miércoles, 4 de mayo de 2011

3 Metros Sobre el Cielo (3MSC)

Los libros de Federico Moccia se han convertido en un éxito mundial y muy rara es la estantería que, entre sus tomos, no cuenta con un ejemplar de este autor. Hace apenas unas semanas veía la luz la versión italiana de Perdona pero Quiero Casarme Contigo: ese será mi próximo objetivo, tras haber tenido la oportunidad de ver 3 Metros Sobre el Cielo, española y con muchísimas caras conocidas de series juveniles. No sé cuál será la calidad del libro, pero la película me ha dejado sin palabras... Su larga duración (prácticamente 2 horas) es casi imperceptible gracias al romanticismo que rebosa a cada momento y a la crudeza de la mayor parte de las escenas donde la juventud vive al límite sin importarle qué pasará mañana.

El argumento comienza en Barcelona, donde dos jóvenes que pertenecen a mundos opuestos se conocen por casualidad. Ella, la dulce Babi (María Valverde), es una chica de clase alta que vive en un entorno tan protegido como poco excitante: acude a un colegio muy estricto y su vida gira en torno a las normas impuestas por su familia. Él, Hugo (Mario Casas), conocido como el duro "H", es un chico impulsivo e irresponsable, aficionado a las peleas y a las carreras ilegales de motos: ya no estudia ni tampoco trabaja, y todo el mundo dice que es así por algo que le sucedió. La película en sí narrará la crónica de un amor inicialmente imposible que arrastrará a ambos a un frenético viaje iniciático a través del cual descubrirán el amor. Pero no un amor cualquiera, sino un amor de telenovela, del que duele, del que te hace llorar... Del que es capaz de trasladarte 3 metros sobre el cielo.


Aunque hay que destacar que no es tan pegajosa como las italianas, poco le falta. La mayoría de las escenas recuerdan a una Grease del Siglo XXI, con chupas de cuero, competiciones varias y mucho maquillaje; incluso, denoto un par de escenas a lo 'Romeo y Julieta', en un lugar donde los chicos se han vuelto más malotes y las chicas más liberadas. Aunque el romanticismo aparece a cada momento, resulta demasiado dramática y "realista", y tal es el intento por querer dar veracidad a los hechos (sexo, violencia y raro es que no aparezcan drogas) por lo que la mayoría de los telespectadores consideran que la realidad no puede ser tan exagerada. Resulta, por tanto, muy predecible desde el principio y con la sensación de encontrarse uno ante una adaptación al cine de la serie Física o Química, Los Hombres de Paco o Desaparecida (¿qué le pasa a los personajes de Marina Salas (Katina), que siempre acaban con la cabeza reventada?). Sin embargo, ¿qué le vamos a hacer? Yo también me enamoraría de Mario Casas si viniese a mi fiesta de cumpleaños vestido de negro. El resultado obtenido ha sido una película para adolescentes, con caras bonitas y cuerpos de infarto donde importan muy poco los diálogos: desde luego, la película más taquillera del 2010 y con razón. ¿El mejor papel? El del 'hijo de los Alcántara' (Pablo Rivero quedará siempre marcado por Cuéntame Cómo Pasó), que aparece lo justo, sus diálogos son más cortos que la manga de un chaleco y se queda con la chica guapa... ¡Cosas!

Quiero destacar algo verdaderamente currado: la banda sonora. Temazos como La Tormenta de Arena, de Dorian, son capaces de mantenerte pegado a la pantalla tarareando ese 'Te he perdido entre la gente, te he adorado y te he odiado...' que viene que ni pintado con la escena de la discoteca donde aparece. De paso, pues os recomiendo que os consigáis el EP con los Remixes de este tema, ¡buenísimo! He echado de menos algunos temas rock o hip hop, que considero que hubiesen sido un puntazo en la mayor parte de las escenas más agresivas.

Una película para ver... Que os traerá muy buenos recuerdos de ese amor que todos, alguna vez, hemos sentido y no pudo ser. Romántica, agresiva y sin final feliz, como era de esperar... Porque, el amor, no siempre lo puede todo.

2 comentarios:

  1. A mi me a parecido una historia bastante mala. La traducción es que a las chicas les mola los chicos malos, que las tratan mal, las insultan, son delincuentes, violentos etc... y cuando el chico hace por cambiar y tratarla bien ella le manda a la mierda.
    Eso si, la banda sonora cojonuda.jeje.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ahí estamos! Por fin alguien de acuerdo conmigo... ¡Viva la banda sonora! :)

    ResponderEliminar