lunes, 19 de septiembre de 2011

Fuga de Cerebros

Muchos espectadores la califican de una crítica social lo suficientemente aceptable ante los comportamientos más tópicos de nuestro día a día... Yo discrepo un poco de esa opinión, considerando esta Fuga de Cerebros como una verdadera 'fuga', ya no sólo de su director, sino de su guionista, su productor y los 3 ó 4 compañeros que, como máximo, intervendrían en la realización de esta cinta a la española que trata de imitar de la manera más burda a las American Pie de hace unos años. Y no es que las American Pie destacaran por su buen saber hacer, pero, al menos, resultaban una fórmula original a todo lo que estábamos acostumbrados a ver.

La historia nos muestra a Emilio (Mario 'Cachas'... ¡Digo! Casas...), un chico tímido y mediocre en los estudios, quien tiene una sola obsesión: su compañera Natalia (Amaia Salamanca), la chica más guapa y más lista de la clase, de la que lleva toda su vida enamorado. Cuando el último día del curso se decide, por fin, a declararse, se entera de que a Natalia le han concedido una beca para estudiar Medicina en Oxford. Todo parece perdido para Emilio, pero sus colegas marginados del instituto lo convencen para que no se rinda. Así, después de falsificar expedientes y becas, acaba yendo él también a Oxford.

Una película políticamente incorrecta y poco original... Con palabras malsonantes, tactos rectales, falsificaciones muy fáciles de llevar a término (si lo llego a saber, yo también me voy a Oxford), robos, agresiones y muchas babas de hombres persiguiendo a mujeres. Pero, ¿en qué nos estamos convirtiendo, en americanos que crean películas con bandas sonoras en ? ¡Qué manía tenemos los españoles en imitar! Y, sobre todo, con imitar mal... Que más que imitar se trata de una burda caricatura.


La colocaría en la misma estantería en la que tengo las películas de Torrente... Es evidente: somos españoles y nos reímos con lo políticamente incorrecto. No sé si es que somos un poco enfermos o, simplemente, no tenemos un sentido del humor normal, porque a todos... Y repito... A TODOS... Nos hace gracia el sexo a gran escala, los tacos, la suciedad, las parafilias y demás rarezas que hacen triunfar determinadas películas en nuestras pantallas bajo la estupefacta mirada de cineastas de verdad, que serían capaces de pegarles cuarenta mil patadas con sus creaciones a semejantes bodrios.

Si es que... Tenemos menos gusto que Rappel combinando túnicas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario