martes, 18 de octubre de 2011

Luna de Miel Mortal

Hay una cosa que debemos reconocer en primera instancia: el título de esta cinta suena a sábado por la tarde en hora de siesta, y por no hablar de la pedazo de carátula, la cual podría confundirse con TITANIC 2 y echarnos a perder la vista con tanta luz cerebral de su director/guionista... Sin embargo, esta Luna de Miel Mortal no es el típico producto sensacionalista que esperaba encontrar: aburrido, repetitivo, con caras guapas y parejas felices. Aunque es cierto que aparecen parejas felices, en esta película sólo uno de ellos comió perdices, lo que implica un '¡ZAS! En toda la boca' para todos aquellos que esperaban algo más de lo que estamos acostumbrados a ver.

La cinta nos cuenta la historia de una pareja de recién casados, Lindsey (Summer Glau) y Trevor Forrest (Chris Carmack), quienes deciden hacer un crucero para pasar su luna de miel tras casarse en una isla paradísiaca y grabar en video cada uno de los momentos de la ceremonia (conversaciones, pensamientos, emociones). En el barco, y tras una noche de fiesta y drogas en compañía de unos pasajeros extranjeros con los que tienen una discusión, él desaparece del barco... Todo apunta a que los culpables, como siempre, son los extranjeros, pero, ¿estaremos en lo cierto?

Las pretensiones de la película son cumplidas con un 8 y medio largo (de 10), porque consigue confundirte hasta los últimos minutos de la película, haciendo dar por hecho al telespectador que los culpables son determinados sujetos sí o sí, dado que todas las circunstancias juegan en contra suya. Una vez más, se juega con la posibilidad de que los extranjeros sean los malos de la película (¡Ala! Ahí... Dando miedo a la población), pero para culminar comentando que las apariencias engañan... ¡O no! Eso ya lo dejo en manos del que quiera echar la tarde delante de la tele viendo esta película.


He de confesar que esperaba algo peor... Bueno, más bien algo MUCHO PEOR. Ya sabéis, con eso de que los seres humanos tendemos a juzgar, pues reconozco que vi esta película por el hecho de decir "una más de esas a las que poner verde", pero esta vez podría ponerme verde yo sólo por el hecho de pensarlo. El elenco de actores no es conocido, y los escenarios no son gran cosa (no hay quien se crea que están en el agua, ni mucho menos en un barco), pero el argumento está mucho más trabajado de lo que esperaba: apenas una maraña de 5 guapos, una agente del FBI de vacaciones que siempre viste con ropa cani y un capitán de barco un poco 'cagao' son capaces de hacerte pasar un rato entretenido intentando jugar al Cluedo sobre quién mató a quién y cómo.

¿La pena? Que poco se sabe de los extranjeros cuando son abandonados a su suerte... ¿Son delincuentes o no?

Por cierto... ¡No pienso irme en crucero para hacer ejercicio!

2 comentarios:

  1. Curiosa, sí, me la apunto. Aunque ya sabes que soy un caos para ver películas, a ver si se pasa por aquí Blifengard y se la apunta él también, jaja.

    Y, bueno, no todo lo que se ha hecho con dos duros tiene por qué ser malillo. Ni todas las grandes producciones son geniales...

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Apúntatela... Porque, para los poquitos recursos con los que está rodada, el argumento llega a confundir... :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar