultan ya originales? Soy de las que piensan que este sea ya el destino final, y que por favor dejen de moverse por escenarios, que eso de que la muerte te persigue está ya muy visto... Vamos, que la muerte no se cansa, y nosotros, de verla, tampoco. ¡Qué cansino es todo ya! 

Sin embargo, y como también hay que decir algo positivo, me limito a la originalidad... Quizá sea una de las mejores dentro de la saga (de lo malo, pues lo mejor), puesto que la escena de la que parte todo (un accidente en un puente en construcción) está curradísima en comparación con otras, aunque las muertes en sí sean un tanto exageradas. Todo ello por no hablar del guiño final... Un final ideal para la saga (teniendo en cuenta que nos hallemos ante el final). 

Ideal para una tarde de domingo... A mí me gustó.

2 comentarios:

  1. Puffff... vi las dos primeras y a partir de ahí considero que ya sobra. Es curioso que siendo la 1ª película inicialmente el guión de un episodio de Expediente X haya acabado en una saga tan larga. Lo dicho... como mucho la vería para ver ese final que comentas.

    ResponderEliminar
  2. Yo de ti la vería... Las pelis del 2 al 4 te sobran... Con haber visto la primera y ésta última creo que vas a sobrevivir sabiendo lo mismo, pero viendo un buen final, :)

    ResponderEliminar