jueves, 19 de mayo de 2011

Titanic II

Seguro que ahora mismo todos estaréis pensando: "¿Jack Douson estaba vivo? O... ¿Regresó de la muerte para fastidiarle la existencia a Rose por haberle abandonado en el fondo del Atlántico?" Desde luego, si yo fuese él, todos los días de mi vida me acordaría de la mujer a la que 'tanto amé' en cuatro días y la cual, encima, no me dejó subirme a aquel cabezal de la cama y, así, salvarnos los dos... Pero, ¡qué mala persona! No os culpo, es lo mismo que pensé yo... TITANIC II es la secuela de aquella empalagosísima historia de amor de James Cameron que duraba un sinfín de horas y que, como todas, acababa en tragedia (o en alegría, según se mire) para la protagonista. 14 años después, nos llega una segunda parte, o, al menos, intenta serlo, de aquella TITANIC, aunque con unos efectos especiales más propios del cine que vio la luz durante la Posguerra que del Siglo XXI.

Incluida dentro del género de 'catástrofe' (debe ser una catástrofe llegar a realizar una película como ésta y, encima, ponerla a diposición del pobre público), TITANIC II tiene lugar en Abril de 2012, 100 años desde el hundimiento del RMS Titanic. Vamos, el caso es que un niño rico ha bautizado su nuevo transatlántico, un crucero de lujo, como Titanic II, el cual procede a embarcarse en su viaje inaugural, en la misma ruta que el Titanic tuvo 100 años atrás. Durante el viaje, un tsunami (el tiempo ha pasado, tenemos que modernizarnos...) lanza un iceberg en la trayectoria del nuevo buque, por lo que los pasajeros y la tripulación deberá luchar para evitar un destino similar.


Mala, pero mala de coj... Y eso que ésto es 'crítica positiva de cine.' Hacía siglos que no veía una película tan pésima, y eso que, para mí, la saga Crepúsculo se llevaba la palma con sus peinados, maquillaje y amor de telenovela. Corre el rumor de que apenas fueron 24 los extras contratados para concluir con este bodrio, pero yo creo que fueron muchos menos (apenas 10 y que hacían bien de 'nerviosos'). Los decorados son una pu... mi..., dado que SALVAT hizo mejores maquetas para montar en casa; y el caso es que sufrimiento, lo que se dice sufrimiento... Pues no se divisa, dado todo el mundo se 'parte la caja' mientras, presuntamente, su pedazo de barco de nosecuántos millones se hunde. De hecho, no me queda claro cuál es el destino de aquellos que logran abandonar el buque: ¿mueren con el segundo tsunami? Desde luego, con lo mala que es, yo también habría solicitado que me matasen y, así, salir fuera del guión... 

Tiene momentos buenos (para descojonarse vivo, digo), como el inicio: ¡no veas qué risa al ver las despedidas desde el barco! En el siglo pasado, la gente sacudía pañuelos... En esta 'peaso de superprodusión' se despiden mientras graban estos momentos con cámaras de video última generación mientras las rubias operadas saltan de un lado a otro demostrando dónde sí y dónde no llevan silicona. La muerte de una de esas rubias creo que es la mejor escena: ese sonidito tipo 'plof' me hizo llorar y no de pena... ¡Creo que Crepúsculo da más miedo! Sin duda, ¡qué miedo que haya pelis así por ahí circulando...! Sin duda, un decorado con un Renault Twingo de los años noventa hubiese triunfado mucho más que esa maqueta hecha con palillos... ¡Qué manera de destrozarnos la vista!

Por cierto... El protagonista... No lleva el pelo teñido ¿verdad? Lástima que quisiera parecerse a Di Caprio... Y eso que no es nada difícil... ¡Pues nada, chicos! Que no lo ha conseguido ni a base de gimnasio.

Os dejo con una crítica de Filmmafinity que no tiene desperdicio... Me ha hizo reir hasta a mí y, por eso, acabé viendo la peli.

Tenéis que verla... Sólo por curiosidad. Ahí va el tráiler...

2 comentarios:

  1. El tipo de película para ver en compañía de amigos y reírse mucho. Como Mamut (increíble historia de un mamut resucitado por alienígenas que quiere destruir un pueblo..) o The King Of Fighters (donde el último descendiente de un laaargo linaje de japoneses es... OCCIDENTAL!! Pero de pequeño era japo, fallazo de casting, oye!).

    Vamos, que me la apunto, pero con ese fin: para reírme. Que también mola.

    Creía que lo de Titanic II era un falso rumor hasta que he llegado aquí, por cierto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me siento importante... ¡He desvelado un falso rumor en la historia del cine! TITANIC II existe ¡y es patética! Así, por lo menos, cuando la veas no te llevarás ninguna desilusión... La gente la pone verde, pero yo he intentado ser lo más irónica posible.

    Ya me comentarás qué te ha parecido... No busques nada más que reirte (o dormirte, en el peor de los casos).

    ¡Un besote! :)

    ResponderEliminar