martes, 31 de mayo de 2011

La Posesión de Emma Evans

La Posesión de Emma Evans ha sido la última película que he conseguido ver en el fin de semana. Hacía un tiempo que le tenía echado el ojo y, sinceramente, esperaba algo más aterrador, más doloroso para la vista y la sensibilidad... Sin embargo, el resultado obtenido, una vez más, ha sido una completa desilusión más un cara de póker que no veas al no entender ni papa de lo que estaba sucediendo ahí dentro (entendiendo el 'ahí dentro' como la pantalla del portátil). No conseguiría calificarla de terror (¿quién ha sido el que ha dicho que da miedo?), dado que se trata de una nueva 'copia barata' de lo que fue El Exorcista, pero a la española (o a la catalana) y no teniendo nada que ver con ésta ni siquiera en su esencia.

Todo comienza cuando la tal Emma está harta de un ambiente familiar que considera excesivamente asfixiante y autoritario, por lo que esta adolescente problemática e insatisfecha decide liberarse de esa atmófera opresiva. Para conseguirlo, dará rienda suelta a sus deseos más ocultos, sin sospechar que desencadenará oscuras y poderosas fuerzas que no podrá controlar y que traerán el horror y la tragedia al hogar de los Evans.


No da lugar a sobresaltos y, más bien, hace 'pupa' en la cabeza... Una porque tienes que hacer esfuerzos sobrenaturales (¡mirad, algo sobrenatural por fin!) para escucharla, porque el volumen es una castaña, y todo ello por no hablar del efecto 'desenfocado' y su malísima grabación, que hace que te duela la cabeza ya no sólo por el argumento sino por la mala visibilidad. Más que una aterradora cinta, supone un conjunto de humor amarillo que ni hace gracia, ni da miedo... ¡Ni ná de ná!

Los actores no son nada del otro mundo... De la protagonista no llego a creerme que esté endemoniada ni nada que se le parezca; apenas es una malcriada de 15 años con mala leche (SPOILER: De hecho, creo que la madre se suicida para no aguantarla. FIN SPOILER). El final resulta un tanto complicado de entender, además de increíble... Por no hablar de qué le sucede al hermano pequeño (SPOILER: ¿habrá muerto atropellado por aquel coche? FIN SPOILER) o con aquel primo 'cuantomasprimomasmearrimo' (SPOILER: ¿sobreviviría tras aquella reventada de sesos contra el salpicadero de su coche? FIN SPOILER).

Esta es la historia de una chica (yo) que quería ver terror y se encontró con una... Castaña... Muchos lo califican como 'terror del Mercadona'... ¿Qué opináis vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario