viernes, 4 de noviembre de 2011

La Última Casa a la Izquierda

Nos persigue la duda existencia de si fue antes el huevo o la gallina... ¿No? Sin embargo, hay una cosa que tenemos clara, y es que La Última Casa a la Izquierda fue la predecesora de cintas como Secuestrados en España, esta última con menos recursos y donde no cabe la venganza (¡qué buenas personas somos los españoles!). La cinta que hoy me atañe no es más que el remake de una con el mismo nombre, pero dirigida por Wes Craven en 1972. En aquellos entonces, se nos narraba la historia de Mari y Phylis, dos jóvenes que planean celebrar el 17 cumpleaños de Mary acudiendo a un concierto de su grupo de rock preferido preferido: Bloodlust (de sangre iba la cosa). Pero antes que lleguen a la gran ciudad, son raptadas por un trío de maníacos, quienes no tendrán reparo en someterlas a las más crueles torturas y atentar, para ello, contra sus vidas.

La nueva versión nos cuenta una historia mucho más renovada, y con un personaje que no pinta de mucho: el hijo de los maníacos. En esta ocasión, se nos sitúa en la noche en que Mari (Sara Paxton) y su amiga Paige (Martha MacIsaac) llegan a la solitaria casa que los Collingwood tienen a la orilla del lago, siendo allí secuestradas por Krug (Garret Dillahunt), un psicópata que se ha escapado de la cárcel, y sus compañeros: su perturbada novia Sadie (Riki Lindhome); su sádico hermano Francis (Aaron Paul), y su hijo Justin (Spencer Treat Clark). Los secuestradores abandonan a Mari, convencidos de que ha muerto. Aterrorizada, sabe que su única posibilidad de supervivencia es encontrar a sus padres John y Emma (Tony Goldwyn y Monica Potter) pero, por desgracia, sus atacantes se han refugiado en el mismo lugar que ella. Cuando los padres de Mari se enteran de la terrible historia, conseguirán que los extraños se arrepientan eternamente de haber entrado en la última casa a la izquierda.


Una cinta dura de ver, donde cada golpe, disparo o violación adolece de un increíble realismo... Ya la había visto, pero verla al detalle te hace cerrar los ojos. Nada de cráneos partidos ni de sangre a borbotones: ¡bienvenido realismo! Cierto es que no inventa nada nuevo, pero es un manjar exquisito, un thriller de calidad para aquellos amantes del género que desconociesen la existencia de la original. Los reciclajes de este tipo de películas no suelen salir tan rentables, pero ésta fue una entre tantas mil perdidas en los '70 de las que hoy en día, gracias a las mejoras, se les puede exprimir todo el jugo que podría darnos su argumento.

Es de las mejores que he visto últimamente... Logra mantener la tensión y se podría definir como un trabajo elegante, hecho a conciencia para abrir caminos, para gustar a un público amplio que lo mismo opta por una película de acción que por el gore más repulsivo. Desprende suspense en cada uno de los fotogramas, lo que no logra convertirla en previsible... Cada gesto y cada acción están correctamente medidos para regalarte una velada en la que hay buenos, malos, tiros y mucha venganza. Se comete un error en la escena final (más que nada porque lo que ahí sucede no es posible o, al menos, yo no lo he intentado), pero se lo perdonamos a su director, que ha conseguido hacer una bonita botella de vidrio de un casco de cerveza, muy útiles ambas cosas y cada una a su manera (¡es una metáfora, no lo toméis al pie de la letra!).

4 comentarios:

  1. He visto varias veces ésta peli para "alquilar" pero hasta ahora no me había convencido, gracias a tu entrada creo que le daré una oportunidad.

    ¡Me gusta tu blog! ;D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Hakken!

    Muchas gracias por tus palabras... :) Me alegro de que mis letras hayan conseguido convencer a un cinéfilo... No te vas a arrepentir, :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me gustó. Es de esas películas que estás esperando lo que yo llamo "la retribución". Vamos, que se dé la vuelta a la tortilla y los malvados reciban lo que se merecen.

    ResponderEliminar
  4. De hecho, así se llama: 'retribución', cuando los buenos se vengan de los malos y dan lugar a giros de guión inesperados... Esta peli es tremenda, :)

    ResponderEliminar