lunes, 7 de noviembre de 2011

Identidad

Hace tiempo que le tenía echado el ojo a Identidad, una cinta de 2003 donde aparece John Cusack o Ray Liotta, dos de mis actores favoritos en lo que a género de acción se refiere. Además, me encantó la interpretación del primero en aquella película basada en una novela del grandísimo Stephen King hace unos años (1408, para ser más exactos), y me encandilé de su mirada y de su forma de interpretar, así como de la voz del doblaje castellano. Hoy le vemos como uno de los 'tantos' protagonistas de una cinta agonizante y desesperada, y digo de los 'tantos' porque todos y cada uno ocupan un papel igual en importancia en una locura de argumento que, incluso al final, crea dudas en el telespectador.

La historia comienza cuando una terrible tormenta deja atrapados a diez viajeros en medio de ella... Diez viajeros con sus historias particulares, su vida o sus problemas, pero con tremendas e insólitas coincidencias. Éstos se verán obligados a refugiarse en un extraño motel del desierto, de muy mala muerte y donde les atenderá un tipo todavía más extravagante. Además, tendrán que convivir con un preso muy peligroso que parece ir camino a un juicio ordenado en última instancia previamente a su ejecución. Pronto caerán como moscas, y se darán cuenta de que han encontrado cualquier cosa menos un refugio en ese motel, pues un asesino se encuentra entre ellos...


El argumento es un verdadero delirio: te deja claustrofóbico ante la sensación de caer una y otra vez en las trampas que tiende, todo ello para llegar a un engaño final muy pero que muy entretenido, donde la impresionante psique humana cobra un protagonismo primordial, convirtiendo la cinta en una de las más originales que he podido ver en las últimas semanas (que no han sido pocas). Películas de terror, de suspense, tipo thriller, de casas encantadas o de asesinos en serie hay muchas, pero como Identidad, pocas: el guionista sabe lo que hace dado que es capaz de ya no sólo entretener, sino sorprender con cada movimiento, creando dudas y dando lugar a múltiples conjeturas. Preguntas como "¿pero qué narices está pasando ahí dentro?" o "¿lo que estoy viendo es real?" son las que suelen atormentar a un telespectador que espera encontrar una peli de asesinos del montón y se topa de lleno contra la ansiedad de su psique, la cual puede volverse de lo más angustiosa.

Tiene un problema... Como todas ¿no? Puede dar lugar a especulaciones erróneas, a malas interpretaciones por parte de la persona que está delante de la tele y no sabe exactamente qué significa esta Identidad, aunque el título podría dar serias pistas. Es una cinta para verla con detenimiento, para no perder detalle a la hora de emitir juicios.

¿Te atreves a verla? A mí me la recomendaron, y no me arrepiento para nada... Un THRILLER con mayúsculas.

4 comentarios:

  1. Me encanta esta película. Es curioso que sea una versión liber de 10 Negritos, si no me lo llegan a contar, no me habría dado cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, vaya... Si no me lo llegas a decir, yo tampoco me habría dado cuenta... Y mira que había oído hablar de esa peli y de su argumento hasta hartarme, pero ni idea.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡UNA QUÉ HE VISTO!!!!

    No me lo creo, jaja!! Oye, que venía yo a decir lo mismo de 10 negritos, qué fuerte...

    Es buenísima, brutal, los actores lo hacen genial... Todo, todo... Es estupenda.

    Tengo que verla de nuevo.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡POR FIN UNA QUE HAS VISTO!!! Sabía que, finalmente, daría en clavo con alguna de las tuyas... :) Se merece verla varias veces, es de las buenas, :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar