sábado, 19 de noviembre de 2011

Internados

Bueno... Cogiendo la sinopsis entre manos ya podemos darnos cuenta de que no vamos a ver nada original: típico argumento de joven traumatizada en la infancia que va a la universidad, y tiene la mala suerte de cursar sus estudios en un antiguo manicomio, donde empieza a ver fantasmas... Más bien fantasmones. Internados es una peli como cientos aunque, a diferencia de otras, invita a hacer conjeturas acerca de lo vivo o muerto que está el asesino, ese señor mayor de bonitos ojos que intenta perforar las cuencas de los de sus pacientes. De hecho, creo que eso es lo que más mola...

La historia buena buena comienza después de que el hermano y el padre de Madison se suicidaran, cuando entra en la universidad de Winthorpe. El día de la presentación, ella y sus compañeros descubren que la facultad fue construida sobre un centro de salud mental que estaba dirigido por el Dr. Burke, un médico conocido por su sadismo a la hora de practicar lobotomías salvajes a sus pacientes. Es sabido que un buen día los enfermos, hartos de ser torturados, se volvieron contra él y su cuerpo nunca fue recuperado. Ahora, algunos estudiantes están empezando a desaparecer de manera misteriosa. Y muchos empiezan a sospechar que el espíritu del Dr. Burke tiene algo que ver con las desapariciones...


Una película predecible, de la que es posible saber el final desde el minuto cero... ¡Con los créditos de por medio! Sin embargo, puede resultar bastante entretenida, como la mayoría del género, que las ves, sabes de qué van y cómo acabarán, pero aún así las ves, como por morbo o, simplemente, por no ver Telecinco, ¿sí o no? Esta, además, incluye ese puntito con insulto final al malo que la hace hasta graciosilla... ¿Os acordáis de la segunda parte de The Ring (la americana)? En esa cinta, al final, la protagonista se desprendía del cadáver de la niña 'pelo Pantene' alegando que no era 'su puta madre', entre muchas otras expresiones del estilo. Esta película, para no quedar a la altura del betún con las extranjeras más taquilleras, también incluye alguna mención al oriundo de la cortesana, lo que la convierte en... Bueno, por lo menos ahí desprende adrenalina.

Buenos escenarios y ambientación adecuada... He de reconocer que los chiringuitos que dan cosilla me encantan, y sobre todo si están sucios, tienen papelotes o albergan cadáveres en su interior. Lo único destacable de esta cinta serían los escenarios y algún que otro efecto del maquillaje que valdría la pena destacar, además de ese aroma a desconocimiento acerca de lo vivito y coleando que puede estar el matón. Por todo lo demás, hay cientos de películas con este argumento y este final... Eso sí, el insultillo ese... Ay, me encanta.

3 comentarios:

  1. Genial! Me encanta tu blog, me ayuda con mi pasatiempo favorito: ver pelis malas de terror...
    Ya estoy descargando esta! :)

    ResponderEliminar
  2. Pues nada, que me la apunto también. Creo que esta la toleraría, jaja!

    Sabes que haces que mi lista de películas crezca y crezca y luego no veo ninguna?? A ver si me pongo a ello, jaja!

    ¡Un beso!

    PD. Hakken, si aún tienes esta peli, me la podrías meter en el dvd? :P

    ResponderEliminar
  3. Me vais a acabar sacando los colores... ¡Che, como triunga mi blog! A ver si mañana os subo alguna crítica nueva... :) Con esta peli vais a pasar un buen rato...

    ¡Un beso a los dos!

    ResponderEliminar