martes, 4 de octubre de 2011

Baby Shower

"Esto... ¡Fao!"

Esa expresión más una cara de seta impresionante se te queda cuando eres capaz de ACABAR Baby Shower, una película en Spanglish cuyo recorrido se centra en un montón de señoras mayores que se reúnen para celebrar el embarazo de una de ellas (como si de un milagro se tratase... Supongo que por la edad) y se comunican entre sí al grito de 'ninfómana, vieja, loca' con un acento argentino tan marcado que te hace dudar de si has puesto un capítulo de Pasión de Gavilanes. Desde luego, terrorífica es un rato, sólo por el hecho de adecentar una película de presunto gore con escenas de sexo explícito y falso totalmente innecesarias que sí, te hacen pensar que hay más de una ninfómana en el reparto.

El peliculón comienza cuando cuatro ex compañeras de colegio celebran el embarazo de una de ellas en lo que ellas conocen como 'baby shower', o celebración de un embarazo, siendo el lugar escogido para los festejos una casa de campo ubicada a una hora de la ciudad. Ha pasado el tiempo desde la última vez que se vieron y una traición cometida recientemente amenazará con destruir la amistad que han cultivado. La revelación de un macabro secreto y una serie de violentas muertes ocurridas en el entorno serán capaces de transformar esta fiesta en una pesadilla de la que costará mucho despertar...


Con un argumento así de terrorífico se presenta esta cinta de la mano de un conocido director de series en América. Después de haber cultivado ésto, dudo de que su imagen no se vea dañada... Una película repleta de torturas innecesarias alrededor de un embarazo no es muy agradable de ver, no por la sangre o el sexo en sí (los cuales dejan mucho que desear cuando aparecen unidos sin razón), sino por el hecho de asociarlo a un suceso tan bonito como podría ser un inminente nacimiento.

Además, en ocasiones el telespectador puede tener la sensación de hallarse ante el capítulo de una telenovela cualquiera... Ya no sólo por la situaciones 'amorosas y promíscuas' entre los protagonistas (todos con todos, como pasa siempre) sino por el marcado acento, el cual parece hasta forzado. Esa aroma de 'novela rosa' se pierde cuando las muertes comienzan a abrir camino, siendo de lo más atroces o violentas, cosa que me extraña en una cinta de habla hispana.

De todos modos, las protagonistas actúan muy bien... En América del Sur tienen buena mano para los llantos desagarrados por infidelidades amorosas, que si los mezclamos con tortura pura y dura... Pueden llegar a ser bestiales. Eso sí, nunca llegas a saber cuál es la verdadera razón del llanto: si que Adolfo Pepe te abandone o que te estén arrancando los dedos a cachos.

Digamos que es como La Mano que Mece la Cuna, pero a la argentina y más directa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario