miércoles, 9 de noviembre de 2011

Halloween: El Origen

¿Cuántas son las pelis que recordáis donde Michael Myers aparecía dando el coñazo? Yo he perdido la cuenta... Que si Jason Tal, que si Viernes 13, que si Halloween en todas sus variantes... Supongo que, al comienzo de la saga, era una completa novedad que lograba sugestionar a las mentes más débiles el 31 de Noviembre de un año cualquiera, pero hoy en día estamos curados de espanto: tenemos la entera certeza de quién es el asesino y contra quien va a arremeter desde el minuto cero de la reproducción, lo que le quita magia al asunto (magia por decir algo... En las pelis de terror habría que utilizar otro adjetivo). Sin embargo, y dadas las fechas, pues había que seguir la tradición de ver la peliculita de turno relacionada con 'Jalovivi', como los abuelos que vigilan las obras lo llaman por aquí. Esta vez, le llega el turno a Halloween: El Origen.

La cinta de hoy, a diferencia o en similitud con todas las demás, comienza cuando Michael Myers era un enano de unos 10 años... Ya era el típico crío endemoniado, que apuntaba maneras agresivas, hasta que se decide a matar prácticamente a toda su familia a sangre fría, así como a todos aquellos que se atrevían a reírse de él. Después de estar recluido durante 17 años en una institución mental, y convertido ya en un hombre adulto y muy peligroso, logra escaparse y regresa a Haddonfield para buscar a su hermana, la única persona que quedó viva en aquella masacre, puesto que era un bebé. Todo aquel que se cruce en su camino corre un peligro mortal...


¡Y tan mortal! Si es que... Con ese estilito 'heavy metal' rubio con máscaras diversas y cuchillo en mano no hay quien se le resista, ni en 'Jalovivi' ni en ninguna otra fecha... Las muertes son bastante agresivas (cinta buena para que la aprecien todos aquellos aficionados a la sangre y el sufrimiento) y el protagonista es más duro que el Alcoyano, pero supongo que igual que en todas las cintas de las múltiples sagas, donde acaba con todos y parece que nunca se muere.

Lo mejor de la película, para mí y para todos aquellos que hayan tenido el placer de disfrutarla, será el guión, sobre todo la parte inicial. En ella, y como ya he comentado, vemos a un pequeño asesino en potencia, aparentemente normal pero con una familia de lo más peculiar, donde el sexo está a la orden del día, cada miembro tiene sus peculiaridades y, para colmo, siempre están los terceros del ámbito social que son capaces de burlar a alguien hasta conseguir su enajenación mental, algo que hoy en día aparece muy patente en crímenes donde, el asesino, "siempre saludaba" (¿quién no ha escuchado eso?). Tiene algunos defectos, apreciables sólo por los ojos más exquisitos, pero todo no se puede tener...

Una buena elección si el gusto se centra en películas de este tipo. Creo que es la más realista que he visto hasta la fecha, gracias al hecho de asociar una situación dada con sus consecuencias (exageradas, pero consecuencias al fin). Recomendadísima.

8 comentarios:

  1. Me pareció una forma bastante realista de contar el origen de Michael y creo que la elección del actor para encarnarlo fue muy acertada.
    Detalle friki, me encantó ver a Danny "Machete" Trejo haciendo de cuidador del hospital psiquiátrico dónde tenían encerrado al asesino, aunque para una vez que hace "de bueno" no le fueron muy bien las cosas jajaja! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te haya gustado, Hakken, :) Estoy contigo en que es de las más realistas que he visto de las cientos que habrá (ni la mitad las conoceré seguro). Lo de Danny no tiene precio... Jajaja.

    ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  3. Joder, si decís que es buena tendré que verla. El problema es que no podré evitar compararla con el clásico de Carpenter, y me encanta aquella y el juego constante que se hace con que el asesino no es una persona, sino el hombre del saco.

    Pero bueno, le daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
  4. Espero que te guste... :) Aunque tú entras dentro de ese grupo de 'ojos exquisitos' que deja a entrever los defectos, jajaja.

    ¡Pero creo que te gustará! :)

    ResponderEliminar
  5. Y pase lo que pase, no veas la segunda parte de esta peli; ahí si que metieron la pata hasta el fondo (es malíiiiiiiiisima!) :P

    ResponderEliminar
  6. Ostras... Pues yo la tenía aquí para verla... :P Menos mal que me lo has dicho...

    ResponderEliminar
  7. Pues nada, me la apunto. Bliff, toma nota, jeje.

    Es que, si me la pintas así (y si no hay fantasmas por medio), tendré que verla.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Bueno... Depende de lo que entendamos por 'fantasmas'... :P

    ¡Besos!

    ResponderEliminar