miércoles, 10 de agosto de 2011

Sin Compromiso

La típica película inspirada en la situación que todo hombre desearía vivir: sexo sin compromiso con un mujerón, pero con un inconveniente un tanto destacable... ¿Quién iba a decir que se iba a acabar enamorando de ese icono? Predecible a más no poder es Sin Compromiso, una cinta correcta, con algún que otro gag absurdo, pero... ¿Qué más podemos pedirle a Natalie Portman? Dejó todos sus esfuerzos en representar aquel dramático y emotivo papel en Cisne Negro... Ahora quedan apenas unos resquicios de la actriz, presentes en Emma, papel de una mujer que cree ir de dura por la vida y no se lo cree ni ella.

El filme comienza con Emma (Natalie Portman) y Adam (Ashton Kutcher), que son, desde hace mucho tiempo, dos buenos amigos, pero que casi arruinarán su relación por pasar una noche juntos. Deciden, entonces, preservar su amistad por encima de todo, aunque tengan relaciones íntimas desenfrenadas en los lugares más insospechados y a las horas más dispares. Muy pronto descubrirán que es muy difícil mantener una relación estrictamente física sin contraer compromiso alguno y al margen de los sentimientos... Como pasa siempre, vamos.


El 'peaso' de marido de Demi Moore (y digo 'peaso' con razón) se columpia entre la simulación de un hombre enamorado y el típico 'tonto'l pueblo que regala globos', y no es capaz de hacernos ver la amalgama de ambos que resultaría en un personaje representado de una manera menos pastelosa. Sin embargo, su papel preserva algo de credibilidad, cosa que no podemos ver en Natalie, una bellísima mujer que, junto a Ashton, hacen que merezca la pena ver la película sólo por el hecho de verles la cara y escuchar los perfectos doblajes al español.

Los escenarios, la fotografía y la iluminación están verdaderamente curradas... Pero no es una película que, bajo mi punto de vista, merezca ser catalogada de 'comedia romántica', sólo por el hecho de tratar el sexo de una manera tan trivial y poco sensible. Aún así, y por qué no, merece la pena echarle un vistazo... Sale la Portman, ¿qué más podemos pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario