viernes, 14 de octubre de 2011

Scream 4

Vuelvo con la cuarta entrega de la ya más que popular saga de terror Scream, más carismática que otra cosa en los tiempos que corren. Los asesinatos porque sí estilo 'destino final' por parte de Ghostface vuelven a las pantallas, las cuales ya están cansadas de tanta y tanta repetición. Una saga que podría haber quedado en su segunda entrega y poco más, dado que, por más muertes que nos enseñen, no van a ser más originales. Además, hay alguna que otra escena casi repetida, por lo que podrían ya darse cuenta de que esta colección 'terrorífica' ya no tiene mucho más que de dónde rascar.

La cuarta entrega de la popular saga de terror Scream se ciñe a Sidney Prescott, quien ha logrado olvidar los asesinatos cometidos en Woodsboro. Diez años después, convertida en una escritora de éxito, volverá a su pueblo natal con motivo de la gira de promoción de su nuevo libro. Pero su regreso irá acompañado de una nueva ola de crímenes perpetrados por un viejo conocido: Ghostface.

En tiempos de crisis, la originalidad brilla por su ausencia... Los directores prefieren no arriesgar con nuevas tramas y apostar por los viejos conocidos, pudiéndose perder la esencia por el camino. Eso es lo que le ha pasado a Scream... O a Puñalada 25.000, según quien lo mire. Tanto sensacionalismo ha derivado en un empacho de caretas blancas y sotanas que apenas sirve para pasar la tarde. ¿Quién no recuerda el primer Scream con cariño? Era una completa novedad que lograba mantenerte en vilo, esperando las bestias muertes de jóvenes descerebrados sin capacidad de huída... Ahora sólo tienes que hacer una pequeña apuesta (20 céntimos, no nos excedamos) por quién crees que es el asesino y ganarte 40...


Las muertes no son demasiado originales (o es que está ya todo visto), y en el momento que osan a mostrarnos las vísceras de una jovencita les haría la recomendación de que, por lo menos, éstas fuesen proporcionales al tamaño del cuerpo... Vamos, ¡que no me creo que una niña cadavérica tenga unas tripas tan grandes! El final puede resultar un tanto sorpresivo... Sólo por el hecho de que, cuando piensas que todo ha acabado, la película sigue en el hospital... Tiene su cosilla.

El inicio es original... No alcanzas a saber cuándo las descerebradas mueren de verdad o están viendo una película. Con esos pequeños gag's humorísticos (a mí me parecen graciosos) pueden tenerte enganchado frente a la tele los primeros 15 minutos... Cuando ya empiezas a levantarte, aunque sea a por pipas, estás muerto... De aburrimiento. Si acabasen con el personaje de Sidney, la saga se iría a tomar por el c..., pero como siempre se salva, pues vamos a tener Screams hasta 2050, si no se acaba el mundo en 2012 (que no puede ser, porque tengo medicamentos que caducan en 2013).

Típica película de tarde de domingo... Creo que la vi el domingo, ahora que lo digo.

4 comentarios:

  1. ¡Jajajaja! Esta probablemente sí la vea, pero porque es de lo poco de "terror" que aún puedo ver, no porque crea que será buena (¡ni mucho menos!). Ya la primera era regulera... aunque sí que entretenía.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Esta entrega también te va a entretener... Eso sí, no te aseguro una tarde de miedo... Jajaja. Además, tiene algunas escenitas (tipo caída) que te van a hacer gracia, :)

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Ooooooh!!! La tengo aquí preparadita. Esta saga siempre me ha hecho gracia por los guiños y coñas que hace a los fans del cine de terror, además que siempre me han parecido pseudo-parodias del género de terror de asesino psicópata. Muy divertidas, espero que esta me divierta tanto como las anteriores.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya nos comentarás si te gusta! No es de mis favoritas, pero bueno... ¡¡¡Hay peores!!!

    ResponderEliminar